• martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 06:40

 

 
 

SOCIEDAD

Menús especiales en los apartamentos tutelados y el albergue para personas sin hogar de Pamplona

El Ayuntamiento de Pamplona reparte detalles en los apartamentos tutelados y el albergue municipal de Trinitarios en las fechas especiales de Navidad.

Entrega de los menús especiales y detalles en los apartamentos tutelados. - AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Entrega de los menús especiales y detalles en los apartamentos tutelados. - AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona reparte este martes entre las personas residentes de los diferentes apartamentos tutelados municipales un menú especial de Navidad, junto a un obsequio realizado por el tajo de empleo social de confección, con la colaboración del tajo de encuadernación. Igualmente, también habrá menús especiales en albergue de personas sin hogar de Trinitarios.

Este reparto a domicilio sustituye a la tradicional comida navideña que el Consistorio ofrecía a las personas mayores y que, debido a la pandemia de la Covid-19, no se ha podido celebrar.

El objetivo de esta iniciativa es acercar la celebración a las personas mayores que viven en los apartamentos tutelados municipales, llevando hasta su hogar un detalle, ha informado el Ayuntamiento en una nota. En total, se van a repartir más de 100 menús, compuestos por langostinos, alcachofas con jamón, ajoarriero, quesada y turrones. El menú será servido por la empresa Tallunce S.L, empresa que actualmente sirve la comida en el Servicio de Atención domiciliaria y en el Comedor social Municipal, en los 144 apartamentos municipales ubicados en San Juan, Rochapea, Casco Antiguo, Iturrama y Milagrosa.

El menú ha ido acompañado de una bolsa corporativa, elaborada por el tajo de encuadernación, en la que se ha entregado un delantal con el escudo municipal realizado por el tajo de confección y el calendario municipal.

La Liga de Fútbol Profesional, que anualmente destina una cuantía económica a colectivos vulnerables, ha financiado íntegramente los menús navideños. Por su parte, el Consistorio ha sufragado los detalles entregados, ha añadido el Ayuntamiento.

144 APARTAMENTOS MUNICIPALES

Los apartamentos municipales son recursos de vivienda destinados a mayores de 65 años autónomos, con capacidad para valerse por sí mismas, y que no tienen vivienda o presentan graves dificultades para seguir residiendo en su domicilio habitual; por ejemplo, por deficiencias de habitabilidad, por barreras arquitectónicas o por desahucio. Pueden utilizarse de manera individual o en pareja y disponen de unos servicios mínimos comunes de uso voluntario.

De esta manera, ha indicado el Consistorio, se favorece que las personas se mantengan en un entorno similar a su vivienda habitual y se garantiza al mismo tiempo una mejora en su calidad de vida al dotarles de una vivienda con el equipamiento básico y adecuado a sus necesidades. Asimismo, con este recurso municipal se busca potenciar que continúen manteniendo una vida autónoma, favoreciendo el desarrollo de actividades en un entorno social, y prevenir el aislamiento y el deterioro que la precariedad en la vivienda origina a las personas.

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha el primer grupo de apartamentos en 1986, Txoko-Berri, en el barrio de San Juan. Cuenta con 36 apartamentos. A finales de 2001, se creó un nuevo edificio en la Rochapea con 32 viviendas. La oferta se amplió en noviembre de 2005 con la inauguración de 42 apartamentos en Iturrama y en 2008, las 9 viviendas del Casco Antiguo. Por último, en 2012 se construyó en Milagrosa un edificio de 25 apartamentos.

Todos ellos se han ido ubicando en zonas con servicios accesibles como transporte público, centros de salud, comercios o zonas de esparcimiento. De esta forma, se facilita a las personas que ahí viven que mantengan las relaciones sociales y puedan desarrollar las diferentes actividades cotidianas de una manera autónoma, ha expuesto.

CÓMO ACCEDER A UN APARTAMENTO MUNICIPAL

Para acceder a un apartamento municipal debe realizarse una solicitud a través de la unidad de barrio que corresponda a la persona solicitante. Las personas beneficiarias de este recurso municipal pueden ser individuales o unidades familiares (parejas, hermanos u otros familiares) que formen una unidad convivencial. La documentación presentada es valorada posteriormente por personal técnico del Área de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte de acuerdo a los criterios establecidos en la normativa que rige los apartamentos municipales. Por ejemplo, se valora el tiempo de empadronamiento en Pamplona, el contexto socio-familiar y de convivencia, la situación económica, el estado de la vivienda y la edad. Con los puntos obtenidos se otorga un puesto en la lista de espera.

