• lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 08:42

 

 
 

PAMPLONA

El domingo 10 de julio se celebrará Alarde de Txistularis con el espectáculo ‘Kresalaren hotsak’

Unos 50 músicos interpretarán obras compuestas para este alarde, y contarán con la colaboración del grupo de teatro La Piel y Motxila 21.

Presentación del LVII Alarde Txistularis que se celebrará durante las fiestas de San Fermín.  PABLO LASAOSA 01
Presentación del LVII Alarde Txistularis que se celebrará durante las fiestas de San Fermín. PABLO LASAOSA 01

El Alarde de Txistularis tendrá lugar estos Sanfermines el domingo 10 de julio, a las 13 horas, en la plaza de San José. Cumplirá su quincuagésimo séptima edición, ya que comenzó a celebrarse en 1959, siendo por tanto uno de los actos más antiguos del programa de fiestas. La edición de este año estará dedicada al mar con el espectáculo ‘Kresalaren hotsak’. Además de 30 txistularis y una quincena de músicos, colaborarán con el espectáculo el grupo teatral La Piel, Motxila 21 y siete compositores que han creado ex profeso las obras que se interpretarán.

La directora de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte, Maitena Muruzábal, el director el Alarde, Aitor Urquiza, el coordinador, Fermín Goñi, el director artístico del grupo teatral La Piel, Fermín Cariñena, y representantes de Motxila 21 han dado pistas del espectáculo preparado para este año. En la presentación se han interpretado varios temas que sonarán en julio en ese espectáculo preparado para la ocasión.

Desde la primera edición del alarde, allá por 1959, el concierto ha ido evolucionando, modernizándose, adaptándose a los tiempos y mejorando a la vez la calidad de sus intérpretes, al complejidad de sus obras y la misma idea del concierto hasta llegar a las últimas propuesta en anteriores ediciones. En ellas se está buscando un espectáculo musical cuidado, elaborado, expresamente desarrollado para la ocasión, tanto en el aspecto musical como en la escenografía.

KRESALAREN HOTSAK

‘Kresalaren hotsak’ es la propuesta de esta edición. Kresala es una palabra del euskera que no tiene traducción. Literalmente, podría significar “salitre”, pero tiene otras connotaciones que vinculan al hombre y al mar. Sería algo así como el flujo de ida y vuelta que se estabelce entre el mar y la tierra: todo va a la mar y todo bielve constantemente en forma de sosiego y serenidad. Esa misma serenidad impregna también otras tierras, incluso más alejadas de la primera línea de la costa, hacia los múltiples valles recónditos del interior que también sienten esa presencia marina.

Todas las obras que se interpretarán en el espectáculo están compuestos o arregladas expresamente para ese concierto y se han encargado a distintos autores de contrastada experiencia, que cuentan con el reconocimiento del mundo musical. Esos autores son Íñigo Casalí, Xabier Zabala, Urtzi Iraizoz, Gustavo Díaz Luque, Jimmy Bidaurreta, Ainhoa Lizarraga y José María González Bastida.

Unos treinta txistularis, acompañados de una quincena de músicos con otros instrumentos como saxofón, acordeón, guitarra y percusión, serán los encargados de interpretar los temas compuestos para esta Alarde, que contará además con la participación y colaboración de Motxila 21 y el grupo teatral La Piel. Los integrantes de Motxila 21 interpretarán uno de los temas del espectáculo, arreglado especialmente para la ocasión, y el grupo teatral, bajo la dirección artística de Fermín Cariñena, se encargará del guion, dirección de actores y escenografía.

MAR Y ESPÍRITU MARINO

El espectáculo girará alrededor de la música y su programa estará inspirado en la idea del mar, de su importancia, siendo a la vez amigo generoso y enemigo severo, que ha servido al pieblo vasco como sustento y como puerta al mundo, puerta por la que se ha emigrado a otras tierras y por la que también han llegado ecos de otros mundos, de otros pueblos y de otras culturas, que han influido en la sociedad y la cultura.

