SOCIEDAD

Pamplona habilita tres teléfonos para atender urgencias en Semana Santa: no sobre el coronavirus

Se ofrecerá atención telefónica y/o presencial en situaciones de carácter grave y urgente.

Un trabajador se queda dormido en su cama con el móvil de trabajo en la mano. ARCHIVO
Un trabajador se queda dormido en su cama con el móvil de trabajo en la mano. ARCHIVO  

El Ayuntamiento de Pamplona ha habilitado tres teléfonos móviles para atender las urgencias que se produzcan durante los días de Semana Santa en casos relacionados, principalmente, con familias y menores en situaciones urgentes de desprotección, mujeres que sufren violencia de género o se encuentran en riesgo de sufrirla y quienes se queden sin vivienda de forma inesperada.

Las cuestiones relacionadas con familias y menores podrán ponerse en conocimiento en el teléfono 659370043; las mujeres que sufren violencia de género tienen a su disposición el 690652845 y el teléfono para situaciones de alta exclusión es el 690653568.

El nuevo servicio estará operativo entre las 8 de la mañana del 9 de abril y las 8 de la mañana del día 14. Contará con 6 profesionales especializados, dos en cada uno de los ámbitos de intervención.

Esta iniciativa se ha llevado a cabo teniendo en cuenta la especial situación creada tras el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y el confinamiento en los hogares.

Se ofrecerá atención telefónica y/o presencial en situaciones de carácter grave y urgente en coordinación con la red de dispositivos existentes para proporcionar medidas de seguridad y protección de mujeres, familias y menores o acompañarles a recursos residenciales cuando así lo necesiten.

Durante la crisis sanitaria se han puesto en marcha nuevos recursos de alojamiento como el albergue turístico y de peregrinos Jesús y María para atender a personas sin hogar al estar completo el de Trinitarios; o el albergue de peregrinos Casa Paderborn, ubicado en el chalet Iraizoz, y la residencia de estudiantes del antiguo convento de María Auxiliadora en el barrio de la Txantrea como centros de acogida provisional para personas en situación de emergencia social.

También se han incorporado algunas pensiones para atender a quienes durante estas semanas se queden sin vivienda.

NO SE ATENDERÁN CASOS RELACIONADOS CON EL CORONAVIRUS 

En el ámbito de la alta exclusión y que trabajará con quienes se queden sin vivienda de forma inesperada, se tendrán en cuenta, por ejemplo, a personas y familias que por distintos motivos tengan que abandonar su piso y que no cuenten con recursos ni red de apoyo que pueda responder a esa emergencia habitacional.

Este programa no atenderá a personas que tengan diagnostico positivo a Covid-19 o con obligación de hacer cuarentena tras un alta médica, ya que cuentan con otros recursos específicos.

Se prestará especial atención, por ejemplo, a familias con menores, unidades familiares monoparentales o personas jóvenes que son expulsadas de sus viviendas.

Asimismo, a quienes salen de recursos asistenciales como son altas hospitalarias y comunidades terapéuticas o que se encuentran en procesos de excarcelación.

A ellas se unen, personas sin hogar (alta exclusión en situación de calle) de otras localidades que han perdido la vivienda o en tránsito entre poblaciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona habilita tres teléfonos para atender urgencias en Semana Santa: no sobre el coronavirus