PAMPLONA

Un informe recomienda al Consistorio de Asirón "reforzar" el sistema de control interno para mejorar su gestión

El órgano fiscalizador ha hecho público el informe sobre el Ayuntamiento de Pamplona, en el que analiza la cuenta general del Consistorio de 2017.

La icónica fachada del Ayuntamiento de Pamplona durante un atardecer.
La icónica fachada del Ayuntamiento de Pamplona durante un atardecer.  

La Cámara de Comptos ha calificado de "saneada" la situación económica del Ayuntamiento de Pamplona, "cuyos ingresos corrientes son superiores a los gastos de funcionamiento, lo que le permite tener ahorro bruto positivo".

El órgano fiscalizador ha hecho público el informe sobre el Ayuntamiento de Pamplona, en el que analiza la cuenta general del Consistorio de 2017, el cumplimiento de la legalidad, la situación financiera y la aplicación de las recomendaciones emitidas en anteriores fiscalizaciones.

El Ayuntamiento de Pamplona tiene dos organismos autónomos: Gerencia de Urbanismo y Escuelas Infantiles. Participa mayoritariamente en cuatro empresas: Comiruña, Mercairuña, Animsa y Pamplona Centro Histórico.

Respecto a las empresas municipales, el informe apunta la desaparición en 2017 de Asimec tras la decisión de municipalizar el servicio de atención a domicilio. El Ayuntamiento también es el titular de la Fundación Teatro Gayarre.

El informe señala que el Ayuntamiento y sus organismos autónomos gastaron el año pasado 199,6 millones e ingresaron 199 millones. En el capítulo de gastos destacan los de personal, con 89,7 millones.

Al respecto, el informe señala que la plantilla del Ayuntamiento de Pamplona tiene 1.620 puestos de los que 678 están vacantes. Dos tercios de los puestos vacantes se cubren a través de contrataciones y el resto está sin cubrir. Un tercio de la plantilla municipal corresponde a la Policía Municipal, cuya plantilla asciende a 498 puestos.

Las compras de bienes corrientes y servicios, segundo capítulo en importancia de gasto, sumaron 67 millones. A inversiones se destinaron 14 millones y los pasivos financieros ascendieron a 13,6 millones.

Respecto a los ingresos, las transferencias corrientes (principalmente de la Administración Foral) suman 98 millones, los impuestos directos 52 millones y las tasas y precios públicos 32 millones.

La Cámara de Comptos califica de "saneada" la situación económica del Ayuntamiento de Pamplona, cuyos ingresos corrientes son superiores a los gastos de funcionamiento, lo que le permite tener ahorro bruto positivo. Destaca el informe la capacidad de amortización anticipada de deuda. De hecho, según indica, el año pasado se amortizaron anticipadamente cinco millones y se consiguió un descenso en la deuda de 13,7 millones, dejándola en 72 millones.

Asimismo, el informe refleja que el Ayuntamiento de Pamplona cumplió las reglas fiscales del marco de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, salvo la regla de gasto.

Analizada la cuenta general, la Cámara de Comptos señala que expresa "la imagen fiel del patrimonio, la liquidación presupuestaria y la situación económico-financiera". Se apunta como salvedad el no haber registrado en el balance las obligaciones futuras derivadas del montepío municipal.

El informe señala también que la actividad económico-financiera del Ayuntamiento de Pamplona se realiza, en general, de acuerdo a la normativa vigente.

RECOMENDACIONES

Por otro lado, el informe ofrece algunas recomendaciones para seguir mejorando la gestión económico-financiera del Ayuntamiento de Pamplona. Insiste, en este sentido, en la conveniencia de "reforzar" el sistema de control interno "como instrumento necesario e imprescindible para la mejora de la gestión económica" e implantarlo con la extensión establecida en la Ley de Haciendas Locales.

La Cámara de Comptos recomienda también concluir el proceso de revisión de la ponencia de valoración y respetar el plazo máximo de vigencia de los contratos, evitando prórrogas no previstas en la ley.

Por último, el informe ha analizado el resultado económico en el cambio del modelo de gestión de dos servicios recientemente municipalizados: el Servicio de Atención a Domicilio y el de comida y limpieza en las Escuelas Municipales. El primero lo realizaba la empresa municipal Asimec y el segundo varias empresas privadas.

La conclusión es que el cambio de sistema "no ha tenido consecuencias económicas importantes", puesto que la variación en el coste es "poco significativa". En el caso del Servicio de Atención a Domicilio, el coste a través de la empresa era 5,9 millones y tras su municipalización se ha incrementado hasta 6,1 millones. En el caso de la limpieza de las Escuelas Infantiles, se ha reducido de 1,5 a 1,4 millones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un informe recomienda al Consistorio de Asirón "reforzar" el sistema de control interno para mejorar su gestión