PREMIUM  PAMPLONA

La última del equipo de Asirón: Pamplona pintará el suelo de sus calles peatonales de colorines

El Ayuntamiento ha asegurado que se trata de "intervenciones tácticas" para adecuar la ciudad al concepto de "sostenibilidad".

Recreación del nuevo espacio peatonal en la calle Bosquecillo. CEDIDA
Recreación del nuevo espacio peatonal en la calle Bosquecillo. CEDIDA  

Al conjunto de obras anunciadas este viernes por el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, y la directora del Área de Conservación Urbana y Proyectos, Cristina Arregi, que supondrán un gasto de 1,2 millones de Pamplona para vetar el acceso del vehículo privado al centro de la capital navarra, hay que sumar una actuación que se va a realizar para habilitar nuevas zonas peatonales.

En concreto, el área afectada se encuentra en las calles Bosquecillo y General Chinchilla, en donde, según el Consistorio de Asirón, se van a realizar "intervenciones tácticas" centradas en la adecuación de los espacios urbanos al nuevo concepto de ciudad sostenible.

De esta manera, las nuevas obras invierten el reparto modal y otorgan el protagonismo a peatones, ciclistas y transporte público a través de diferentes elementos de mobiliarios urbano y señalización horizontal.

Según ha explicado la responsable de Proyectos del Ayuntamiento de Pamplona, Cristina Arregi, este tipo de intervenciones son "más ágiles y más económicas" que los procesos de transformación urbana tradicionales.

Por ejemplo, en la calle del Bosquecillo se transformará la calzada en un espacio de estancia dividido en tres zonas cuya conexión se articulará a través de mobiliario urbano, jardineras y bancos, tal y como refleja la imagen que acompaña a esta información.

Además, se creará un carril bici que conectará con el carril que sube desde Trinitarios por la avenida de Gipúzcoa hasta el centro de Pamplona y que también servirá de conexión entre Casco Antiguo (desde la calle Mayor) y el nuevo eje sostenible de Pío XII.

La sección de la calle mantendrá los dos niveles actuales pero en el suelo se pretende hacer un pintado del asfalto tipo mural más atractivo que incida en el carácter lúdico que se le quiere dar al nuevo espacio.

El objetivo es crear una zona de libre tránsito para peatones y medios sostenibles que una la Taconera y la Ciudadela a través del Bosquecillo y General Chinchilla.

En la calle General Chinchilla la intervención prevista es similar a la del Bosquecillo, aunque de menor entidad.

Se centrará en reordenar la señalización y el mobiliario urbano para que queden más claros tanto los diferentes tránsitos de peatón y bicicleta como los usos permitidos, entre los que se encuentra la carga y descarga.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La última del equipo de Asirón: Pamplona pintará el suelo de sus calles peatonales de colorines