PAMPLONA

El informe técnico señala que la pasarela del Labrit tiene "deficiencias severas", pero pueden repararse

Se pone fin a una disputa política que arrancó en 2016 cuando Asirón (EH Bildu) cerró la pasarela construida durante el mandato de UPN con el único objetivo de demolerla.

Tareas para la prueba de carga de la pasarela del Labrit de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Tareas para la prueba de carga de la pasarela del Labrit de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

La pasarela del Labrit tiene deficiencias, algunas de ellas severas, pero los problemas que presenta se pueden resolver a través de diferentes intervenciones.

Esta miércoles, la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona ha conocido las conclusiones del informe realizado por la demarcación de Navarra del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, una entidad de derecho público que ha realizado un conjunto de inspecciones, pruebas y ensayos sobre la pasarela, además de revisar toda la documentación disponible, para obtener un mayor conocimiento de esta estructura y su comportamiento.

El informe está firmado por Alonso Cobo, de la empresa Alonso Cobo Ingeniería.

El alcalde a Pamplona, Enrique Maya, ha comparecido tras la celebración de la comisión para dar cuenta públicamente de los resultados de esta investigación técnica que ha sido realizada a solicitud del Consistorio.

Con él se sentaban el decano de la demarcación de Navarra del Colegio, Joaquín Salanueva Etayo, y Carlos Alonso Cobo, responsable del último informe recibido en el Ayuntamiento para auxiliar a la toma de decisiones sobre una infraestructura que se cerró al uso público desde septiembre de 2016.

Según las conclusiones del Colegio de Ingenieros la intervención tendría tres líneas de trabajo.

Por un lado, actuar sobre los cimientos para impedir el movimiento horizontal de los estribos de la pasarela (puntos de apoyo de Jito Alai y Media Luna). La propuesta prescribiría una inyección de microcemento en el terreno u otras técnicas de fijación de cimentación, para limitar la alta sensibilidad de la estructura a ese movimiento concreto.

Por otro lado, y en relación a la estructura metálica, se indica la necesidad de realizar correctamente las soldaduras e incluir los refuerzos metálicos que sean necesarios, tras medir el espesor útil de las chapas después de una hidrolimpieza del óxido.

Finalmente, respecto a la corrosión que presenta acero-corten con el que está realizada, el informe propone mejorar el drenaje de la pasarela y retirar el actual pavimento y sus soportes para ejecutar uno nuevo que impermeabilice la chapa superior.

En su conjunto el informe cifra el coste de las intervenciones necesarias en un total aproximado 380.000 euros (IVA no incluido). El Ayuntamiento trabaja para que esta reparación no suponga desembolso alguno para las arcas municipales.

En este sentido el alcalde ha explicado que "se inicia un proceso que va a acabar con la recuperación de la pasarela sin que le cueste al Ayuntamiento un solo euro" y ha afirmado que, cuando surgió la polémica en torno a la infraestructura, "teníamos que haber hablado más de recuperarla que de eliminarla, y lo que hemos hecho es encargar este trabajo para que se supiera cómo se podía recuperar si es que se podía recuperar".

El Colegio profesional, en su informe, indica que ha querido reconocer “desde una visión constructiva la tarea desarrollada por proyectistas, constructores e informantes previos en el desarrollo de un elemento urbano, estructuralmente complejo, apreciado por la ciudadanía y galardonado en diversas ocasiones”. La llamada pasarela del Labrit data del año 2010.

UNA REVISIÓN AMPLIA PARA UNA SIMULACIÓN CON GARANTÍAS

La propuesta de intervención del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha requerido de un trabajo previo de revisión del expediente de la pasarela, desde el proyecto, y documentación de obra, hasta los informes sobre el estado de la infraestructura encargados a INTEMAC e IDEAM a partir del cierre de la infraestructura.

Sus técnicos han revisado las partes accesibles y no accesibles de la estructura y de los cimientos, tanto mediante reconocimiento visual, como usando un videoscopio para acceder a la parte interior de los cajones de la estructura o descubriendo parcialmente los cimientos.

Por otra parte, han llevado a cabo una prueba dinámica de carga sobre la estructura con el peso de dos personas a distintas velocidades (andando, trotando y corriendo) y midiendo la aceleración vertical en la sección centro de luz de la viga izquierda y derecha, así como diversos ensayos de tensiones.

Para poder simular de forma correcta la interacción terreno-estructura, el Colegio ha hecho una campaña complementaria a la realizada en el proyecto inicial para obtener los parámetros geotécnicos y los diferentes estratos del terreno.

Toda esta información ha permitido a los investigadores elaborar dos modelos informáticos calibrados que simulan el comportamiento de la pasarela (con y sin desplazamiento de la cimentación) y permiten su análisis estructural en ambos escenarios, para posteriormente sacar concusiones sobre las posibilidades reales de intervención.

LOS DÉFICITS Y LAS MEDIDAS PARA PALIARLOS

Según el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos la parte que se ha podido observar de los cimientos se encuentra en buen estado. No comparten sus técnicos que la estructura esté fija –como constaba en el proyecto- pero tampoco que el terreno de margas no contrarreste en absoluto el desplazamiento.

Según el informe el comportamiento real de la estructura admite que la cimentación pueda desplazarse. Sin embargo, los responsables del estudio destacan que la cimentación realmente construida en el apoyo del frontón Jito Alai cuenta con un mayor número de micropilotes que los previstos en proyecto y que actualmente tanto la lechada como la camisa de los pilotes delanteros están en perfecto estado, sin ningún signo de plastificación.

Por otro lado, los técnicos detectan que la pasarela, una estructura de arco muy rebajado, muestra una alta sensibilidad respecto a los movimientos de la cimentación que se concreta especialmente en la inestabilidad por pandeo en cuadernas y vigas longitudinales en la zona próxima al nudo, así como en la chapa lateral, entre cuadernas verticales. Desde ese punto de vista consideran importante impedir el movimiento horizontal de los estribos de Jito Alai y Media Luna, lo que –añaden- puede conseguirse mediante la inyección de microcemento en el terreno u otras técnicas de fijación de la cimentación.

Respecto de la estructura, el texto recoge que el grado de corrosión es relevante, faltan chapas de refuerzo que constaban en el proyecto y se han detectado soldaduras incorrectas e incluso inexistentes. Para paliar estos déficits sería necesario una hidrolimpieza a gran presión para retirar el óxido y poder medir el espesor útil de las chapas, además de realizar correctamente las soldaduras y los refuerzos metálicos que se consideraran necesarios.

Finalmente, según la propuesta técnica, habría que mejorar el drenaje mediante perforaciones u otras técnicas que impidan la retención del agua, además de retirar el actual pavimento y sus soportes y ejecutar uno nuevo que impermeabilice la chapa superior, terminando el elemento con un tratamiento generalizado de protección


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El informe técnico señala que la pasarela del Labrit tiene "deficiencias severas", pero pueden repararse