Cuando un apartamento queda libre se inicia el proceso de adjudicación a la persona que tiene la puntuación más elevada. La asignación es individual y se mantiene mientras la persona es autónoma para la realización de las diferentes actividades de la vida diaria. Cada persona usuaria de los apartamentos paga una tasa que se calcula en función de su capacidad económica según la norma reguladora de precios públicos de este servicio municipal. Asimismo, se establecen las normas de convivencia y funcionamiento que cada persona usuaria se compromete a respetar antes de acceder al recurso.

ALBERGUE DE TRINITARIOS

Igualmente, el Ayuntamiento ha informado de que las personas usuarias del albergue de personas sin hogar en Trinitarios tendrán menús especiales en Nochebuena y Nochevieja confeccionados por el restaurante Uslaer, gracias a la fundación benéfica de la Sociedad Gastronómica Napardi.

Según ha informado el Consistorio pamplonés en nota de prensa, es la "parte visible" de la colaboración entre ambas entidades que en septiembre de este año llevó a Napardi a donar 6.750 euros al Consistorio para sufragar parte del gasto de los menús diurnos que genera la aplicación del Protocolo de ola de frío, uno de los recursos de los programas municipales de alta exclusión.

Según traslada el Ayuntamiento, en estas fechas "la mayor parte de la población celebra social y familiarmente, pero para personas en situación de exclusión social, los días señalados de Navidad no hacen sino acentuar las dificultades que tienen, agravar los problemas que genera la soledad, y evidenciar la escasez de vínculos con los que cuentan".

Este pasado miércoles se han trasladado al albergue la concejala delegada de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, María Caballero, y los representantes de la fundación Napardi, José Miguel García Gobeo y Miguel Ayestarán, presidente y vicepresidente de la fundación, respectivamente. Tanto la visita y como la propuesta de menús especiales busca dar "la cobertura más cálida posible a estas personas, generando un ambiente sano y confortable en Navidad".

El miembro de Fundación Xilema Rubén Unanua ha realizado a los visitantes un recorrido por las instalaciones de un centro dedicado a "paliar el fenómeno del sinhogarismo, una situación que en multitud de ocasiones se mantiene invisible para la mayor parte de la sociedad". Las personas sin hogar presentan "muchas dificultades para poder salir de esa situación, y ejercer su vida como ciudadanos de pleno derecho al carecer de una vivienda en la que habitar con plenas garantías".

El Centro de Atención a Personas sin Hogar se puso en marcha 2011 y, además de alojamiento, ofrece actividades asistenciales, educativas, formativas y ocupacionales a personas con este tipo de perfil. Su fin "es atender principalmente la exclusión residencial, aunque también trabaja sobre los problemas que afectan a colectivos en situación de exclusión severa para establecer los procesos de inclusión social que precisen las personas usuarias". Tiene ordinariamente 25 plazas para itinerantes y 25 para personas empadronadas en la ciudad.

EL PROTOCOLO DE OLA DE FRÍO

Este cuatrimestre, Napardi comenzó colaborando con el Ayuntamiento de Pamplona en las comidas y cenas que se les suministran a las personas usuarias del albergue, también en los días con clima más severo en los que surge la necesidad de aplicar el Protocolo de Ola de Frío "gracias al que el centro pasa de dar cobertura nocturna a extenderse a todo el día".

En momentos puntuales del año las 50 plazas pasan a ser 58, de forma que las 8 den cobertura a más usuario las noches que la temperatura baja de los 3º. Este año otoño el protocolo se activó por primera vez el 9 de noviembre y en 13 ocasiones la cobertura se ha extendido al resto del día.

La Fundación Benéfica Napardi tiene como misión "ayudar y asistir a personas vulnerables basándose en valores de solidaridad, compromiso y transparencia". Tiene sus comienzos en 1978, a través de la "inquietud expresada por varias personas" que, a su vez, eran socias de la Sociedad Gastronómica Napardi, entidad de la que toma su nombre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Menús especiales en los apartamentos tutelados y el albergue para personas sin hogar de Pamplona