PAMPLONA

Maya rechaza la construcción de viviendas en la ripa de Beloso y propone al Parlamento varias alternativas

La mayoría de grupos parlamentarios rechazan el planteamiento del alcalde y avalan la posición del Gobierno foral.

Solar de la Ripa de Beloso donde se pretenden construir unos bloques de viviendas. MIGUEL OSÉS
Solar de la Ripa de Beloso donde se pretenden construir unos bloques de viviendas. MIGUEL OSÉS  

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha expresado su rechazo a la decisión del Gobierno de Navarra de construir viviendas sociales en la ripa de Beloso y ha considerado que es una zona que debe ser protegida desde el punto de vista medioambiental.

Por ello, ha presentado en el Parlamento de Navarra un plan alternativo elaborado por el Ayuntamiento de Pamplona, que consiste en ofrecer al Gobierno foral parcelas municipales en distintos barrios para que edifique en ellas las viviendas.

Enrique Maya ha comparecido este martes en una sesión de trabajo en el Parlamento foral, a petición de Navarra Suma, para explicar su posición respecto a la edificación en la ripa, donde el Gobierno foral prevé la construcción de cien viviendas.

Inicialmente el Ejecutivo proyectaba construir 200 viviendas en esa ladera, pero finalmente ha optado por construir 100 en la ripa y 100 en parcelas municipales.

El alcalde ha afirmado que Pamplona dispone de suelo para construir aproximadamente 1.850 viviendas y ha planteado al Gobierno foral alcanzar un acuerdo para no edificar en la ripa.

Las parcelas que el Ayuntamiento ofrece al Gobierno de Navarra se sitúan en Txantrea Sur, San Jorge, Lezkairu, el límite de Etxabakoitz con Barañáin y el límite de Arrosadía con la Milagrosa.

Enrique Maya ha afirmado que "cualquiera que vaya por la zona de la ripa dirá que aquí no se debiera edificar, desde el punto de vista urbanístico y ambiental todos estaríamos de acuerdo".

"También es verdad que es un suelo del Gobierno de Navarra y en su legítimo derecho plantea edificar. Pero va a haber una afección real si se edifica en esa parte. Hay un conflicto de intereses, el interés de la protección de ese espacio y la evidente necesidad de construir vivienda, que no voy a discutir", ha explicado.

Por ello, el Ayuntamiento ha planteado que se edifiquen en otras parcelas un total de 240 viviendas. "El Gobierno nos dice que sólo harán cien de esas 240 viviendas -en parcelas municipales-, porque es lo acordado con el Ayuntamiento. Yo digo que en todo caso es lo acordado con la oposición al equipo de Gobierno", ha dicho.

Maya ha añadido que él no tiene "ningún mal ambiente con el consejero de Vivienda, lo que no me parece de recibo es que desde el punto de vista del respeto institucional, que debe ser clave en cualquier acción política, se pacte desde un Gobierno con la oposición a un Gobierno municipal, y es lo que se ha hecho, y lo digo alto y claro". "Estoy más que molesto, porque es un paso que no hay que dar nunca", ha afirmado.

En todo caso, el alcalde ha planteado al Gobierno "que nos sentemos, hablemos, negociemos y busquemos soluciones".

"Hay tiempo. Podemos resolver este conflicto desde la aportación de suelo que dispone el Ayuntamiento y liberar a cambio ese parque que creo que es muy necesario para el barrio y el conjunto de la ciudad", ha asegurado.

El portavoz de Navarra Suma, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha afirmado que la ripa es "un enclave naturalístico protegido por el plan municipal de Pamplona".

"El Gobierno de Navarra esgrime la necesidad de hacer vivienda y esgrime la supremacía de los planes sectoriales. Pero esta confrontación entre vivienda social y protección ambiental se deshace en el momento en que el Ayuntamiento de Pamplona ofrece alternativas. El alcalde pone a disposición del Gobierno parcelas para trasladar estas viviendas sin dañar la ripa. Es necesario colaborar entre todos en poder hacer compatible la protección ambiental y la construcción de vivienda social", ha indicado.

La portavoz del PSN, Arantza Biurrun, ha expresado su "perplejidad" tras la intervención de Maya y ha asegurado que no entiende "los caminos que han llevado a UPN a cambiar su posición desde que se hizo el PSIS hasta hoy".

"Cualquier que siga su discurso entiende que la construcción de vivienda social que el Gobierno va a promover en la ripa atenta contra el medio ambiente y el paisaje, pero nosotros todavía no entendemos por qué. El PSIS fue diseñado en 2004 y terminada la ordenación en 2009 por UPN", ha señalado. Tras ello, ha explicado que el Gobierno de Navarra actual ha propuesto "la modificación del PSIS que elaboró UPN para trasladar las ubicaciones a la parte más baja y salvar así la ladera, que quedaría libre de edificación".

En la misma línea, la portavoz de Geroa Bai, Ana Ansa, ha explicado que cuando en 2004 se fijó la actual ordenación, se ubicó en la ripa la construcción de viviendas públicas. "¿Entonces la ripa no tenía interés paisajístico, no tenía dificultades técnicas desde el punto de vista de la construcción? ¿Por qué elegimos para reserva de suelo foral este espacio? ¿Acaso desde el principio se renunciaba a su construcción y la reserva era un brindis al sol?", ha planteado.

Ansa ha defendido que el Gobierno de Navarra "se ha mantenido abierto a estudiar todas las alternativas y ha hecho muchos gesto, ha propuesto reducir la edificabilidad y reordenar todos los espacios verdes, respetando una gran parte de la ripa".

La parlamentaria ha advertido al alcalde que Geroa Bai "no estará en una política de vivienda que prima lo privado sobre lo público".

Por parte de EH Bildu, Maiorga Ramírez ha preguntado al alcalde "qué es lo que piensa la mayoría del Ayuntamiento de Pamplona". "¿Democráticamente cuál es la posición del Ayuntamiento en esta materia? Desde una concepción del respeto ala autonomía de los municipios la posición del Ayuntamiento tiene que estar sustentada por una mayoría, porque si no, tendríamos que estar hablando de que se defienden posiciones pese a la mayoría", ha dicho. Respecto al proyecto en concreto, ha planteado "cuándo se ha caído Navarra Suma del caballo".

"Lo que durante doce años consideraba propicio para construir vivienda ha pasado a ser enclave naturalístico protegido que apunta a parque", ha indicado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha afirmado que "siempre hemos dicho que había que modular el PSIS de Erripagaña, que había que escuchar a las partes y avanzar en una solución dialogada, y creemos que la propuesta en la que nos vamos a concentrar implica esa modulación, implica la búsqueda de equilibrio entre una construcción social y un equilibrio medioambiental en el que se renuncia a la construcción de cien viviendas de alquiler joven a cambio de preservar gran parte de la ripa. Creemos que la única oposición a este desarrollo urbanístico es Navarra Suma y la plataforma de vecinos. Sabemos que la política implica decepcionar intereses individuales y grupales por el bien común", ha señalado.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, se ha preguntado si "habría habido una contestación tan aguerrida de los vecinos si la edificación hubiese sido de viviendas libres".

En todo caso, Marisa de Simón ha abogado por afrontar la situación desde un ámbito global que no abarque sólo a la ripa, sino a la zona en su conjunto. "Hay que hacer una reflexión de todo lo que es la zona en conjunto, con zonas verdes y de servicios", ha planteado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Maya rechaza la construcción de viviendas en la ripa de Beloso y propone al Parlamento varias alternativas