• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:03

 

 
 

PAMPLONA

Bildu regresa al 'circo' de los payasos de Batasuna y reclama la dimisión de la concejala de Cultura de Pamplona

El TAN, que ha estimado "parcialmente" el recurso sobre la no actuación de los payasos, reconoce que no pueden obligar al Ayuntamiento a reprogramar la cita cancelada.

Rueda de prensa de Pirritx, Porrotx eta Marimotots junto a su abogado después de que el Ayuntamiento de Pamplona haya suspendido su espectáculo en Baluarte. IÑIGO ALZUGARAY
Rueda de prensa de Pirritx, Porrotx eta Marimotots junto a su abogado después de que el Ayuntamiento de Pamplona haya suspendido su espectáculo en Baluarte. IÑIGO ALZUGARAY

El grupo abertzale de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha pedido la dimisión de la concejala de Cultura, María García-Barberena (Navarra Suma), después de que el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) haya estimado "parcialmente" el recurso presentado ante la suspensión del contrato que el Consistorio tenía con los payasos de Batasuna, Pirritx y Porrotx, para una actuación en noviembre de 2019 en la capital navarra.

Sin embargo, la estimación de este recurso no posibilita, como así perseguían los abertzales, que el Ayuntamiento estuviera obligado a reprogramar este espectáculo al año siguiente como se hizo constar en ese contrato 'dudoso' redactado por la anterior titular de Cultura, Maider Beloki (EH BIldu).

En cualquier caso, el recurso también señala que el Ayuntamiento de Pamplona tendrá que indemnizar por lucro cesante a los payasos con un equivalente al 6 % del precio de adjudicación del contrato, algo que la propia concejala de Cultura de Navarra Suma ha cifrado en torno a "200 euros".

"Es el coste que tuvo esa contratación irregular para el Ayuntamiento y que hizo Maider Beloki", ha añadido en declaraciones posteriores.

A pesar de estas dos cuestiones, el portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, Joseba Asirón, ha pedido la "dimisión" de la concejala de Cultura "al quedar más que probado que suspendió una contratación legal por motivos ideológicos y de manera ilegal". Así, la coalición nacionalista ha avanzado que trabajarán con el resto de grupos para "ver si es posible llevar adelante una reprobación" de la responsable del Área de Cultura.

El portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, Joseba Asirón, y la concejala Maider Beloki durante la rueda de prensa. PABLO LASAOSA

Asirón ha recordado que Navarra Suma "ya intentó en su momento anular este contrato" para la actuación de Pirritx y Porrotx en Pamplona "mediante un recurso de revisión ante el Consejo de Navarra, pero ya entonces la resolución fue negativa para las pretensiones de Maya".

"Conocían ya cuál era la deriva que podía tener todo este tema, eran muy conscientes de la debilidad de su posición y a pesar de todo continuaron", ha censurado Asirón, para criticar que "de forma desesperada" dos días antes de la actuación "acudieron al desestimiento del contrato de forma unilateral e ilegal, como dice el TAN".

Para EH Bildu, esta resolución pone de manifiesto "una deriva preocupante que empieza a mostrar un patrón sobre la forma de gobernar de Navarra Suma". Y ha considerado que el gobierno municipal "no puede seguir por esta vía autoritaria y unilateral, tomando decisiones ilegales".

Además, Joseba Asirón ha señalado que esta última decisión del TAN "viene a sumarse a la ya larga lista de varapalos judiciales que ha encadenado NA+ desde el inicio de esta legislatura". En este sentido, ha asegurado "se han tumbado al menos 16 decisiones unilaterales y arbitrarias en menos de dos años en temas como la contratación laboral, inversiones no consensuadas y contrataciones ilegales o el desmantelamiento del tejido asociativo de la ciudad".

"Esta última sentencia va en contra de la censura a la actuación de los payasos, una sentencia que tiene que hacer reflexionar a Maya y a su equipo", ha sostenido el portavoz de EH Bildu, quien ha considerado que "se le debe una actuación a los payasos, pero sobre todo a los niños y niñas de Pamplona a quienes se negó el derecho a disfrutar de una actuación infantil porque al alcalde no le gustaba".

Igualmente, Asirón ha sostenido que Navarra Suma y el alcalde "deben a EH Bildu y de forma muy especial a Maider Beloki -concejala de Cultura en la anterior legislatura- una disculpa y una rectificación" ante las "barbaridades" que dijeron en su contra, en relación a la firma del contrato con Pirritx y Porrotx.

"Este es talante político del señor Enrique Maya y de su grupo. Exigiremos una rectificación por estas acusaciones que fueron vertidas en su momento y que ahora se han demostrado que fueron falsas", ha agregado.

En este punto, ha esperado que esta resolución del TAN "haga recapacitar al gobierno municipal para abandonar la deriva del autoritarismo y la unilateralidad, reconozca sus errores y comience a gobernar en la senda de la búsqueda de acuerdos y el respeto a la pluralidad de la ciudad, cosa que todavía no ha hecho".

"DEBILIDAD DEMOCRÁTICA"

Por su parte, la concejala Maider Beloki ha defendido que el contrato que se firmó con los payasos Pirritx y Porrotx para la actuación del 29 de noviembre de 2019 "entraba dentro del marco de la programación del día del euskera que se celebra el 3 de diciembre" y ha asegurado que "el contrato se realizó en base al artículo 75 de la ley foral de contratación pública".

"El gobierno municipal echó atrás el contrato por cuestiones de forma alegando que le faltaba un informe jurídico. El Defensor del Pueblo y el Tribunal de Contratos de Navarra ya se pronunciaron en su día, resolviendo que el contrato era válido y subsanable, cuestión que ahora el TAN vuelve a confirmar", ha apuntado.

A su juicio, la suspensión del contrato se debió a "una decisión sustentada únicamente en el sectarismo, unilateralidad y la imposición, que además jugaba con la ilusión" de los niños de la ciudad. Y ha criticado que "no es la única actuación en relación a la censura, ya que el mismo área también censuró la charla de la brecha orgásmica que iba a impartir Paolo Damonti en la Casa de las Mujeres".

Para Beloki, esta "imparable escalada de censura" es "preocupante", "atenta contra los derechos más fundamentales" y "constata la debilidad democrática que estamos viviendo".

GARCÍA-BARBERENA (NA+): "NO VOY A DIMITIR"

Por su parte, la propia concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, María García-Barbenera, ha asegurado que la resolución del TAN aprecia "incorrecciones de índole formal, pero también concluye con rotundidad que los payasos no tienen derecho a imponer el incumplimiento del contrato".

Precisamente, el Tribunal Administrativo de Navarra señala que las primeras incorrecciones se dieron en la contratación de Maider Beloki, quien tras celebrar las elecciones municipales y a tres día del nombramiento del nuevo alcalde, decidió contratar esta actuación que, además no entraba dentro de la programación prevista por el área que dirigía.

De esta manera, García-Barberena ha considerado que el recurso del TAN "otorga también la razón al Ayuntamiento" al estar en derecho de denegar el uso de la sala que iba a acoger el espectáculo de los payasos 'diabólicos'

"No voy a dimitir por algo que me pide quién lo ha hecho peor que yo antes", ha añadido la concejala al mismo tiempo que ha recordado que su predecesora tiene un historial de sentencias "demoledoras", como las escuelas infantiles de Pamplona, y nunca dimitió por ellas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu regresa al 'circo' de los payasos de Batasuna y reclama la dimisión de la concejala de Cultura de Pamplona