PREMIUM  PAMPLONA

Insisten en endurecer las condiciones de apertura de hoteles en el Casco Viejo para frenar 'Vive Unzu'

I-E ha criticado que Geroa Bai proponga "eliminar la distancia mínima para nuevos hoteles" en los edificios del centro de Pamplona.

Imagen de archivo de una protesta contra el proyecto de un hostel en el edificio de Unzu, en la calle Mercaderes de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Imagen de archivo de una protesta contra el proyecto de un hostel en el edificio de Unzu, en la calle Mercaderes de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

Izquierda-Ezkerra ha criticado que Geroa Bai proponga eliminar "las distancias mínimas para nuevos hoteles en edificios residenciales del Casco Antiguo" de Pamplona y plantee "una nueva fórmula que abriría la puerta a la implantación del hostel en el antiguo edificio de Unzu".

La coalición ha recordado en un comunicado que "la regulación y limitación de nuevos alojamientos turísticos y hoteles en el Casco Viejo de la ciudad, a través de la modificación del PEPRI, fue aprobada inicialmente por la Junta de Gobierno en febrero de este año".

Una propuesta que incluye, ha continuado, "restringir los alojamientos turísticos en el Casco Viejo a la primera planta de los edificios de viviendas y restringir los nuevos alojamientos hoteleros en edificios completos aplicando distancias mínimas".

Por ello, Izquierda-Ezkerra ha indicado que no entiende que Geroa Bai "proponga ahora un paso atrás en el acuerdo eliminando las distancias mínimas para nuevos hoteles en edificios residenciales del Casco Antiguo y planteando una nueva fórmula que abriría la puerta a la implantación del hostel en el antiguo edificio de Unzu".

Para la formación, el acuerdo inicial "es un acuerdo de mínimos" al que va a proponer "mayores restricciones para evitar una futura e indeseable saturación turística que se añadiría a la actual saturación de bares y cafeterías en nuestro querido y singular Casco Viejo, eliminando edificios enteros de viviendas".

En este sentido, Izquierda-Ezkerra ha anunciado que presentará enmiendas cuando la propuesta vaya a su aprobación definitiva en pleno del Consistorio para "ir incluso más allá de lo ya planteado por el Área de Turismo del propio ayuntamiento que ha propuesto limitar al 15% de superficie de cada edificio de viviendas a los alojamientos turísticos". "Ese 15% supone permitir que se pueda llegar a destinar prácticamente todas las primeras plantas de calles enteras a ese fin turístico, algo que a todas luces resulta excesivo", ha remarcado.

La coalición ha apostado por "mantener el criterio técnico del área de urbanismo de limitar los nuevos hoteles en edificios de la trama urbana por distancias, máxime cuando a día de hoy cualquiera de los numerosos conventos puede destinarse a hotel".

Asimismo, ha considerado "una medida preventiva deseable" limitar "el total de plazas hoteleras, sean apartamentos turísticos u hoteles a un porcentaje máximo respecto a la población del barrio" teniendo en cuenta, ha destacado, que "en la actualidad el Casco Viejo tiene ya un total de 1.604 plazas turísticas legales, que suponen un 14,5% de la población actual, sin olvidar el gran número de plazas ilegales, cuyo efecto sobre la subida continua de los precios de alquiler está siendo muy evidente en los últimos años".

Izquierda-Ezkerra ha abogado por "mantener un barrio histórico vivo, con residentes de todas las edades y servicios públicos que aseguren su calidad de vida y para ello debemos apostar por prevenir, con medidas que sean eficaces, el desarrollo de nuevas formas turísticas y económicas que priman otros intereses y acaban mermando la calidad de vida de los barrios antiguos de las ciudades".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Insisten en endurecer las condiciones de apertura de hoteles en el Casco Viejo para frenar 'Vive Unzu'