PAMPLONA

Pamplona vuelve poco a poco la normalidad tras las inundaciones: estas son las zonas cortadas por la riada

A las 9 de la mañana se ha alcanzado el pico más alto, con 4,06 metros, frente a los 1,24 de un día antes. 

Desbordamiento del río Arga a su paso por Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Desbordamiento del río Arga a su paso por Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Después de un día marcado por las inundaciones, Pamplona vuelve poco a poco a su normalidad. Así pues en estos momentos solo permanecen cortadas la carretera de Miluce, entre el cementerio y la calle Miluce, y las zona de Goñi y Club Natación.

Además, del paseo del Arga, especialmente en la zona correspondiente a los barrios de Rochapea y San Jorge, se mantiene cerrado al tránsito peatonal.

Por el contrario, ya se ha abierto a la circulación de vehículos la avenida San Jorge y la carretera de Orcoyen NA-700, y la calle Magdalena, a la altura del instituto de Irubide. Del mismo modo, a final de tarde se han limpiado las calzadas y abierto a la circulación la calle Errotazar. y la plaza de Pompeyo, junto al puente del Vergel.

El caudal del río Arga comenzó a crecer ayer, a media tarde, fruto de las continuas lluvias. Ante la previsión de inundaciones, Policía Municipal envió en torno a las 21 horas un primer aviso a los vecinos suscritos a su servicio de alertas para que retiraran los vehículos próximos al río. A las 8 horas de este viernes han vuelto a reiterar esta petición y a las 9 se ha alcanzo el pico más alto, con 4,06 metros, frente a los 1,24 de un día antes.

No obstante, desde esa hora, la situación va mejorando poco a poco, y el caudal va decreciendo. Los últimos datos registrados por la Confederación Hidrográfica del Ebro, los sitúan en 3,48 metros a las 14:30 horas.

El alcalde de Pamplona ha visitado algunas de las zonas más afectadas en el barrio de la Rochapea, donde los vehículos estacionados en los aparcamientos disuasorios junto al río han tenido que ser retirados.

El agua ha anegado las riberas inundables y varías vías. La avenida de agua ha afectado principalmente al Camino de Burlada, al Camino de Caparroso, al acceso a finca de Goñi, a las inmediaciones del Club Natación, a la calle Vergel y la Vuelta de Aranzadi, así como al puente los tubos que comunica la zona de Trinitarios con el barrio de San Jorge.

Desde Policía Municipal recomiendan extremar la precaución en la conducción ante la posibilidad de encontrar balsas en la calzada. Además, desaconsejan acercarse al río para evitar resbalones inoportunos que puedan dar lugar a situaciones de riesgo.

Asimismo, recuerda que es imprescindible respetar las zonas balizadas o acotadas que impiden la circulación o el tránsito, ya que estos balizamientos se realizan por extrema necesidad y para evitar peligro a la ciudadanía.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona vuelve poco a poco la normalidad tras las inundaciones: estas son las zonas cortadas por la riada