• lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 16:46

 

 
 

PAMPLONA

Pamplona estrena en sus calles el primer desfibrilador semiautomático

Cruz Roja ha instalado frente a su sede un desfibrilador que cualquiera puede usar si ve una persona en parada cardiaca.

Presentación del Desfibrilador Automático en la calle Leire. CRUZ ROJA
Presentación del Desfibrilador Automático en la calle Leire. CRUZ ROJA

Cruz Roja Navarra ha instalado hoy frente a su sede en la calle Leire el primer Desfibrilador Semiautomático (DESA). El DESA está conectado a 112-SOS Navarra y permitirá una rápida intervención en caso de incidencia cardiaca. El equipo se ha adquirido con los recursos de Cruz Roja dentro de su programa 'Prevenir es vivir'.

Según Cruz Roja Navarra, "las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en los países desarrollados. 1.000 muertes se producen al día, en Europa, por Parada cardiorrespiratoria (PCR), 100 en España".     

Por ello, consideran importante que los ciudadanos sepan actuar "en caso de ser testigos de alguna situación de riesgo, ya que estas paradas cardiorrespiratorias pueden revertirse en un número importante gracias a la activación de la cadena asistencial y a la RCP.  Y si esta se asocia con la Desfibrilación Externa Semiautomática se consigue los mejores resultados". Para ello, Cruz Roja Navarra ofrece cursos de formación específica.

Es esta la razón por la que Cruz Roja apuesta por los “espacios cardioprotegidos” y por la que ha instalado el primer DESA en la vía pública de Pamplona.

Además de este puesto en la vía pública, hay otro DESA en la tercera planta de la sede y también en las sedes de Tafalla y Tudela.

¿CÓMO UTILIZAR UN DESFIBRILADOR?

Si estamos ante un caso de incidencia cardiaca cerca del desfibrilador hay que seguir cuatro pasos: primero, evaluar la consciencia y la respiración del afectado; depués, llamar al 112, pedir el código de acceso al DESA e informar sobre el paciente; una vez desbloqueado, hay que encender el desfibrilador y seguir las instrucciones; por último, realizar la reanimación cardiopulmonar (30 compresiones y 2 insuflaciones de aire) hasta que lleguen los sanitarios.

Estos pasos a seguir figuran en el soporte del desfibrilador en castellano, euskera e inglés. El DESA reconoce cuando una parada cardiaca necesita una descarga eléctrica. Indica al reanimador, mediante señales visuales y sonoras, si es necesaria la descarga y qué tiene que hacer.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona estrena en sus calles el primer desfibrilador semiautomático