PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona prevé cerrar el tráfico al Casco Antiguo y peatonalizar Sarasate

También se peatonalizarán Bosquecillo y las plazas de Baularte y Vínculo y se devolverán los dos sentidos a la Vuelta del Castillo.

Una vista del Paseo de Sarasate en Pamplona
Una vista del Paseo de Sarasate en Pamplona  

Una Pamplona en la que se priorice al peatón, al transporte público y a la bicicleta. Ese es el objetivo del proyecto que ha presentado el Ayuntamiento, en el que se prevé cerrar al tráfico el Casco Antiguo, peatonalizar Sarasate, Bosquecillo y las plazas de Baluarte y Vínculo.

La propuesta incluye convertir Labrit y las calles Conde Oliveto y Sarasate en zona verde de aparcamiento exclusivo para residentes. También se creará una "turborotonda" en la confluencia de Monasterio de Urdax con Vuelta del Castillo y devolverle el doble sentido en todo su trazado. Esto recuperaría la situación de hace un año, antes de la reordenación que se llevó a cabo en diciembre de 2014. 

El proyecto ha sido presentado en la reunión de la Junta de Tráfico y ante los medios con la presencia de el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón; el concejal de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Aritz Romeo; el concejal de Ecología Urbana y Movilidad, Armando Cuenca; y el inspector del Grupo Tecnológico de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Estanga

PRESUPUESTO: 400.000 EUROS

En los próximos dos meses se someterá a un proceso de exposición pública en que se realizarán reuniones con vecinos, con la Mesa del Casco Antiguo y con el Observatorio de la Bicicleta. Las intervenciones comenzarán a realizarse a partir de enero de 2016, en el plazo de un año, y se invertirán alrededor de 400.000 euros. Las primeras actuaciones tendrán lugar en el Ensanche y a continuación en el Casco Antiguo.

"Es una propuesta muy técnica" que busca "reivindicar la movilidad sostenible como una seña de identidad de Pamplona", ha señalado Romeo. En cuanto a los posibles problemas de tráfico que puedan generar las intervenciones, Estanga ha apuntado que "serán afecciones que resolveremos donde veamos un cruce con problemas".

Con estas intervenciones se cerrará el tráfico en todas las calles del Casco Antiguo, excepto para los vehículos de los residentes, vehículos de carga y descarga por el tiempo limitado establecido, y para coches autorizados

CÁMARAS DE LECTURA DE MATRÍCULAS

Otra novedad será la sustitución del sistema de pivotes para el control del acceso situadas en la calles como Comedias, San Nicolás, Mayor o Calderería, por un sistema inteligente de cámaras de lectura de matrículas que permitirán identificar a los vehículos y controlar el paso. Está previsto la instalación de 13 de estos dispositivos en todos los puntos de acceso y salida del Casco Antiguo.

En concreto, en la carretera de acceso al portal de Francia desde la calle Vergel, en la cuesta de Palacio, en la Cuesta de Santo Domingo (entorno del departamento de Educación), en la calle Mayor - Plaza de Recoletas, en la calle Nueva, en el acceso y salidas de San Antón y Taconera desde Navas de Tolosa, en el Paseo Sarasate con San Ignacio, en Espoz y Mina con Duque de Ahumada, en Estafeta y en la plazoleta de Juan de Labrit para las entradas y salidas de calle Merced, San Agustín y Dormitalería.

Asimismo, la zona de aparcamiento de la Cuesta de Labrit se transformará en zona verde durante todo el día. De este modo, sólo podrán aparcar su vehículo los vecinos con tarjeta municipal de residentes en las 57 plazas habilitadas. Conllevará también la desaparición de 33 plazas de zona azul en el paseo Sarasate y 51 en la calle Bosquecillo, que se quieren compensar con las habilitadas en Labrit y en la zona de Sarasate y Conde Oliveto para los vecinos de la zona. 

CAMBIOS EN EL PRIMER ENSANCHE

En el Primer Ensanche, se eliminará la ruta de salida hacia la avenida de Zaragoza, restringiendo parte de la calle Moret para el transporte público, y se crearán en el resto de las calles de la zona circuitos de entrada y salida, no de circulación. Los aparcamientos serán zona verde para los vecinos durante todo el día.

Esta misma idea se trasladará a la zona delimitada por el paseo Sarasate, San Ignacio y las avenidas de Yanguas y Miranda y Conde Oliveto. Los circuitos de tráfico serán de entrada y salida y las 149 plazas de aparcamiento estarán reservadas para los vecinos. Con esta intervención, las calles Alhóndiga y Vínculo serán peatonales y el entorno de la plaza de Baluarte se cerrará al tráfico, a excepción del transporte urbano.

La calle Padre Moret desde General Chinchilla creará un tramo peatonal que conecte el Casco Antiguo y el Primer Ensanche con Baluarte y la Ciudadela. Asimismo, el tramo desde Yanguas y Miranda, desde Sarasate hasta General Chinchilla, estarán cortados al tráfico, excepto, de nuevo, para los autobuses públicos.

NUEVA ROTONDA 

Uno de los cambios más destacados será la recuperación del doble sentido en la Vuelta del Castillo y la instalación de una 'turborotonda' que, según ha explicado el inspector del Grupo Tecnológico de la Policía Municipal pamplonesa, son "más ágiles y seguras, y permiten más capacidad de vehículos de carga".

Estará en la confluencia con Monasterio de Urdax y regulará el acceso a ambas calles, así como la distribución del tráfico a Pío XII y Sancho El Fuerte. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ayuntamiento de Pamplona prevé cerrar el tráfico al Casco Antiguo y peatonalizar Sarasate