PREMIUM  PAMPLONA

Así quedará la nueva plaza de Pamplona tras el derribo de un histórico comercio de la calle Mayor

Mantendrá una continuidad con el Rincón de las Pellejerías y permitirá conectar la calle Mayor con la plaza interior de Santa Ana.

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona visita la futura plaza en la manzana de Condestable tras el derribo del edificio de Muebles Apesteguía AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona visita la futura plaza en la manzana de Condestable tras el derribo del edificio de Muebles Apesteguía AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA  

Ya se ha concluido el derribo de la nave de Muebles Apesteguía que existía en el interior de la manzana del Condestable de forma que ha quedado configurado de manera definitiva el espacio publico interior previsto históricamente por el planeamiento urbanístico del Casco Antiguo de Pamplona.

Los trabajos, que comenzaron durante este verano, han consistido en la eliminación de los edificios que ocupaban los espacios destinados a la futura plaza pública. La actuación se completará con el acondicionamiento de la plaza, que estará transitable este otoño, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

La futura plaza permitirá conectar la calle Mayor con la plaza interior de Santa Ana, donde actualmente sólo puede accederse por la calle Jarauta.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, y los miembros de la Gerencia y comisión de Urbanismo han visitado este miércoles el terreno para recibir las explicaciones de los técnicos sobre las obras de derribo de la nave y la futura configuración y acondicionamiento del espacio del interior de la manzana.

La idea es mantener un tipo de firme similar y en continuidad visual con lo ejecutado en el Rincón de las Pellejerías, es decir, un pavimento similar al espacio que actualmente ocupa el huerto urbano gestionado por la asociación La Piparrika. En la intervención se han mantenido en su integridad todos los edificios exteriores que conforman la manzana, entre ellos un semisótano medieval que se encontraba anexo a la nave.

El proyecto para esta intervención ha sido redactado por el estudio de OMARQ arquitectos y los trabajos de derribo y acondicionamiento están siendo ejecutados por la empresa Construcciones y Excavaciones Erriberri S.L por un importe de 101.640 euros.

La obtención de ese gran espacio de encuentro para el Casco Histórico es el final de un proceso iniciado hace 35 años. Su relevancia, tanto por su tamaño, como por su ubicación, lo identificó en los años 80 como la 'manzana piloto', llamada así porque fue elegida por sus cualidades para empezar la rehabilitación del Centro Histórico de la ciudad.

El edificio derribado estaba fuera de ordenación y era parte del local que la empresa Muebles Apesteguía tenía en Pamplona como almacén y espacio de exposición de mobiliario.

El Proyecto de Intervención Global (PIG-6) de 2007 que desarrollaba el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Antiguo de Pamplona ha sido el instrumento en que se ha apoyado la actuación, En todo este tiempo el Consistorio ha ido adquiriendo progresivamente la propiedad íntegra de la nave, lo que ha supuesto un desembolso para las arcas municipales de 2.968.000 euros.

UPN PIDE ACELERAR EL PROYECTO DE 'MANZANA PILOTO'

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha instado a Bildu a “acelerar el Proyecto de la Manzana piloto para crear un espacio público de calidad en pleno Casco Antiguo entre las calles Mayor y Jarauta”.

Los regionalistas han recordado que “el derribo de Muebles Apesteguía supone comenzar con la última fase de un proyecto iniciado hace décadas” y han subrayado que “es una oportunidad que la ciudad no puede perder porque el Ayuntamiento lleve a cabo un mal parche”.

Por eso, han pedido que “se aborde con inmediatez el proyecto previsto para este espacio, abordando la creación de una plaza que cumpla con los estándares de calidad urbana de la ciudad y estudiando la posibilidad de incluir un aparcamiento subterráneo tal y como estaba previsto”.

En este sentido, han recordado que los concejales de UPN presentaron con este objetivo una propuesta en la última modificación presupuestaria, que sin embargo no contó con los votos del resto de grupos.

Además, han subrayado la necesidad de impulsar también otra gran plaza pública interior en el espacio ocupado por el Oscus, antiguo centro cívico de Navarrería. Esta zona de encuentro quedaría delimitada por la antigua fábrica de chocolates Mayo, el convento de las Carmelitas Descalzas y las calles Navarrería, Carmen y Redin. Los regionalistas también presentaron esta propuesta en junio de 2017, aunque nuevamente contó con la oposición del cuatripartito.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así quedará la nueva plaza de Pamplona tras el derribo de un histórico comercio de la calle Mayor