Desde tiempo inmemorial, el pueblo vasco ha navegado por el mar Cantábrico extendiéndose por el océano Atlántico, a lo largo de todo el mundo conocido y desconocido. Hay constancia de que ya en el siglo VII pescadores vascos capturaban ballenas y vendían su aceite en París. También de que habían estado en Terranova antes de la llegada de Cristóbal Colón a América. Además, el navegante vasco Juan Sebastián Elcano fue el primero en circunnavegar la tierra e incluso vascos con patente de corso encontraron sede y refugio en puertos como el de Bayona (Francia).

El mar, en los siglos siguientes, sirvió como puerta de salida al mundo para un gran número de personas que encontraron en el nuevo continente un lugar donde comenzar una nueva vida poniendo precisamente el mar como separación de sus raíces. Esta presencia del mar, del espíritu marino, ha tenido su repercusión cultural y artística. La cultura popular está llena de historias y de mitos relacionados con el mar, de fiestas y tradiciones, de deportes, de cuentos y, muy especialmente, de canciones. Este espíritu es el que inspira el espectáculo que se podrá ver en el Alarde de este año, tanto en la parte musical como en el texto y la escenografía.

LOS SANFERMINES Y EL TXISTU

El txistu y las fiestas de la ciudad están unidas desde el origen mismo de los Sanfermines. Ya en el siglo XIV está documentada la presencia del txistu en las primeras fiestas de San Fermín de las que se tiene constancia. Desde entonces son innumerables los testimonios de participación de ttunttuneros en las fiestas en una tradición que se mantiene hasta nuestros días.

En la actualidad, además de en el Alarde, la presencia del txistu en San Fermín es variada y diversa. Comienza casi con la misma fiesta, ya que tras el Chupinazo los txistus interpretan la primera pieza musical que suebna, la ‘Biribilketa’ de Gaínza, en la plaza Consistorial. Su presencia continúa en las procesiones, formando parte del ‘cuerpo de ciudad’, acompañan las distintas actuaciones de grupos de danza como la del propio día 6 en la plaza de los Fueros, en los bailables diarios en la plaza del Castillo, en los recorridos de la comparsa de gigantes y cabezudos o en un sinfín de actuaciones improvisadas y espontáneas por las calle animando a la gente.

ALARDE DE TXISTULARIS 'KRESALAREN HOTSAK'

  • Dirección: Fermín Goñi
  • Dirección musical: Aitor Urkiza
  • Director de escena: Fermin Cariñena
  • Subdirección musical: Xabier Olazabal
  • Teclados y sintetizador: Francesco Cassali
  • Bajo eléctrico: Jokin Zabalza
  • Babería: J.M. Urriza “Boli”
  • Acordeón: Xabier Olazabal
  • Trompas: Por determinar
  • Saxofones: Gustavo Díaz Luque
  • Txistu- silbote: Asociación de Txistularis de Euskal Herria
  • Actores: Grupo teatral “LaPiel”

PROGRAMA

  • Itxastak, obra compuesta por J.M. González Bastida, compositor de Bergara fallecido en 1997 y que ha dejado algunas de las mejores obras escritas para txistu
  • A tu orilla, del saxofonista y compositor madrileño Gustavo Díaz Luque, que tiene una estrecha relación con Pamplona porque realizó sus estudios musicales en Conservatorio Superior de Navarra.
  • Lanbro, del txistulari y compositor pamplonés Urtzi Iraizoz, profesor del conservatorio Pablo Sarasate.
  • Arku Dantzón, arreglo de una melodía popular en clave de música cubana hecho por el pianista y compositor donostiarra Jimmy Bidaurreta
  • Mugitu Zaitez, arreglo del tema de la banda “Motxila 21” compuesto por la acordeonista Ainhoa Lizarraga
  • Escenas Marineras, del flautista, musicólogo y  compositor pamplonés  Iñigo Casalí, habitual colaborador del Alarde de txistularis en las últimas ediciones
  • Itsasoaren Uhera, del compositor zarauztarra Xabier Zabala, que ha hecho composiciones y arreglos sinfónicos para innumerables músicos, programas de televisión. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El domingo 10 de julio se celebrará Alarde de Txistularis con el espectáculo ‘Kresalaren hotsak’