PAMPLONA

Los afectados por la reforma de Pío XII se plantan ante un proceso participativo "manipulado" por el Ayuntamiento

"No es normal negociar cuando el proceso ya está licitado, sólo vamos a poder negociar los detalles", reclaman desde la plataforma vecinal.

Los representantes de la Plataforma Vecinal Pío XII abandonan la reunión convocada por el Ayuntamiento de Pamplona para protestar por lo que consideran un simulacro de participación. PABLO LASAOSA
Los representantes de la Plataforma Vecinal Pío XII abandonan la reunión convocada por el Ayuntamiento de Pamplona para protestar por lo que consideran un simulacro de participación. PABLO LASAOSA  

Un centenar de afectados por la reforma urbanística que plantea el Ayuntamiento de Pamplona en la avenida Pío XII han mostrado su desaprobación ante el supuesto proceso participativo que el Consistorio pone en marcha presuntamente para negociar con los vecinos y comerciantes los cambios de tráfico que se implementarán.

Ante la celebración de las primeras reuniones promovidas por el Ayuntamiento, decenas de miembros de la Plataforma Vecinal Pío XII han organizado una pitada colectiva a las puertas de Civivox Iturrama en el momento en el que deberían comenzar estos encuentros.

En la primera reunión convocada este pasado martes por la tarde, una de las representantes de la plataforma, Ainhoa Comerón, y el técnico de la Asociación de Comerciantes de Iturrama, Mikel Cabestrero, han accedido a la sala para explicar a los representantes del Ayuntamiento los motivos por los que no consideran que este proceso esté diseñado realmente para escuchar las peticiones de los propios afectados.

"Estamos de acuerdo con negociar, con hablar, con sumarnos al proyecto..., pero no estamos por la labor de hacerlo de esta manera en la que se está manipulando desde el Ayuntamiento", ha explicado Ainhoa Comerón, representante de la plataforma y comerciante en la avenida Pío XII. Tras exponer su reclamación de un proceso participativo real, los delegados vecinales han abandonado el encuentro y se han sumado a la pitada vecinal que se estaba realizando en el exterior.

"UN VERDADERO PROCESO DE PARTICIPACIÓN"

Tras este encuentro, desde la Plataforma Vecinal Pío XII aseguran que el Ayuntamiento de Pamplona está pretendiendo "enmascarar" su proyecto bajo la idea de un proceso de participación ciudadana. "Pero no es normal negociar cuando el proceso ya está licitado; nosotros sólo vamos a poder negociar los detalles de la obra, pero no vamos a poder tratar lo mas relevante ni la afección que tengan los cambios para la gente", advierte Comerón.

Sus quejas se centran en la urgencia con la que el Ayuntamiento quiere organizar las reuniones, segmentadas en sectores y con una limitación de asistentes a 15 plazas. "Nos dicen que con más miembros resultaría inviable mantener las reuniones, pero si el proceso se plantea con tiempo y creando grupos de influencia donde estén representados todos los afectados se podría llegar a organizar un verdadero proceso de participación", explican desde la plataforma.

"Les apremia el tiempo y quieren ventilarnos cuanto antes", lamenta Comerón. La plataforma reclama que si se van a suprimir cerca de 200 plazas de aparcamiento y se va a limitar el tráfico por la avenida, el Ayuntamiento plantee alternativas reales y se tenga en cuenta la opinión de quienes viven y trabajan en la zona para tomar la decisión final.

LA REFORMA ESTÁ CONFRONTANDO A LA COMUNIDAD DE PÍO XII

Desde la plataforma que promueve la campaña 'SOS - Salvemos Pío XII' se muestran favorables con el objetivo de mejorar esta céntrica zona de la capital navarra. "Por supuesto que estamos a favor de hacer más amable la zona y de que gane en sostenibilidad, pero no queremos que obliguen a los vecinos y a quienes trabajan, compran o realizan sus actividades de ocio en Pío XII a irse a otro lugar porque se les impide la entrada", solicitan.

Y al respecto explican que la decisión del Ayuntamiento gobernado por Joseba Asirón está generando una división interna entre la propia comunidad de Pío XII, con vecinos a favor del cambio y otros que reclaman más información y que se escuchen sus peticiones.

"Nosotros agrupamos a vecinos, comerciantes, tejido escolar, hosteleros..., somos muchas voces y unos están a favor de algunas de las medidas o de otras, pero lo que todos queremos es que se escuchen y se valoren realmente nuestras aportaciones", reclama Ainhoa Comerón.

AIRÓN: " ME TOMO LAS QUEJAS CON DEPORTIVIDAD"

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha insistido en que el cambio de tráfico en avenida de Pío XII redundará en "una mejora de las condiciones de vida de los vecinos y comerciantes" de la zona, a los que ha animado a participar en el proceso de diálogo que ha abierto el Ayuntamiento.

Sobre las quejas de los comerciantes y vecinos ante este proceso de participación que ha puesto en marcha el Ayuntamiento, Asiron ha señalado este miércoles que "los vecinos y los comerciantes ejercen su derecho de discrepancia y este tipo de cosas me las tomo con total deportividad, me las tomo muy en serio y las tengo en consideración".

Asiron ha indicado, en declaraciones a los periodistas, que "si protestan es porque cualquier cambio genera incertidumbre y desasosiego". No obstante, ha defendido que el Ayuntamiento está trabajando de manera "muy seria y cabal, y todo esto va a redundar en una mejora de las condiciones de vida de los vecinos y de los comerciantes de Pío XII, que va a pasar a ser una avenida referencial de Pamplona también en lo comercial".

Además, el alcalde ha expresado su "compromiso para informar debidamente y que participen los sectores implicados, que son comerciantes, tejido empresarial, tejido asociativo o apymas". "Lo que hemos hecho precisamente ha sido abrir un proceso de diálogo con todos estos sectores. Yo animo a que todos ellos, incluidos los comerciantes, se impliquen y participen en estas reuniones", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los afectados por la reforma de Pío XII se plantan ante un proceso participativo "manipulado" por el Ayuntamiento