PREMIUM  PAMPLONA

La apertura más esperada de Labrit: las novedades del restaurante Ábaco, que 'ultima' sabores antes de su próxima inauguración

El Ábaco, ubicado en Huarte hasta el pasado verano, abrirá sus cocinas en los locales del antiguo Hartza, en Labrit. 

Jesús Íñigo, responsable y cocinero del nuevo Ábaco, en la cuesta de Labrit.
Jesús Íñigo, responsable y cocinero del nuevo Ábaco, en la cuesta de Labrit.  

La apertura más esperada de la cuesta de Labrit llega por fin a Pamplona. El restaurante Ábaco abrirá la próxima semana. Concretamente, el 25 de noviembre y dará oficialmente comienzo a una nueva andadura que lo traslada del Museo de Arte Contemporáneo de Huarte a la calle Labrit, en el mismo local que albergaba el restaurante Hartza.

Como tal, el nuevo Ábaco pretende rendir un homenaje "al sabor, al buen gusto y a la gastronomía", comenta el cocinero Jesús Íñigo, que será el responsable del local y cocinará junto con su equipo.

En esta nueva etapa buscará convertirse en un restaurante con carta de martes a domingo, menú degustación de martes a viernes a mediodía y menú gastronómico de viernes noche a domingo mediodía. Tendrán también cabida algunos de sus pinchos más emblemáticos en forma de snacks, como la “esponja de anchoa”.

El nuevo local del Ábaco ha respetado la estructura del antiguo Hartza, pero ha sido sometido a una profunda reforma, comenzando por la cocina, adecuada al estilo innovador de Jesús Íñigo y a las nuevas tendencias gastronómicas. 

Cuenta con diferentes comedores, totalmente reformados, y una zona de reservado para reuniones o comensales que quieran mayor intimidad. Además se ha rehabilitado la terraza, que servirá de antesala al restaurante y que en primavera y verano se convertirá en un lugar de tapeo.

UN CURRÍCULUM DE ÉXITO

El cocinero y responsable del nuevo Ábaco, Jesús Íñigo (Pamplona. 1977) viaja con tan sólo 16 años a E.E.U.U y se sumerge en sus cocinas tratando de aprenderlo todo sobre la gastronomía americana y las corrientes que llegan hasta allí. Después le siguen Inglaterra, Chile y Argentina.

Pasa por las cocinas más prestigiosas de nuestro país: El Bulli, Arzak y Akelarre hasta que en 2008 decide abrir el Bar-Restaurante Ábaco en el interior del Museo de Arte Contemporáneo de Huarte.

Allí, junto a su equipo, comienza a abrirse camino a través de sus innovadoras creaciones en formato pintxo que le han servido el reconocimiento en los certámenes gastronómicos más reseñables del panorama nacional.

Ahora el Ábaco sigue con ese afán de superación, de mejora constante y abre sus puertas en un lugar emblemático de Pamplona, donde pretenden constituirse como "la pasión y la dedicación más absolutas para ofrecer una experiencia única a sus comensales en cada bocado, en cada detalle".

Sus creaciones combinan influencias internacionales con unas sólidas raíces navarras y el legado de las cocinas vasca y catalana que tanto han marcado la trayectoria de su cocinero.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La apertura más esperada de Labrit: las novedades del restaurante Ábaco, que 'ultima' sabores antes de su próxima inauguración