PREMIUM  SOCIEDAD

Apelan a la conciencia humana: defienden las plazas reservadas a personas con discapacidad en Pamplona

'No es una zona VIP, es una necesidad' es la campaña impulsada por el Ayuntamiento de Pamplona y Cocemfe.

Aparcamiento para personas con discapacidad en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Aparcamiento para personas con discapacidad en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

‘No es una zona VIP, es una necesidad’ es una campaña de sensibilización sobre el correcto uso de las plazas de aparcamiento existentes reservadas a personas con discapacidad por movilidad reducida.

Impulsada por el Ayuntamiento de Pamplona y COCEMFE, se trata de una campaña básicamente informativa, aunque se reforzará la vigilancia por parte de la Policía Municipal.

"Se apela a la conciencia ciudadana para que se eviten usos y comportamiento incívicos, que conllevan sanciones en forma de multa económica y sobre todo un perjuicio para las personas que verdaderamente necesitan esas plazas", afirma el Ayuntamiento.

La campaña incluye la colocación de unos vinilos de más de un metro de diámetro, con forma de cómic, en 40 plazas reservadas para personas con discapacidad en la ciudad.

En esos vinilos se da la palabra a las personas beneficiarias de esa plaza, a las personas con discapacidad, que señalan que aparcar en ellas no supone un privilegio, "sino una necesidad que se debe respetar", señala el Ayuntamiento en una nota.

Además, personas voluntarias de las asociaciones que conforman COCEMFE y personal de Dornier colocarán 2.000 tarjetones en los vehículos estacionados en las plazas reservadas con testimonios de personas, con nombres y apellidos, que muestran en primera persona para qué las usan y como el uso fraudulento les perjudica directamente.

Asimismo, la campaña anima a las personas usuarias de estas plazas a difundir la campaña a través de las redes sociales, compartiendo para qué necesitan estos aparcamientos bajo el hashtag #NoEsUnaZonaVip.

Campaña de sensibilización sobre el correcto uso de las plazas de aparcamiento existentes reservadas a personas con discapacidad. ALZUGARAY

La concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, el presidente de COCEMFE Navarra, Manuel Arellano, han presentado este jueves una campaña centrada tanto en el buen uso de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida como en el correcto uso de las tarjetas que el Ayuntamiento concede a esas personas para aparcar en la ciudad.

El Ayuntamiento de Pamplona tiene expedidas, a día de hoy, un total de 4.101 tarjetas para poder aparcar en las plazas reservadas a personas con movilidad reducida.

La ciudad cuenta con más de 600 plazas reservadas y señalizadas, 386 de ellas en superficie, distribuidas por todos los barrios para que en ellas puedan estacionar únicamente quienes tengan esa tarjeta específica.

IMPORTANTES MULTAS POR APARCAR O EL MAL USO DE LA TARJETA

Durante el año 2018 se interpusieron 383 denuncias administrativas por utilizar las plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida de forma indebida.

En 2017 las denuncias por ese motivo fueron 405. La utilización de una plaza reservada por un vehículo no autorizado conlleva una multa de 200 euros y la retirada del vehículo con la grúa.

El Ayuntamiento de Pamplona y la Policía Municipal recomiendan a la ciudadanía que en el caso de que una persona usuaria de la tarjeta encuentre su plaza ocupada por un vehículo no autorizado se pongan en contacto lo antes posible con el teléfono 092.

Junto al aparcamiento de vehículos no autorizados en esas plazas reservadas, otra de las prácticas que se detecta es el mal uso de la tarjeta, principalmente, que la tarjeta no la utilice la persona autorizada a ello.

Policía Municipal retiró el año pasado 126 tarjetas por mal uso, una cifra que se ha ido reduciendo en los últimos años, ya que se retiraron 155 en 2017 y 275 en 2016.

Ese mal uso de la tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida conlleva una multa de 500 euros y la retirada de la tarjeta.

En algunos casos ese mal uso de la tarjeta se puede tramitar por vía judicial. Son casos en los que la persona titular hubiera fallecido o se haya llevado a cabo una manipulación de datos (falsedad documental).

NORMATIVA EUROPEA

La concesión de tarjetas de estacionamiento a las personas con movilidad reducida está regulada por normativa europea y es competencia de cada ayuntamiento, que las otorga según se cumplan una serie de requisitos.

Pamplona las concede si se es residente en la ciudad y si se presenta el certificado de grado de discapacidad con 7 puntos o más en el Baremo de Movilidad / Transportes Colectivos (o Apartado A, B o C) o el certificado del grado de agudeza visual (mejor ojo, agudeza visual igual o inferior al 0,1 con corrección, o un campo visual reducido a 10 grados o menos).

En los certificados anteriores a 2006 no se refleja la puntuación del Baremo, por lo que los 7 puntos o más equivalen a “SI” o a “tiene dificultades graves de movilidad”.

La tarjeta habilita en Pamplona para estacionar en los reservados para personas con discapacidad; para estacionar en todas las zonas ZEL y ZER (azul, verde, naranja y roja) sin abonar tique y sin que le afecten las restricciones ‘solo para residentes’; y a estacionar puntualmente en los reservados de carga y descarga, siempre en última instancia y en caso de no encontrar otra posibilidad de estacionamiento.

Además, con la tarjeta se podrá acceder al cementerio los días 30 y 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre, a las zonas que se restringen al tráfico con motivo de las fiestas de San Fermín y podrá acceder al Casco Antiguo, registrando previamente la matrícula en http://www.plandeamabilizacion.com.

La tarjeta es válida en toda la Unión Europea, pero las normas de uso, como las anteriores, respecto a cada ciudad las señalan los propios ayuntamientos.

La gestión para obtener esta tarjeta se debe realizar en las oficinas del área de Seguridad Ciudadana y Convivencia del Ayuntamiento de Pamplona (c/ Monasterio de Irache, 2).

Cuando la persona adjudicataria de la tarjeta deja de cumplir los requisitos necesarios, se deberá acudir al mismo lugar para darla de baja.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Apelan a la conciencia humana: defienden las plazas reservadas a personas con discapacidad en Pamplona