COMERCIO

Comerciantes del Casco Antiguo y el Ensanche acusan al Gobierno de poner "una alfombra roja" a Ikea

Los comerciantes del centro de la ciudad ven con "perpejlidad e indignación" las decisiones del Gobierno de Navarra sobre el edificio SuperSer y solicitan una "intervención directa" en la situación del comercio.

Antigua Superser en Cordovilla, Pamplona.
Antigua Superser en Cordovilla, Pamplona.  

Las asociaciones de comerciantes del Casco Antiguo y Ensanche han reaccionado con "perpejlidad e indignación" ante las últimas noticias sobre sobre la implantación de Ikea. La noticia de que Nasuvinsa tendrá esta semana licencia para derribar la antigua fábrica de SuperSer, situada en la avenida Zaragoza, cumple una de las primeras condiciones que puso la multinacional Ikea para su instalación en la Comarca de Pamplona. 

Las asociaciones denuncian que el derribo de la actual fábrica "tendrá un coste de 3,5 millones de euros y correrá a costas de las arcas públicas", además de que "se pondrá a disposición de la firma sueca 30.000 m2 a un precio irrisorio, sobre todo si lo comparamos con el coste medio del m2 comercial en nuestra ciudad", reclaman. Otra de las demandas de Ikea es la construcción de un vial que una su centro comercial con la avenida de Zaragoza y el parque comercial Galaria. La tercera condición de la corporación es la habilitación de un acceso directo a su tienda desde la PA 31.

"Al mismo tiempo que nos llegan estas noticias venimos sufriendo, desde hace un año, los efectos derivados del mal llamado plan de amabilización que ha contribuido a empeorar la accesibilidad al centro de Pamplona, provocando importantes descensos en sus ventas y comprometiendo la viabilidad de un buen número de sus establecimientos", expresan las asociaciones de comerciantes del centro de la ciudad.

CRÍTICAS AL GOBIERNO FORAL

"No podemos aceptar que desde el actual Gobierno de Navarra se esté poniendo la alfombra a un gran operador comercial, como Ikea, plegándose a sus exigencias y contribuyendo, con dinero público, a su desembarco, al tiempo que se pone de perfil o mira hacia otro lado, en un tema como es el de las consecuencias derivadas del plan de amabilización que está comprometiendo gravemente el futuro del comercio del centro de Pamplona, argumentando, en este caso, que se trata de un asunto de competencia municipal". 

Las diferentes asociaciones de comerciantes exigen al Gobierno de Uxue Barcos "transparencia y coherencia" en este
asunto y en general en el ámbito de la política comercial, así como solicitan "una intervención directa en la situación que está viviendo en estos momentos el comercio del centro de Pamplona", encargando un estudio del impacto que el plan
de amabilización está teniendo sobre el tejido comercial del centro así como la adopción de medidas de impulso de la actividad comercial en el Centro de la ciudad.

"No podemos ni entender ni aceptar el contrasentido o contradicción que supone que el Gobierno de Navarra esté posibilitando la instalación de un gran centro comercial en la periferia de Pamplona, que va a provocar cerca de 4 millones de desplazamientos anuales en coche."

Acusan también al Gobierno "de ir en contra de cualquier principio de movilidad sostenible y, al mismo tiempo, las mismas fuerzas políticas que sostienen al gobierno foral postulen, en el ámbito municipal de Pamplona- y en su centro, una rígida restricción de los viajes en coche", expresan en un comunicado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comerciantes del Casco Antiguo y el Ensanche acusan al Gobierno de poner "una alfombra roja" a Ikea