OSASUNA

Osasuna consuma su "venganza" con el Celta, tras la derrota y descenso a Segunda sufrido en 2014

El equipo rojillo perdió (0-2) ante los gallegos de Luis Enrique y Unzué, que no se jugaban nada en El Sadar.

Trio arbitral con Gil Manzano y los capitanes del partido Patxi Puñal y Oubiña del Osasuna - Celta (0-2) el 3 de mayo de 2014 en El Sadar. Navarra.com
Trio arbitral con Gil Manzano y los capitanes del partido Patxi Puñal y Oubiña del Osasuna - Celta (0-2) el 3 de mayo de 2014 en El Sadar. Navarra.com  

Los papeles se han cambiado este sábado entre Osasuna y Celta en El Sadar respecto a lo sucedido en la misma jornada de liga de hace seis temporadas, en la 2013-14 donde los rojillos de Javi Gracia cayeron a la Segunda división tras catorce temporadas en Primera de forma seguida.

Si este sábado era Osasuna el equipo ya salvado de todo peligro ante un Celta en apuros con 2-1 final para los de Jagoba Arrasate, hace seis campañas ocurrió lo contrario. Los rojillos necesitaban ganar el partido ante un conjunto gallego ya salvado, pero perdieron (0-2) ante los dirigidos entonces por Luis Enrique y el navarro Juan Carlos Unzué.

Osasuna afrontaba la visita del Celta fuera del descenso con 35 puntos, con dos de ventaja sobre Valladolid y Almería con 33 que marcaban el descenso, ya que el Betis sumaba 22 y estaba descendido hace varias jornadas.

Los navarros llegaron al partido con un exceso de confianza creyendo que los de Vigo no se emplearían a fondo y se equivocaron. El Celta se empleó a fondo y ganó merecidamente en Pamplona, con dos goles de Nolito en los minutos 20 y 33 de juego.

Precisamente, Nolito y Santi Mina son los dos jugadores que repitieron ayer en El Sadar desde 2014. En Osasuna solo quedan Roberto Torres, que fue titular, y Oier Sanjurjo de aquel mal sueño.

La derrota rojilla ante el Celta (0-2) colocó a los de Javi Gracia en descenso, ya que el Almería le ganó al Betis (3-2) y el Valladolid (1-0) al Español. El famoso empate "pactado" (1-1) ante el Espanyol en la siguiente jornada en Cornellá y la pírrica victoria sobre el Betis en la última jornada (2-1) con derrumbe de Graderío Sur incluído, no sirvieron para evitar el descenso.

Los rojillos se fueron a Segunda con 39 puntos, junto al Valladolid con 36 y al Real Betis con 25. Mientras tanto, el Celta terminó en una cómoda novena plaza de la tabla con 49 puntos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna consuma su "venganza" con el Celta, tras la derrota y descenso a Segunda sufrido en 2014