PREMIUM  PAMPLONA

La excusa de Armando Cuenca (Podemos) sobre las facturas que su empresa cobra del Ayuntamiento: "Es todo la máquina del fango"

Cuenca (Podemos) ha tratado de mostrar como algo normal que su empresa haga negocio con el Ayuntamiento del que él forma parte como liberado. 

Los concejales Aritz Romeo y Armando Cuenca presentan la propuesta de Ordenanza municipal de Movilidad de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Los concejales Aritz Romeo y Armando Cuenca presentan la propuesta de Ordenanza municipal de Movilidad de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

Armando Cuenca, concejal de Aranzadi-Podemos en Pamplona, ha tratado hoy de justificar las permanentes facturas que su empresa ingresa del Ayuntamiento. Cuenca es uno de los socios de Katakrak, cooperativa que vende libros al consistorio en el que Cuenca ejerce como concejal liberado con dedicación exclusiva, con un sueldo de 48.600 euros anuales y forma parte del equipo de Gobierno que toma todas las decisiones municipales, incluidas las económicas.

Cuenca ha tratado de relativizar la información publicada hoy por este medio en la que se informaba que, durante el último año, Katakrak ha ingresado más de 6.000 euros en facturas cobradas al Ayuntamiento de Pamplona

"Es la máquina del fango", ha dicho Cuenca sobre lo publicado por Navarra.com, sin desmentir ningún punto de la información, a pesar de que ha tratado de minimizar los hechos y de afirmar que había datos inexactos sin precisar ninguno: "Estoy de excedencia", ha mantenido como queriendo negar su vinculación con su propia empresa. 

Cuenca, sin embargo, es uno de los socios de 1978 Kooperatiba, empresa de la que sigue formando parte tal y como reflejó él mismo en su declaración de bienes, en la que declaró poseer el 100%. Hoy ha negado que sea ese el porcentaje que él mismo declaró y firmó ante el consistorio. 

Armando Cuenca ha excusado hacer negocios con el Ayuntamiento, una asunto que la ley pone de relieve: es incompatible ser concejal y mantener relaciones económicas con una empresa de su propiedad. "Katakrak vende libros al Ayuntamiento, pero eso lo deciden los técnicos, no he tenido nada que ver en las decisiones", ha mantenido excusándose en todo momento. No ha explicado que él y sus compañeros del equipo de Gobierno podrían tomar la decisión contraria, algo que perjudicaría a su cooperativa. 

El concejal de Aranzadi-Podemos ha llegado a decir que libros se compran a todas las librerías de Pamplona y ha validado que su empresa siga haciendo negocio con el consistorio en el que él mismo tiene un puesto de responsabilidad. 

Cuenca, además, ha tratado de vender que su empresa no se dedica al beneficio, que poco menos reparte el dinero entre la gente y que él sólo cobraba un sueldo, aunque ahora esté en excedencia. 

El concejal de la ejemplaridad pública y de las críticas constantes por este tipo de chanchullos en estas ocasiones ha tratado de cerrar el tema mostrando normalidad con los hechos y atacando al PSN por haberse sorprendido por el asunto y haberlo denunciado: "Es de una gran irresponsabilidad". 

Por su parte, los grupos de la oposición ya le han pedido responsabilidades: UPN ha pedido su comparecencia y el PSN ha exigido que dé "todas las explicaciones oportunas".

PARTIDAS Y PAGOS CONSTANTES

Las partidas y los pagos han sido constantes desde que Cuenca accedió al consistorio, hasta sumar los más de 6.000 euros reseñados a cargo del área de Cultura que dirige la compañera de Cuenca en el equipo de Gobierno, Maider Beloki (Bildu)

La ley del régimen electoral señala algunos de las motivos que hacen incompatible la condición de concejal en un Ayuntamiento. Entre ellos, señala la de mantener relación económica con el consistorio, bien sea mediante la fórmula de contratista o subcontratista cuya financiación corra a cargo de la corporación municipal o de establecimientos de ella dependientes.

Fuentes legales consultadas mantienen que Cuenca debió de informar al Ayuntamiento o a su propia empresa si quería mantener su participación en la cooperativa para no mantener así relaciones comerciales durante su periodo como concejal del equipo de gobierno, encargado de tomar las decisiones sobre el gasto municipal.

Otra opción para Cuenca era la de haber vendido su participación en la cooperativa cuando accedió al puesto, algo que tampoco hizo y que no ha llevado a cabo, ya que no ha modificado su declaración de bienes, algo que hubiera sido obligatorio también, según la ley.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La excusa de Armando Cuenca (Podemos) sobre las facturas que su empresa cobra del Ayuntamiento: "Es todo la máquina del fango"