SOCIEDAD

Proponen un corredor peatonal que una la Plaza del Castillo con el campus de la Universidad de Navarra

El proyecto modifica la conexión de Iturrama con Félix Huarte y crea un paso de peatones semaforizado en la avenida de Navarra.

Una señora con mascarilla camina por la Plaza del Castillo durante la crisis del coronavirus. Miguel Osés
Una señora con mascarilla camina por la Plaza del Castillo durante la crisis del coronavirus. Miguel Osés  

El Ayuntamiento de Pamplona quiere ampliar los recorridos peatonales de la ciudad con un corredor que uniría la Plaza del Castillo con el campus de la Universidad de Navarra. Algo más de dos kilómetros, generados a través de mejoras en pasos de peatones, elevaciones de calzada y otras actuaciones, que aprovecha espacios ya peatonalizados como el paseo de Sarasate, Ciudadela o el bulevar de Iturrama. Este corredor conllevaría, por ejemplo, una nueva reordenación en la calle Iturrama en su confluencia con la plaza Félix Huarte o un nuevo paso de peatones semaforizado en la avenida de Navarra.

Este mismo viernes se ha presentado a los grupos municipales este corredor, cuyas actuaciones para crearlo costarán en torno a 252.000 euros, si se ejecutara de forma provisional o de 366.000 euros si se afrontan de forma permanente los cambios en la calle Iturrama. Asimismo, se ha presentado también una actuación para ampliar las aceras y reordenar la calle Sancho el Mayor y seguir ganando espacios peatonales en la ciudad. El presupuesto de estos trabajos en las aceras asciende a unos 49.000 euros. Para acometer estos proyectos sería preciso dotarles de partida presupuestaria.

El corredor peatonal partiría de una zona ya peatonalizada como la Plaza del Castillo y continuaría por el paseo de Sarasate que, desde este sábado, ha ampliado también su espacio peatonal liberando de tráfico el vial de la parte norte, la más cercana al Casco Antiguo. El paseo continúa por la zona recientemente reurbanizada de Navas de Tolosa para llegar a la calle General Chinchilla. Allí, se realizarían mejoras para consolidar una zona ya de por sí peatonal. A continuación, se elevaría la calzada de la calle Padre Moret en su intersección con General Chinchilla para garantizar la seguridad de quienes transiten a pie.

El recorrido atraviesa la avenida del Ejército aprovechando el paso de peatones semaforizado junto a Baluarte, uno de los más anchos de la ciudad, para después entrar en el recinto de la Ciudadela. Saliendo por la puerta de Socorro, el trayecto peatonal continúa por el cruce con la calle Vuelta del Castillo, donde se mejoraría el actual paso de peatones.

Nuevo recorrido peatonal que unirá la Plaza del Castillo con la Universidad de Navarra. Ayuntamiento de Pamplona.

Se cruzaría después la avenida de Sancho el Fuerte por el paso de peatones semaforizado y se seguiría por la actual bolsa de aparcamiento existente junto al IES Iturrama, una zona a la que se le ganaría un mayor espacio para los viandantes. En Serafín Olave se elevaría la calzada en torno al paso de peatones que conecta con el boulevard de Iturrama.

TRAMO RESIDENCIAL DE LA CALLE ITURRAMA EN SU CONEXIÓN CON PLAZA FÉLIX HUARTE

La calle Iturrama, en el tramo que divide la plaza Félix Huarte, podría convertirse en zona residencial, con prioridad para el peatón y con velocidad máxima limitada a 20 kilómetros por hora. En este ámbito, se plantea una solución provisional consistente en la elevación de los pasos peatonales o una intervención definitiva que reorganice la zona mejorando la seguridad, la calidad urbana y la movilidad peatonal.

Se ampliarían los pasos de peatones existentes en ambos laterales de la calle Iturrama y se añadiría uno central para dar continuidad al tránsito por la plaza Félix Huarte. Para reducir y calmar la velocidad del tráfico rodado actual, se estrecharía la calzada, que pasaría a ser de 3,50 metros, además se aplicaría un cambio de nivel y una redirección en su trayectoria.

Las aceras se ampliarían en 3 metros y la mediana se ampliaría en una anchura de 2 metros a cada lado de la existente, creando zonas verdes continuas en el espacio ganado. Se eliminaría también el aparcamiento en batería de esa zona y se reordenarían la parada de autobús, los grupos de contenedores existentes, las plazas de aparcamiento reservadas para minusválidos y las de motos.

Por último, antes de llegar al campus de la Universidad de Navarra, hay que cruzar la avenida de Navarra, una de las principales vías de tráfico de Pamplona. El Ayuntamiento propone generar un nuevo paso de peatones semaforizado para dar continuidad a ese corredor peatonal. Con esta medida se obtendrá un importante calmado de tráfico, muy necesario en ese punto además de seguir avanzando en darle un carácter más urbano a esa vía. Ya en terreno de la Universidad de Navarra, será esta institución la que comunicará ese paseo con sus dependencias en el campus para poder alargar el recorrido para los viandantes.

Modificaciones previstas en la calle García Ximénez de Pamplona. Ayuntamiento de Pamplona.

ACTUACIONES EN LA CALLE SANCHO EL MAYOR

El Ayuntamiento quiere también ganar espacios peatonales en la calle Sancho el Mayor, en el Segundo Ensanche. Para ello, se ampliarán las aceras existentes a ambos lados de la vía y se modificarán las bandas de aparcamiento ubicadas en uno de los lados. En la actualidad, son estacionamientos en batería, pero pasarán a ser en línea. Seguirán siendo aparcamientos exclusivos para residentes con tarjeta de los sectores 1 o 2.

Los cambios en Sancho el Mayor implican, también, la reubicación de las zonas de carga y descarga, del aparcamiento de motos y de los contenedores de esa zona. Con esta actuación, se refuerza la peatonalidad de una zona, con un marcado carácter comercial, que engloba calles como Tudela o García Ximénez, ya peatonalizadas, y que genera un gran tránsito de viandantes desde Carlos III por la avenida de Roncesvalles.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Proponen un corredor peatonal que una la Plaza del Castillo con el campus de la Universidad de Navarra