• domingo, 05 de febrero de 2023
  • Actualizado 08:56
 
 

PAMPLONA

Navarra también tuvo su propio Carlos III: el rey que firmó el Privilegio de la Unión de Pamplona

Tras el fallecimiento de Isabel II, el ascenso al trono del nuevo monarca británico Carlos III ha traído a la memoria de muchos navarros otro Carlos III. 

Estatua de Carlos III en Pamplona. ARCHIVO
Estatua de Carlos III en Pamplona. ARCHIVO

El ascenso al trono del nuevo monarca británico Carlos III, tras el fallecimiento de Isabel II, ha traído a la memoria de muchos navarros otro Carlos III, en este caso rey de Navarra entre 1387 y 1425, que da nombre a una de las principales avenidas de Pamplona.

Fue Carlos III el Noble un rey conciliador, amante de las artes e impulsor de los palacios reales de Tafalla y de Olite, que no debe confundirse con el Carlos III, rey de España en el siglo XVIII, conocido como el "mejor alcalde de Madrid".

Carlos III de Navarra (Mantes-la-Jolie, 22 de julio de 1361-Olite, 8 de septiembre de 1425​), era hijo de Carlos II y de Juana de Valois. En el momento de la muerte de su padre, Carlos se encontraba en Castilla y a su llegada a Navarra el reino estaba en una situación lamentable.

El reino "estaba exhausto: varias plazas tenían guarniciones castellanas, el soberano no tenía apenas ningún amigo o aliado exterior, las crisis epidémicas y climáticas habían diezmado la población y sus recursos a lo largo de varias temporadas, y la excelente organización financiera no contaba con muchos recursos para hacer frente a tantos problemas", relatan las historiadoras Eloisa Ramírez y Beatrice Leroy.


Carlos III desarrolló una política realista, en función de los recursos disponibles, y centró sus esfuerzos en mejorar las relaciones con Castilla, Aragón, Francia e Inglaterra.

Entre sus reformas políticas destacan las ordenanzas de la Corte​ o Tribunal Supremo en 1413, y creó el título de Príncipe de Viana diez años después para los herederos al trono del reino navarro. El primero en ostentar este título fue su nieto Carlos.


También en 1423 firmó el Privilegio de la Unión, el tratado que dio lugar al nacimiento de Pamplona al unir los tres burgos de la ciudad, un acontecimiento del que este jueves se celebró su 599 aniversario.

Carlos es recordado como impulsor de las artes. En este sentido, concluyó las obras de reconstrucción de la Catedral de Santa María de Pamplona, que se había hundido el 1 de julio de 1380, e hizo edificar los palacios reales de Tafalla y de Olite, localidad esta última donde murió en 1425 a los 64 años.


El Mausoleo Real del rey navarro y su mujer Leonor de Trastamara se encuentra en el interior de la Catedral de Pamplona. Es una obra en alabastro del belga Jehan Lome de Tournay y se considera la mejor muestra de estatuaria gótica de Navarra


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra también tuvo su propio Carlos III: el rey que firmó el Privilegio de la Unión de Pamplona