• lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

OSASUNA

La camiseta de Maradona tras jugar ante Osasuna: el tesoro que guarda Javier Mina en Mutilva

La historia de cómo la mítica prenda del histórico jugador terminó en manos del jugador de Osasuna. 

El exjugador de Osasuna Javier Mina, junto a la camiseta que se intercambió con Maradona en los años 80 en El Sadar. PABLO LASAOSA
El exfutbolista Javier Mina, junto a la camiseta de Maradona y la última que utilizó con Osasuna en su casa de Mutilva.. PABLO LASAOSA

La camiseta del Barcelona que Javier Mina Mariñelarena (Pamplona, 1954) guarda en su casa de Mutilva no es una cualquiera. Es la casaca, con el número 10, que Diego Armando Maradona lució en El Sadar en uno de sus dos encuentros que disputó frente a Osasuna, cuando ya era un jugador histórico del fútbol. 

Mina fue defensa de los rojillos desde Tercera División y vivió el éxito de dos ascensos, incluido el mítico de Murcia que puso a Osasuna en la máxima categoría. "Junto a ello, lo más importante que hicimos fue la clasificación para la UEFA", rememora con orgullo el exfutbolista unas cuantas décadas después.  Esta misma semana, Osasuna recibirá al Barça en El Sadar, será el martes a las 21.30 horas

Se refiere a los partidos jugados en 1985 que llevaron por primera vez a Europa a Osasuna, en concreto ante el Glasgow Rangers de Escocia y ante el Warengen de Bélgica. 

Poco antes de esto, Maradona había llegado a Barcelona como una estrella mundial, aunque todavía lejos de lo que se convertiría en México 86, cuando protagonizó el gol del siglo y el de la mano de Dios. Fichó por el Barça en 1982 y, aunque las lesiones y una hepatitis lo apartaron de los campos en sus dos temporadas en España, jugó dos partidos en Pamplona en El Sadar ante Osasuna. 

"Era espectacular, pero le ganamos los dos partidos en casa", recuerda con cariño Javier Mina sobre aquellos encuentros. Uno de ellos fue el 1 de mayo de 1983 y Osasuna ganó por 1-0 con gol de Echeverría. Los rojillos se jugaban la permanencia y se mantuvieron en Primera. 

Un año más tarde, en enero de 1984, el Barcelona acudió de nuevo a El Sadar con Maradona, que consiguió marcar dos goles. Sin embargo, Iriguibel, Echeverría, Rípodas y Martín convirtieron 4 goles para los rojillos, en un partido con un gran marcaje de Castañeda al astro argentino

El exjugador de Osasuna Javier Mina, junto a la camiseta que se intercambió con Maradona en los años 80 en El Sadar. PABLO LASAOSA
El exjugador de Osasuna Javier Mina, junto a la camiseta que se intercambió con Maradona en los años 80 en El Sadar. PABLO LASAOSA

Después de este encuentro, Javier Mina se acercó al vestuario del Barça con la intención de hacerse con una camiseta, a ser posible la de Maradona. Allí estaba Txema Corbella, utillero del equipo catalán durante años, quién le sacó al jugador navarro la camiseta Meyba con el número 10 que Maradona había lucido en El Sadar. 

"En aquella época no se intercambiaban tantas camisetas como ahora entre los jugadores. Sobre todo nosotros, en Osasuna, que no teníamos camisetas y que se aprovechaban de un partido para otro. Incluso las camisetas de otras temporadas se pasaban a equipos inferiores", explica Javier Mina, que cuando regresó a Tajonar de entrenador pudo comprobar como equipos inferiores llevaban todavía prendas que él había usado como jugador. 

El exjugador de Osasuna Javier Mina, junto a la camiseta que se intercambió con Maradona en los años 80 en El Sadar. PABLO LASAOSA
El exjugador de Osasuna Javier Mina, sujeta algunos cromos de fútbol de su época en Osasuna en los años 80. PABLO LASAOSA

Lo cierto es que Mina se hizo en aquel momento con un preciado tesoro, la camiseta original que Diego Armando Maradona había lucido en un partido oficial y en el que había marcado dos goles. Una prenda que sería objeto del deseo de muchos coleccionistas, sobre todo en Argentina

No hace mucho tiempo, y salvando las distancias, una casa de subastas vendió por 8,8 millones de dólares la camiseta de Maradona del Mundial 86 del partido frente a Inglaterra. 

Sin embargo, Javier Mina no tiene interés en desprenderse de la camiseta. "La hemos tenido siempre en casa sin darle mucha importancia, pero cuando falleció Maradona mi mujer la colocó en un cuadro como regalo", explica el veterano osasunista. 

Ahora, esta prenda mítica luce en su casa junto a otra no menos importante, la de su último partido con Osasuna en 1987. Mina portó en aquel encuentro el número 12 como suplente y, aunque no disputó minutos, la guardó con cariño y la resignación de ser su último encuentro con los rojillos, con salvación incluida ante el Racing de Santander después del histórico play-off con descenso de los cántabros y salvación para el Cádiz y los navarros. Tras una trayectoria exitosa de 11 temporadas en Osasuna, culminó su andadura en el fútbol con dos años en el Salamanca. 

Javier Mina, de espaldas, lucha por la pelota entre Perico Alonso, Quini y Maradona, mientras Patxi Rípodas mira desde el suelo. Fue un partido de Osasuna en el Camp Nou en la temporada 83-84. EL PERIÓDICO DE CATALUÑA
Javier Mina, de espaldas, lucha por la pelota entre Perico Alonso, Quini y Maradona, mientras Patxi Rípodas mira desde el suelo. Fue un partido de Osasuna en el Camp Nou en la temporada 83-84. EL PERIÓDICO DE CATALUÑA

Javier Mina tuvo la ocasión de disfrutar en el campo ante grandes jugadores, no sólo Maradona en el Camp Nou, como se puede ver en alguna foto histórica. En su casa lucen imágenes con grandes cracks de la época, como Hugo Sánchez, Lineker o Santillana, delanteros de primer nivel que los rojillos frenaban, sobre todo en El Sadar. "En nuestra época se ganamos muchos partidos en casa y se perdían fuera", recuerda sobre el gran cambio que ha dado el arbitraje y también la manera de jugar, admite, pues en aquella época los defensas frenaban a los delanteros a las primeras de cambio. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La camiseta de Maradona tras jugar ante Osasuna: el tesoro que guarda Javier Mina en Mutilva