PAMPLONA

El Ayuntamiento subvencionará las obras de regeneración urbana de una zona "vulnerable" de Pamplona

Los edificios acogen 81 viviendas y cinco locales comerciales y están incluidos en un Proyecto de Intervención Global (PIG) para realizar estas actuaciones.

Conjunto de inmuebles conocido como 'Colonia de San Miguel' en la Chantrea. GOOGLE MAPS
Conjunto de inmuebles conocido como 'Colonia de San Miguel' en la Chantrea. GOOGLE MAPS  

El Ayuntamiento de Pamplona ha firmado un convenio marco con las comunidades de propietarios del conjunto residencial de la llamada 'Colonia de San Miguel' en el barrio de Chantrea para regular las obras de rehabilitación, accesibilidad y eficiencia energética que se van a llevar a cabo.

El Consistorio colaborará con estas intervenciones con una línea de financiación, a través de subvenciones, con ayudas para llevar a cabo las actuaciones incluidas en el convenio. Estos edificios, que acogen 81 viviendas y cinco locales comerciales están incluidos en un Proyecto de Intervención Global (PIG) para realizar estas actuaciones de regeneración urbana en una zona de la ciudad calificada como vulnerable.

Los inmuebles incluidos en el ámbito de ese PIG se sitúan en la avenida de Villava. Se trata de los números 16 A, 16 B, 16 C, 18 A, 18 B, 18 C, 20 A, 20 B, 20 C, 22 A y 22 B.

El Ayuntamiento, a través de la Oficina de Rehabilitación Urbana, colaborará en la tramitación del expediente de rehabilitación y contemplará una línea de subvención específica para llevarlo a cabo, tal y como se recoge en el Plan Estratégico de Subvenciones 2020-2023, en el caso de rehabilitación de edificios en barrios vulnerables.

Para ello será necesario firmar convenios individuales específicos con cada comunidad de propietarios, donde se concretará esa aportación municipal y se delimitarán las condiciones particulares correspondientes, entre ellas su inclusión como subvención nominativa en el presupuesto municipal.

La rehabilitación integral de estas viviendas incluye cuatro aspectos: sistema de mejora de la envolvente térmica, accesibilidad, sistemas de calefacción y ACS y, por último, la adecuación funcional y estructural.

Se colocará un sistema de fachada ventilada con sus correspondientes aislamientos, se sustituirán carpinterías, se retirará cableado de las fachadas y se renovarán las cubiertas. En cuanto a la accesibilidad, se menciona la instalación de ascensores y las consiguientes nuevas escaleras con actualización de medidas de protección de incendios, ha detallado en una nota el Ayuntamiento de Pamplona.

Se sustituirán también los actuales sistemas de calefacción por calderas de condensación de gas natural para calefacción y ACS. Asimismo, se concretarán con cada portal aspectos constructivos, como la adecuación de las instalaciones comunes, sistemas de impermeabilización, sistemas de ventilación y evacuación de humos, tratamientos de plantas bajas o sistemas de tendido de ropa con ocultamiento de vistas, para conseguir una adecuación funcional, estructural y estética de los edificios.

ZONA VULNERABLE

En noviembre de 2018 el Ayuntamiento de Pamplona acordó incluir los edificios de la llamada 'Colonia de San Miguel' en la relación de zonas que pueden considerarse socialmente degradadas y en las que realizar Planes de Revitalización Urbana.

Ese plan llevado a cabo por Pamplona Centro Histórico analiza los índices de vulnerabilidad urbana de la zona y considera las intervenciones enfocadas al medio físico, entre ellas actualizaciones arquitectónicas funcionales, como mejoras de las condiciones de accesibilidad y eficiencia energética.

Los edificios se construyeron en el año 1947, en una época que se corresponde con un incipiente despliegue industrial en Pamplona, con la vocación de dar respuesta a las necesidades de viviendas del momento. El conjunto de edificios se conforma en cuatro bloques de planta rectangular, tres de ellos compuestos por tres portales cada uno, de planta baja y tres plantas, y un bloque de dos portales, de planta baja y dos plantas.

Las características de los inmuebles responden a la imagen de las habituales viviendas sociales de esos años, con las consiguientes deficiencias constructivas, funcionales y estéticas que conviene resolver de manera coordinada y homogénea.

Entre otras se señalan la falta de aislamiento en fachadas y cubiertas, las humedades por capilaridad, el riesgo de condensaciones, las carpinterías deficientes, que no poseen ascensor o la implantación de instalaciones de calefacción no existentes inicialmente con elementos vistos en fachada de manera desordenada.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ayuntamiento subvencionará las obras de regeneración urbana de una zona "vulnerable" de Pamplona