PREMIUM  PAMPLONA

Barkos sella con hormigón el gaztetxe del Marqués de Rozalejo pero no descarta que los okupas "vuelvan a entrar"

Los técnicos de Patrimonio del Ejecutivo foral han señalado que se ha constatado el "agravamiento de los riesgos" en el inmueble.

La hormigonera llega a la plaza de Navarrería y comienzan los trabajos de sellado. MIGUEL OSÉS
La hormigonera llega a la plaza de Navarrería y comienzan los trabajos de sellado. MIGUEL OSÉS  

El Gobierno de Navarra ha decidido este miércoles clausurar el Palacio del Marqués de Rozalejo en Pamplona, "poniendo por delante la seguridad en mayúsculas", tras un informe elaborado por técnicos del Ejecutivo en el que se constataba el "agravamiento de los riesgos" en el inmueble, que ha estado ocupado durante más de un año.

Así, el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, ha señalado en rueda de prensa que el Ejecutivo "va a adoptar las medidas necesarias para que la seguridad prevalezca por encima de todo".

No obstante, ha precisado que "es un edificio que por su complejidad y por su ubicación hace imposible al cien por cien asegurar su impenetrabilidad".

El informe que ha hecho público este jueves el propio Gobierno de Navarra asegura que no existe ningún tipo de garantía estructural ni se conocen las posibles prestaciones de la estructura ante sobrecargas por lo que el riesgo de uso es muy elevado.

Junto con el estructural, el eléctrico es el segundo factor de riesgo más importante pues se ha comprobado que, además del enganche ilegal, la instalación eléctrica no cumple ningún punto de la normativa y se aprecian cuadros sin protecciones diferenciales, así como cableado y conexiones sin protección y al alcance de cualquier persona.

Según el informe técnico, elaborado tras la ocupación del edificio, ambos riesgos son de extrema gravedad y añade otros factores que comprometen la seguridad de las personas y el edificio como son: posibilidad de incendio por acumulación de productos inflamables (en algunos casos próximos a cuadro eléctrico sin protección); posibilidad de caída al vacío por numerosos huecos sin protección y con carpinterías practicables; realización de actividades y manipulación de elementos voluminosos en zonas apeadas y con grave riesgo de ruina estructural; supuestas instalaciones contraincendios sin garantías de funcionamiento; o realización de actividades en las que pueden darse condiciones de aglomeración y sin contar con accesos ni instalaciones de prevención adecuadas.

Asimismo, el informe concluye que se ha comprobado la realización de diferentes obras en el edificio tales como cierres de fábrica, derribos de tabiquería, cierre del espacio bajo la escalera principal mediante doble fábrica de bloque armada, ampliación de la instalación eléctrica con enganche ilegal, picados, revocos y pintura y ejecución de falso techo.

Cabe recordar que el Gobierno de Navarra adquirió el edificio en el año 2005 y, como recoge el informe, en 2014 se llevó a cabo la obra de restauración de las cubiertas y en cuanto a los forjados, a pesar de la existencia de daños evidentes que requerían la sustitución de amplios tramos de viguetas, la intervención se limitó a colocar unas pocas líneas de apeo de la estructura en zonas donde la rotura de las piezas de madera o las señales de pudrición eran más evidentes.

Es por ello que se están ultimando medidas correctoras para minimizar los riesgos en el edificio debido a sus condiciones. En el momento de la redacción de este informe se ha asegurado la estructura en su mayor parte, se ha desmontado la instalación eléctrica y se ha comenzado el levante de suelos en extensión. Tanto la visita de los técnicos como las medidas correctoras se han confrontado in situ con el responsable de la Oficina de Rehabilitación del Ayuntamiento de Pamplona así como con el jefe de la Sección de Patrimonio Arquitectónico de Príncipe de Viana. Las actuaciones se han llevado a cabo respetando en todo momento los elementos protegidos del edificio.

El informe técnico se ha elaborado de manera provisional y el definitivo se completará próximamente tras una visita final al inmueble.

PODEMOS ORAIN BAI PIDE LA COMPARECENCIA URGENTE DE BARKOS

La parlamentaria de Orain Bai Laura Pérez, que se enfrentó a la Policía Nacional por los okupas con su carné de aforada en la mano, ha pedido la comparecencia urgente en el Parlamento foral de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, para que explique las actuaciones llevadas a cabo en el palacio Marqués de Rozalejo.

Pérez ha realizado esta solicitud tras "el desalojo del edificio efectuado el 8 de enero, las sucesivas cargas policiales contra el colectivo Gaztetxe Maravillas y la restricción de derechos y libertades cívicas de los vecinos del barrio del Casco Viejo", ha expuesto Orain Bai en un comunicado.

También ha pedido la parlamentaria que comparezca en el Parlamento el Defensor del Pueblo para que valore "si se aprecia o no vulneración de derechos fundamentales de la ciudadanía y, en concreto, del vecindario del Casco Viejo que, con motivo de la intervención de los técnicos de inspección en el inmueble de Marqués de Rozalejo, han visto mermada su libertad de circulación y normas básicas de paz y convivencia, como consecuencia del despliegue del dispositivo policial en el barrio".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos sella con hormigón el gaztetxe del Marqués de Rozalejo pero no descarta que los okupas "vuelvan a entrar"