SOCIEDAD

Los padres expulsados por Bildu de las escuelas infantiles de Pamplona llevan el asunto a los tribunales

"El recurso es el último paso después de haberlo intentado todo a través del diálogo con los distintos grupos políticos", señalan. 

Una de las muchas manifestaciones de los trabajadores y padres de las escuelas infantiles en Pamplona. S. REDÍN
Una de las muchas manifestaciones de los trabajadores y padres de las escuelas infantiles en Pamplona. S. REDÍN  

La decisión tomada por Joseba Asirón y su equipo de Gobierno de Bildu, amparado por Aranzadi-Podemos, Geroa Bai e I-E de expulsar de las escuelas infantiles a los niños matriculados en castellano ha llegado a los tribunales. 

Los padres afectados por la medida del cuatripartito reconocen haberse visto obligados a defender los derechos de sus hijos por los cauces legales mediante un recurso contencioso- administrativo. "El recurso es, por tanto, el último paso tras un camino recorrido en el que lo hemos intentando todo a través del diálogo con los distintos grupos políticos, las concentraciones pacíficas y los medios de comunicación", señalan en un comunicado.

En la medida tomada por el consistorio de Bildu para imponer el euskera a los niños se han visto afectadas familias de las escuelas Infantiles Fuerte Principe, Hello Rochapea y Donibane. Muchos de los padres decidieron matricularse de nuevo en el centro en castellano, pero Bildu se lo impide y sólo les permite estudiar en euskera en las escuelas en las que sus hijos ya comenzaron su educación en castellano, tal y como habían escogido libremente. 

Las familias han enviado un comunicado que, por su interés, reproducimos de forma íntegra

ASÍ, NO

"Hace ya más de un mes que las familias y equipos educadores de las Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona nos enteramos por la prensa del cambio de modelo lingüístico en las Escuelas de Donibane y Fuerte Príncipe de castellano a euskera, más la rotación forzosa de los alumnos/as de Hello Rochapea (castellano con inglés), Egunsenti (castellano) y Rotxapea (vascuence), que estaba a punto de aprobar el Ayuntamiento de Pamplona. El cambio de modelo afecta a todo el alumnado, no solo al de nuevo ingreso, y supone la desintegración de los equipos docentes de los centros y la contratación de nuevo personal para las escuelas de Donibane y Fuerte Príncipe. Todo esto ocurrió pocos días antes de finalizar el plazo para solicitar los traslados a otros centros, dejando a los padres y madres de las escuelas afectadas con muy poca capacidad de maniobra.

Bajo el mantra de los años de desequilibrio en la oferta de plazas en euskera, el nuevo ejecutivo municipal perpetua las malas prácticas anteriores pero en sentido inverso. La experiencia docente de los equipos, los derechos de los menores, las necesidades reales de las familias, la atención a los niños y niñas con necesidades especiales y la calidad de la educación no son tenidas en cuenta y son sacrificadas en el altar del revanchismo.

Desde entonces los padres y madres de las escuelas afectadas nos hemos organizado para tratar de reconducir el cambio de modelo lingüístico. Y decimos reconducir, porque compartimos que la demanda de educación en euskera en Pamplona es susceptible de quedar mejor atendida en el ciclo de 0 a 3 años. No tenemos nada en contra de que se revise al alza el número de plazas en euskera, pero creemos que no se debe hacer a costa de reducir plazas en castellano y sin datos contrastados que lo justifiquen. Consideramos que las Escuelas Infantiles pueden ofrecer educación en ambas lenguas, adaptando los grupos a la demanda real de las familias y no haciendo que sean las familias quienes se adapten a la oferta cambiante que plantee la Administración (sea cual sea el color político de sus dirigentes). Consideramos además, que cualquier cambio que se realice debe ser gradual, nunca interrumpiendo la senda elegida por cada familia en el momento de su matriculación ni desarraigando a los niños y niñas de las educadoras a las que ya se sienten vinculados y apegados. Por último, consideramos que la renovación del personal docente debe respetar siempre la continuidad de los equipos, para que el saber hacer acumulado por el personal con más experiencia pueda ser transmitido y mejorado por las nuevas incorporaciones.

Hemos mantenido reuniones bilaterales con varios grupos del cuatripartito; hemos llevado nuestro mensaje al pleno del Ayuntamiento de Pamplona y a la Comisión de Educación del Parlamento de Navarra. Duele ver como nuestros representantes electos, con honrosas excepciones, ignoran, cuando no menosprecian, tanto la calidad de la Educación Pública que pagamos con nuestros impuestos como a la comunidad educativa.

Debido a esta desatención, los padres y madres afectados por la medida nos vemos obligados a defender los derechos de nuestros hijos e hijas por cauces legales, presentando un recurso contencioso- administrativo contra la “reestructuración” de las Escuelas Infantiles Municipales propuesta por el Ayuntamiento. El recurso es, por tanto, el último paso tras un camino recorrido en el que lo hemos intentando todo a través del diálogo con los distintos grupos políticos, las concentraciones pacíficas y los medios de comunicación.

Creemos que si ganamos este recurso, no solo conseguiremos que nuestros hijos e hijas terminen su ciclo educativo, sino que se establecerá un precedente que sirva para que ninguna reforma educativa que se dé en el futuro pueda romper el principio básico de la gradualidad y del respeto por el ciclo educativo ya iniciado. Creemos por tanto, que será un bien para toda la sociedad y enseñará al ejecutivo actual y a los gobiernos futuros, no importa de qué signo político, que la sociedad civil no está dispuesta a que se tomen políticas arbitrarias que perjudiquen la educación de sus hijos e hijas y que destruyan métodos pedagógicos que funcionan muy bien.

Para todo aquel que quiera colaborar con esta causa ayudando a costear los gastos legales de aquellas familias que por su situación económica no pueden permitírselo, hemos habilitado una plataforma de crowdfunding (microfinanciación).

Pamplona y Navarra se merecen algo más que revanchismo". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los padres expulsados por Bildu de las escuelas infantiles de Pamplona llevan el asunto a los tribunales