PAMPLONA

Trabajadoras de las Escuelas Infantiles de Pamplona en euskera sienten "preocupación" por su futuro

"No sabemos nuestro futuro laboral inmediato, por lo que nos espera un verano incierto para nosotras y nuestras familias", apuntan.

Varios niños de una clase en un colegio ARCHIVO
Varios niños de una clase en un colegio ARCHIVO

Trabajadoras de las Escuelas Infantiles de Pamplona que trabajan en la línea de euskera han puesto de manifiesto la "gran preocupación e incertidumbre" que sienten por su futuro.

"No sabemos nuestro futuro laboral inmediato, por lo que nos espera un verano incierto para nosotras y nuestras familias", sostienen en un comunicado, en el que apuntan que todavía no saben si en agosto podrán volver a sus actuales puestos de trabajo, si estarán en otras escuelas o "peor aún, en la calle".

Esta, según remarcan en el escrito educadoras y directores de Escuelas Infantiles en euskera, es "otra inquietud más que añadir a estos momentos difíciles de COVID-19".

Tras señalar que muchas de ellas llevaban años estudiando y preparando los exámenes de unas oposiciones que finalmente llegaban el año pasado con la convocatoria de la OPE de 91 plazas, indican que "el 19 de junio de 2019 dinamitaron" lo que para muchas de ellas podría haber supuesto "alcanzar por fin una tranquilidad y estabilidad laboral y personal".

Las trabajadoras destacan el esfuerzo realizado durante todos estos años para "crear, mimar y enriquecer cada día un proyecto pedagógico que, además de aportar una identidad como Equipo Educativo y como Escuela, integre a las familias y las haga partícipes de esta parte tan importante de la vida de sus hijos e hijas, como es la etapa 0-3".

En este tiempo, añaden, han logrado hacer de las Escuelas Infantiles en euskera un "lugar cálido y acogedor para las diferentes culturas que la integran dando lugar a una relación amable, cercana y respetuosa con las familias".

Al respecto se preguntan cómo van a poder mantener todo esto "si el equipo educativo se deshace por el cambio de línea", así como "si no es más importante en pro del beneficio de los niños y niñas dar continuidad y coherencia a las personas referentes para poder facilitar el vínculo afectivo tan importante en estas edades".

Tras señalar que según la encuesta sobre Escuelas Infantiles "más de un tercio de las familias manifiestan su intención de matricular a sus hijo en una escuela infantil cuya lengua vehicular sea únicamente el euskera", cuestionan si no supone una contradicción "reducir significativamente el número de plazas ofertadas dejando únicamente una escuela con estas características".

Junto a su preocupación citan la de "un gran porcentaje de las familias que no saben si en agosto tendrán plaza en la escuela infantil que desean, con las educadoras que ya son referentes para ellos, participando de un proyecto multicultural y enriquecedor y de inmersión en una lengua que aman y que forma parte de su identidad".

Familias que, señalan, ante "esta gran incertidumbre y en vista de que el tiempo pasa y no hay respuestas claras han empezado a organizarse para crear y gestionar una Herri Haur Eskola como alternativa para el curso que viene, una alternativa transitoria hasta que se consiga ampliar otra vez las plazas de euskera en el sistema público".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Trabajadoras de las Escuelas Infantiles de Pamplona en euskera sienten "preocupación" por su futuro