• jueves, 29 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

PAMPLONA

Pamplona inicia los trámites para 'peatonalizar' un barrio de la ciudad

El Ayuntamiento de Pamplona quiere convertir uno de sus barrios en "un espacio más amable para el peatón".

Varias personas sin mascarilla pasean por la Media Luna de Pamplona. PABLO LASAOSA
Varias personas sin mascarilla pasean por un parque de Pamplona. PABLO LASAOSA

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, reunida este lunes, ha aprobado inicialmente en Plan Especial de Actuación Urbana y Protección (PEAUP) del Primer Ensanche, una herramienta urbanística que prevé una actuación global sobre esta zona de la ciudad con el objetivo de convertirlo en "un espacio más amable para el peatón", reduciendo la presencia de vehículos en superficie e impulsando las actividades comerciales en planta baja. El Plan, que ahora se someterá a exposición pública, prevé también facilidades para dividir viviendas de gran superficie.

De hecho, el 42% de las viviendas del Primer Ensanche tiene más de 150 metros cuadrados y, de media, están ocupadas por 2,27 personas. El Ayuntamiento ha indicado que prevé flexibilizar las condiciones para su división en dos, eliminando la prohibición actual de viviendas de un dormitorio en este caso, para adecuarlas a las actuales necesidades familiares y para darles una salida en el mercado. En la actualidad hay en el Primer Ensanche 23 edificios de uso residencial, donde viven 1.827 personas.

Al margen de esta medida, el documento elaborado por Chocarro y Urmeneta SLP prevé, igualmente, una serie de acciones para mejorar la eficiencia energética de los inmuebles del Primer Ensanche, ya que la mayoría de ellos cuenta con una calificación energética E. En esta línea, se contemplan intervenciones en fachadas, principales e interiores, si bien en el caso de edificios protegidos será necesario realizar un estudio de detalle.

En las denominadas casas de los militares, ubicadas entre las calles General Chinchilla y Sandoval, el PEAUP contempla dos tipos de intervenciones, una de conservación y otra de renovación, con el objetivo de mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas y la eficiencia energética. Para ello, se prevé una ampliación de los edificios con la nueva alineación de fachadas, a tres metros de las existentes. La actuación supondría un incremento aproximado de 20 metros cuadrados por vivienda, para las de mayor tamaño, y de 25 para las de menor. En la actualidad, la superficie de las viviendas de esta manzana oscila entre los 70 y los 90 metros cuadrados.

APARCAMIENTOS SUBTERRÁNEOS Y MÁS ACERAS

En esa misma manzana, entre General Chinchilla, Calle Sandoval y Padre Moret se baraja la posibilidad de realizar un aparcamiento subterráneo, a fin de descongestionar las aceras y la superficie de vehículos. El Plan Especial de Actuación Urbana y Protección hace especial hincapié en generar nuevos espacios y ámbitos para el peatón. Este planteamiento pasa, necesariamente, por reducir el número de vehículos en superficie. Se estudian cuatro alternativas para la construcción de aparcamientos subterráneos en distintas ubicaciones, pensados principalmente para el vecindario, si bien no se excluye la posibilidad de habilitar parte de las plazas para rotación.

El principal de esos aparcamientos se ubicaría a lo largo de toda la calle Navas de Tolosa. Contará con una superficie aproximada de 2.900 metros cuadrados por planta y hasta 116 plazas por nivel. Se prevé que, como máximo, cuente con tres plantas. Este aparcamiento queda fuera de la zona arqueológica, si bien cualquier intervención deberá adecuarse a la ley foral de Patrimonio.

Los otros tres planteados en el documento se ubican en la calle Julián Arteaga, calle Sandoval y en una parcela privada.

MÁS Y MAYORES ACERAS

Estos aparcamientos permitirían reducir considerablemente las plazas de aparcamiento en superficie, actualmente 506. Con ello, se ampliarán las aceras y se mejorará la accesibilidad de las calles, ha añadido el Consistorio.

El documento del PEAUP tiene la voluntad de recuperar la calle Padre Moret como eje central del barrio, ampliando las aceras y rediseñando los espacios libres para integrar nuevas zonas de esparcimientos y zonas verdes. Se plantean dos alternativas de diseño: transformación de la calle como vial de coexistencia peatonal y rodado con un carril central para el vehículo y espacios para el peatón a ambos; o actuaciones puntuales para ampliar aceras, manteniendo la diferenciación actual entre el espacio peatonal y la calzada, con pavimento diferenciado en los cruces con otras calles.

Precisamente una de las acciones más importantes sería la de ampliar las aceras de la calle Padre Moret, especialmente estrechas entre General Chinchilla y el Edificio Singular. Para ello, en la Residencia Militar San Francisco Javier se permitirá ampliar aproximadamente 500 metros cuadrados en dos cuerpos laterales la edificación actual de la residencia, con una altura de 15 metros, equivalente a planta baja y tres alturas, a cambio de la cesión del espacio previo al inmueble para la ampliación de la calle Padre Moret. Así, los accesos peatonales, ahora exteriores, se reubicarían dentro del edificio o por la parte posterior del inmueble.

En la calle General Chinchilla, se plantea la posibilidad de recuperar el edificio que actualmente ocupa la Jefatura de Policía Nacional como edificio de uso residencial colectivo, en el caso de que se produzca el traslado de ubicación de este cuerpo. En ese caso, se procedería a la construcción de un nuevo inmueble, acorde a la morfología del resto de la manzana, donde el resto de edificios están protegidos, limitando su altura a planta baja más cuatro plantas.

Al margen de ello, el PEAUP plantea la calle Julián Arteaga como eje de conexión peatonal que une Ciudadela con el Casco Antiguo, a través de la calle Bosquecillo. Una conexión entre dos grandes espacios verdes, Ciudadela y Taconera, con la que se pretende "mejorar la movilidad peatonal y favorecer la implantación de nuevos comercios y actividades en el barrio".

EDIFICIOS ANTIGUOS Y PROTEGIDOS

El PEAUP pretende la actualización de la ordenación realizada en 2007, atendiendo a las nuevas necesidades que van surgiendo en una zona como el Primer Ensanche. El documento del PEAUP estructura las propuestas en cuatro bloques, movilidad, edificación, espacio público y espacio privado.

Según recoge el documento del PEAUP, la población del Primer Ensanche es de 1.827 personas, 835 hombres y 992 mujeres. Desde 1991, cuando la población alcanzó su máximo con 2.466 personas, hasta 2019 la población de la zona ha decrecido en un 25%. El Primer Ensanche es una miscelánea de tipologías arquitectónicas que mantiene dos unidades formales: por una parte, la estructura urbana del diseño primigenio del arquitecto Julián Arteaga a principios del siglo XX; y por otra, el espacio antiguamente ocupado por instalaciones militares entre el Ensanche primigenio y la avenida del Ejército, donde se construyeron las viviendas de los militares.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona inicia los trámites para 'peatonalizar' un barrio de la ciudad