• jueves, 29 de julio de 2021
  • Actualizado 11:55

 

 
 

PAMPLONA

Anuncian un proyecto que alterará el tráfico y dará protagonismo a los peatones de un barrio de Pamplona

El objetivo del proyecto, que tiene prevista una inversión de 3,2 millones de euros, es "revitalizar el barrio".

Calle Manuel de Falla de Pamplona. PABLO LASAOSA
Calle Manuel de Falla de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Ayuntamiento de Pamplona ha presentado este martes el proyecto de reurbanización de las calles Manuel de Falla, Río Urrobi y Río Irati en la Milagrosa que dará protagonismo a peatones, ciclistas y al tráfico exclusivo de residentes, evitando la circulación de paso hacia otras zonas del barrio o de quienes buscan aparcamiento.

La propuesta dota al barrio de "una nueva estructura donde son protagonistas las personas que caminan y los espacios libres de coches que se convertirán en lugares en los que los vecinos puedan disfrutar y encontrarse".

El diseño incluye la creación de cuatro nuevas plazas en un sector que carece de zonas de estancia y esparcimiento, la ampliación del espacio para quienes van andando, la colocación de arbolado y mobiliario urbano y, en general, el desarrollo de una imagen más amable de la ciudad con nuevos espacios verdes.

La ordenación del tráfico y los nuevos sentidos de circulación impedirán que los vehículos atraviesen esta parte del barrio de 'atajo' tal y como ocurre actualmente. Desaparecerá este tráfico cruzado y se crearán circuitos cerrados que no comuniquen zonas.

Todos los detalles del proyecto han sido dados a conocer este miércoles en rueda de prensa por el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, y el director del Área de Proyectos y Obras, Movilidad y Sostenibilidad, Alejandro Astibia.

Ambos han explicado que el proyecto, presentado en la sesión de esta mañana del Consejo de Gerencia de Urbanismo, también será dado a conocer esta tarde a los vecinos en un encuentro, que tendrá lugar a las 18.30 horas en la Ikastola Hegoalde, en el que participarán, además, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el equipo redactor del proyecto.

Calle Manuel de Falla, en Pamplona. PABLO LASAOSA

El presupuesto de las obras alcanza 3,2 millones de euros (IVA incluido). El plazo de ejecución se estima que sea entre 2020 y 2022. La fase 1 incluiría los trabajos en la calle Río Irati, plaza sur y aparcamiento para vecinos.

La segunda llegaría a Río Urrobi, plaza central y parte de Manuel de Falla. Finalmente, se acometería el resto de Manuel de Falla, plaza norte y plaza norte-central.

De esta forma, según han expuesto los representantes municipales, se transformarán estas calles en ejes que vertebrarán un nuevo barrio de la Milagrosa con una gran zona central peatonal.

El objetivo es desplazar el tráfico de paso a las calles limítrofes del entorno de la actuación y crear un aparcamiento para residentes con 236 plazas ubicado en la calle Blas de la Serna con Fernando Remacha que vendría a paliar la eliminación de las plazas de aparcamiento con el nuevo desarrollo.

El proyecto propone la peatonalización total de los tramos de calle en los que actualmente no existe ningún uso que precise el acceso habitual de coches, dando al resto de las calles un diseño y uso predominantemente peatonal pero permitiendo el paso de vehículos de forma esporádica donde sea necesario.

En opinión del Consistorio pamplonés, "ese carácter de prioridad peatonal convivirá con el uso de la bicicleta, que encontrará un diseño urbano para circular de manera ordenada y que conectará con otros tramos hasta llegar a los recorridos metropolitanos perimetrales, por ejemplo, hacia Abejeras o las universidades".

Según ha indicado, se ha evitado un trazado de vía ciclista claramente diferenciado que pueda indicar a los ciclistas una falsa sensación de prioridad.

Su espacio se indicará mediante chapas en el suelo en espacios peatonales y en los dos tramos con tráfico rodado, en sentido norte-sur, las bicicletas circularán por el espacio previsto para coches y en el sentido sur-norte por una franja de 1,20 metros destinada para ellas. Este carácter peatonal se plasmará en calles con aceras y calzadas a la misma altura.

ÁRBOLES, BANCOS Y NUEVA ILUMINACIÓN

El proyecto creará dos ejes como calles residenciales. Uno Norte-Sur que unirá la plaza Felisa Munárriz con el nuevo desarrollo de Arrosadía por las calles Manuel de Falla y Río Irati y otro Este-Oeste de la avenida de Zaragoza hasta el parque Ilargi Enea a través de Río Urrobi y Manuel de Falla.

Esos ejes no implicarán que los vehículos puedan transitar por ellos desde un extremo al otro, ya que se irán encontrando con cambios de sentido de circulación que se lo impedirá.

Como tónica general del nuevo desarrollo para que resulte más atractivo para los vecinos, aumentará la colocación de alcorques con árboles y de bancos, y se dotará el espacio de nueva iluminación.

A pesar de que el arbolado irá en una posición bastante centrada lo que permitiría que tenga gran porte, se optará por tamaños medios de hoja caduca para no interferir con las fachadas y que llegue luz en invierno.

Se colocarán vallas perimetrales para protegerlos. En donde sea necesario se colocará riego por goteo.

La circulación quedará prohibida, por ejemplo, en la futura plaza central en la confluencia de las calles Manuel de Falla, Río Araxes, Río Urrobi y Río Irati, salvo algún recorrido perimetral, y por el tramo norte de Río Irati y la denominada plaza sur en la calle Río Urederra.

En donde esté permitido el paso de vehículos se dispondrán plazas de aparcamiento para movilidad reducida y zonas de carga y descarga.

En total, quedarán 2 plazas para personas con movilidad reducida y 6 de carga y descarga y 24 en línea en la calle Manuel de Falla. Actualmente, hay 109 plazas para aparcar en batería (2 para movilidad reducida), 90 en línea (9 de carga y descarga) y 9 para motocicletas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Anuncian un proyecto que alterará el tráfico y dará protagonismo a los peatones de un barrio de Pamplona