PAMPLONA

Tres guarderías de Pamplona retoman el modelo en castellano después de que Asirón impusiera el euskera

Con esta decisión el Consistorio "acata" las decisiones judiciales para "empezar a normalizar" la oferta educativa municipal.

Varios niños juegan en una escuela infantil.
Varios niños juegan en una escuela infantil.  

El Ayuntamiento de Pamplona reestructurará de forma "gradual y progresiva", en los próximo tres años, la oferta actual de plazas de las escuelas infantiles Donibane, Fuerte Príncipe y Goiz Eder para "cumplir las sentencias judiciales que revocan los cambios de modelos lingüísticos realizados en 2016".

En concreto, las escuelas infantiles Donibane y Fuerte Príncipe retomarán el castellano como modelo lingüístico, mientras que la escuela infantil Goiz Eder sumará a su actual modelo en euskera una oferta de plazas en castellano con actividades en inglés.

Los cambios comenzarán ya el próximo curso 2020-2021 y culminarán en el curso 2022-2023. Con la implantación gradual del cambio de modelo, que acompaña a la propia evolución educativa del alumnado en el centro, se pretende "no generar la indefensión que, según sentencia judicial, tuvieron las familias de los menores escolarizados en esos centros en 2016".

Así lo ha señalado este lunes en rueda de prensa el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que ha comparecido junto al concejal delegado de Educación, Participación Ciudadana y Juventud, Fernando Sesma, para dar a conocer el acuerdo aprobado en Junta de Gobierno Local para "revocar los cambios de modelo lingüístico realizados en varias escuelas en 2016".

Enrique Maya y Fernando Sesma presentan las novedades en torno a la oferta de plazas en las Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Maya ha remarcado que "los tribunales han tirado por tierra reiteradamente" los cambios puestos en marcha por el anterior gobierno municipal de EH Bildu, "unos cambios que supusieron el incremento de las plazas en euskera de 164 a 408 y la supresión de 255 plazas en castellano y castellano-inglés".

Para el alcalde, esta decisión se adoptó "por encima de los intereses de las familias", por lo que, tras las sentencias judiciales, el gobierno municipal actual ha optado por "devolver la normalidad a las escuelas infantiles, cumpliendo la legalidad" y "sin perjudicar a las familias".

"Nosotros no vamos a hacer pasar a las familias que hoy tienen a sus hijos en estas escuelas lo que tuvieron que pasar los padres y madres por culpa de la Alcaldía de EH Bildu", ha expuesto Maya, para remarcar que el equipo actual "no va a romper ningún ciclo educativo" y se realizará una reimplantación "progresiva".

Ha destacado, además, el alcalde que se va a hacer un estudio "real" y con "rigor" de la demanda existente de las escuelas infantiles, un estudio que, según ha expuesto el concejal Fernando Sesma, estará listo "no muy tarde" de forma que en el curso 2021-2022 se puedan tomar medidas.

En concreto, tras la decisión adoptada por la Junta de Gobierno Local, para la próxima preinscripción en las escuelas infantiles municipales de Pamplona se incluirán plazas en castellano en Donibane y Fuerte Príncipe y plazas de castellano con inglés en Goiz Eder, únicamente en los grupos de 'lactantes' y 'caminantes', que se corresponden con los niños de menor edad, que comienzan el ciclo de 0 a 3 años.

En los grupos de 'menores' y 'mayores' se mantendrá el actual modelo en euskera hasta que esos niños concluyan su formación en el centro para no interrumpir su educación en el modelo elegido. De esta forma, por motivo de estos cambios, "ningún niño o niña tendrá que salir del centro y modelo lingüístico elegido en su momento", ha remarcado Sesma.

Según ha detallado el edil, la vuelta a la situación anterior que conlleva la revocación de los acuerdos establecidos en 2016 cuenta con la problemática de las instalaciones de la escuela infantil Rochapea, cerrada como centro educativo en noviembre de 2016 por sus graves deficiencias estructurales.

Por esas mismas razones, según ha expuesto, "no se considera técnicamente recomendable reabrir el centro, con independencia del modelo lingüístico que pudiera acoger". Por ello, para que la desaparición de ese centro no tenga impacto negativo sobre la oferta en euskera (que era la que impartía antes de los cambios revocados de 2016) ni sobre la oferta de castellano con inglés (que es la que retornaría a la antigua Hello Rochapea, hoy Goiz Eder), se ha decidido que la escuela infantil Goiz Eder imparta ambos modelos, el de euskera y el de castellano con inglés.

PSN: "COMPARTIMOS LA DECISIÓN"

Por su parte, el PSN ha señalado que “comparte la decisión de ejecutar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, estimando la reclamación de las familias afectadas contra los cambios lingüísticos adoptados por el anterior equipo de gobierno en 2016, en la red de escuelas infantiles municipales”.

Ante esta situación, el grupo municipal socialista ha reclamado a Navarra Suma que “dé las oportunas explicaciones en el Organismo de Escuelas Infantiles” y le ha instado a “tomar las medidas necesarias para implantar de forma progresiva una oferta de 0-3 años acorde a la demanda de las familias, mediante los oportunos estudios y en concordancia con los datos reales de matriculación en la etapa Infantil y de Primaria”.

Desde el PSN de Pamplona ha recordado que “han venido denunciando el atropello que padecieron los cientos de niños, niñas y familias afectadas por dichos cambios”. Asimismo, han reafirmado su “crítica a los constantes recursos interpuestos por el anterior gobierno con el único objetivo de dilatar la decisión final de los tribunales y, mientras, mantener su proyecto educativo”.

Igualmente, los socialistas han reiterado que “las modificaciones futuras deben realizarse con estudios previos, escalonadamente, sin interrumpir el ciclo educativo de los niños y niñas, con la participación de la comunidad educativa, y con más información y rigor pedagógico del actuado”. Por ello, han exigido “consenso y vocación de permanencia para los cambios, al margen de quien gobierne en cada momento”.

Finalmente, el PSN ha instado al equipo de gobierno a “informar sobre el conjunto de modelos y programas educativos existentes en la red de escuelas infantiles y colegios públicos, de forma objetiva e inclusiva”.

BILDU: "UNA NUEVA MUESTRA DE EUSKARAFOBIA"

En opinión del grupo municipal de EH Bildu en Pamplona, los abertzales han criticado los "planes de reversión" del gobierno municipal para, según ha dicho, "limitar la oferta de escuelas infantiles en euskera y llevarla de nuevo a la situación previa a 2015 limitando a dos los centros y concentrándolos, de nuevo, en la zona norte de la ciudad".

Para EH Bildu, esta decisión es "una nueva muestra de la euskarafobia que define a este equipo de gobierno, un sentimiento que en este caso implica que aquellas familias que quieran educar a sus hijos en euskara tendrán, de nuevo, que acudir a la Chantrea o Rochapea, enfrentarse a los riesgos y gastos de cruzar la ciudad a diario para optar a este modelo educativo o, por el contrario, desechar su deseo de que los menores reciban atención en euskara".

Según ha expuesto la coalición abertzale, "tratan de escudarse en una sentencia que estaba recurrida ante el Tribunal Supremo por el propio Ayuntamiento para esconder su objetivo real que no es otro que arrinconar a las personas y a las familias que en esta ciudad optan por la educación en euskara". "Y eso, aparte de ser una imposición y un elemento más de discriminación y enfrentamiento, vulnera los derechos de estas personas a elegir", ha manifestado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres guarderías de Pamplona retoman el modelo en castellano después de que Asirón impusiera el euskera