PREMIUM  OSASUNA

La nieve obliga a aplazar por segunda vez un partido de Osasuna en Pamplona en apenas un mes

El pasado 1 de diciembre tuvo que aplazarse el partido ante el Nastic en El Sadar por la nieve caída en Pamplona.

Nevada en El Sadar. CA Osasuna.
Nevada en El Sadar. CA Osasuna.  

El partido que debían disputar esta tarde Osasuna y el Valladolid en El Sadar (16.00 horas) se ha aplazado a este domingo 7 de enero a las 12 horas tras suspenderse por la nieve, aunque el club castellano-leonés ha mostrado su disconformidad al entender que el campo no estará en buenas condiciones y hay riesgo de lesiones.

Desde las once de la mañana ha empezado a nevar en Pamplona, en alerta roja por nevadas, por lo que el césped de El Sadar se ha cubierto con rapidez, a pesar de las tareas de los operarios del club navarro desde primera hora, afanados sobre todo en la acumulación de agua en la zona más sombría del campo.

El árbitro del partido, el castellano-manchego Isidro Díaz de Mera, ha acudido al estadio a las 14.10 horas y diez minutos después, en compañía de los delegados de ambos equipos: Iñaki Ibáñez (Osasuna) y Paco Santamaría (Valladolid), ha accedido al campo a inspeccionar por primera vez el césped, totalmente cubierto por la nieve que seguía cayendo en Pamplona.

A las 14:28 ha llegado el autobús del Valladolid con sus jugadores y cuerpo técnico, y las 14:35 lo ha hecho Osasuna.

El colegiado ha esperado a la llegada del delegado federativo, con problemas para arribar a Pamplona precisamente por la nieve, a las 14:38 horas, para inspeccionar por segunda vez el césped y decidir la suspensión del partido a las 14:45 horas.

Osasuna ha propuesto disputar el partido este domingo a las 12 horas, opción contemplada por el árbitro en virtud de una nueva circular de la Federación Española de Fútbol para esta temporada de "procurar" disputar el partido dentro de las 24 horas siguientes a la suspensión.

El Real Valladolid, según ha comentado su director general deportivo, Miguel Ángel Gómez, ha acatado esta decisión por "disciplina", aunque ha mostrado su disconformidad al entender que el campo no estará mañana en buenas condiciones y "corre peligro la integridad física" de los jugadores, por lo que consideraba más conveniente aplazar el encuentro a otra fecha.

Osasuna, según ha afirmado su gerente, Ángel Ardanaz, ha defendido "siempre" intentar jugar el encuentro dentro de las 24 horas siguientes a la suspensión como marca la circular federativa a las que se "negó" el Nàstic en el partido suspendido el pasado 1 de diciembre en Pamplona, también por la nieve.

Aquella suspensión estuvo marcada por la polémica, ya que Osasuna consideraba que con la nieve caída se podía disputar el choque, y el Nàstic, con numerosas bajas en la plantilla, se mostró contrario a la celebración del encuentro en 24 horas y regresó de inmediato a Tarragona.

El colegiado de aquel partido reflejó en el acta que el Nàstic se "negó" a disputar el partido dentro de las 24 horas siguientes a la suspensión y Osasuna pidió los tres puntos del partido por "incomparecencia" del conjunto catalán.

Sin embargo, el Comité de Competición desestimó la reclamación del club rojillo, que ha recurrido al Comité de Apelación, mientras que LaLiga ha fijado de momento el partido para el jueves 18 de enero.

El equipo navarro sufrió otro contratiempo fruto de las condiciones climatológicas una semana después al jugar en Oviedo (10 de diciembre) en un campo encharcado, partido que "no se tenía que haber jugado", según aseguró ayer el entrenador osasunista, Diego Martínez.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nieve obliga a aplazar por segunda vez un partido de Osasuna en Pamplona en apenas un mes