• lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:40
 
 

PAMPLONA

Asirón habla ya en nombre del PSN en Pamplona y defiende enmiendas conjuntas

El abertzale comparece ante los medios como portavoz del PSN de Maite Esporrín para presentar medidas fiscales en Pamplona. 

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona celebra el Debate sobre el Estado de la Ciudad. IÑIGO ALZUGARAY
El pleno del Ayuntamiento de Pamplona celebra el Debate sobre el Estado de la Ciudad. IÑIGO ALZUGARAY

Joseba Asirón (EH Bildu) se postula como nuevo alcalde de Pamplona en 2023, algo que conseguirá gracias a los votos del PSN. El acuerdo tácito entre las dos formaciones para que esto ocurra a cambio de que Chivite se mantenga en la presidencia del Gobierno es algo evidente en la casa consistorial. 

Asirón habla ya en nombre de todo un equipo de Gobierno municipal y ha comparecido este viernes para comunicar medidas en nombre del PSN, EH Bildu y Geroa Bai, los tres partidos que gobernarán Pamplona desde el próximo mes de mayo, salvo que lo impida una mayoría absoluta de UPN. 

Los grupos de EH Bildu, PSN y Geroa Bai en el Ayuntamiento de Pamplona han pactado seis enmiendas a las ordenanzas fiscales que se debatirán en el pleno de la próxima semana, con las que propondrán, entre otras cosas, la puesta en marcha de un impuesto a las viviendas vacías, que se aplicaría a bancos, inmobiliarias y personas físicas que tengan la titularidad de tres o más viviendas a las cuales no se esté dando uso.

El portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, Joseba Asiron, ha comparecido en rueda de prensa junto con la edil de su grupo Marian Aldaia y ha explicado que las enmiendas "buscan garantizar la aplicación de criterios de progresividad para diseñar las rebajas o exenciones de pago" de forma que "el esfuerzo colectivo que todos vamos a tener que hacer para afrontar esta crisis se haga desde criterios de progresividad, y no una tabla rasa donde pagan lo mismo ricos que pobres".

Una de las premisas de estas enmiendas es "mantener la carta de servicios sociales sin que mine la capacidad económica y financiera del Ayuntamiento" para lo que se plantean dos medidas fundamentales.

Por un lado, la puesta en marcha del impuesto a las viviendas vacías, que se aplicaría a bancos, inmobiliarias y personas físicas que tengan la titularidad de tres o más viviendas, y al menos una de ellas esté vacía. "Son unos 300 casos en toda la ciudad, según el censo del Gobierno de Navarra. No buscamos tanto un aumento en la recaudación, como que los pisos puedan salir al mercado, preferentemente en alquiler", ha explicado Asiron.

La segunda línea es "la demanda de actualizar la ponencia de valoración". Según el portavoz de EH Bildu, "UPN lleva tres años y medio dando largas y poniendo excusas, y retrasando esta medida que es la base para actualizar la contribución que pagan las familias, un ejercicio premeditado que impide al Ayuntamiento recaudar en función del valor real de los inmuebles, lo que beneficia a quienes disfrutan de mayores rentas, puesto que pagan por sus inmuebles según el catastro de hace 25 años".

La concejala Marian Aldaia ha ofrecido el detalle concreto de las seis enmiendas. En primer lugar, en la ordenanza que fija las tasas por estacionamiento de vehículos de residentes, en las que Navarra Suma propone una rebaja del 20%, los tres grupos de la oposición plantean aplicar una "progresividad" según los caballos fiscales de cada vehículo.

Así, se plantea que los vehículos más sencillos (menos de 8 caballos fiscales) paguen un 30% menos, los vehículos medios (de 8 a 12 caballos fiscales) un 20% menos, los vehículos de gama algo más alta (hasta 16 caballos fiscales) un 10%, mientras que los vehículos de alta gama (por encima de 16 caballos fiscales) pagarían lo mismo que hasta ahora. La excepción sería el Sector 1 (Casco Viejo), que reduciría su coste en un 20% lineal para todos los vehículos "porque no se puede garantizar el servicio al haber muchas más tarjetas de aparcamiento que espacios".

La segunda enmienda, relativa a las viviendas vacías, plantea el impuesto para aquellas personas físicas o jurídicas que tengan en propiedad tres o más viviendas y una de ellas esté vacía. El impuesto consistiría en aumentar un 0,5% el importe de la contribución de esa casa deshabitada el primer año, un 1% el segundo y un 1,5% el tercero y siguientes.

La tercera enmienda es relativa a precios públicos del aparcamiento de bicicletas para residentes del servicio NBici. Plantea una rebaja del 20% en las tarifas para "paliar la inflación" y fomentar el uso de la bicicleta "como medio de transporte mas ecológico".

En cuarto lugar, se plantea un doble cambio en el precio de la matricula en la escuela municipal de música Joaquín Maya. Un cambio es de nomenclatura, actualizando la referencia de los tramos de renta a la renta garantizada en vez de a la antigua renta de inserción social. El otro cambio busca "hacer más accesible a otros tramos de renta la educación musical", para lo que EH Bildu, PSN y Geroa Bai proponen dos tramos más como beneficiarios de una bonificación de un 20% y 10% respectivamente. Sería para los casos de ingresos de unidad familiar menor o igual al 220% de la renta garantizada y menor o igual al 240% de la renta garantizada.

La quinta enmienda aplica estos mismos cambios a los precios públicos en los cursos en la escuela municipal de artes y oficios Catalina de Oscáriz.

Por último, se propone una modificación para todas las normas y ordenanzas fiscales, de forma que en todos los documentos donde se especifican familias numerosas y monoparentales para la reducción de tasas se añadiría también a familias de acogida así como personas menores de 25 años que provengan o se encuentren en acogimiento familiar o residencial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón habla ya en nombre del PSN en Pamplona y defiende enmiendas conjuntas