PREMIUM  OSASUNA

Fallece Antonio Pedroviejo, dueño de "Casa Antonio" en Almazán, cuartel general de Osasuna desde 1970

El restaurante ha sido un lugar habitual de parada y fonda para el autobús de Osasuna desde los años de tercera división.

Este viernes ha fallecido Antonio Pedroviejo Cid de 102 años de edad, dueño del restaurante "Casa Antonio" de Almazán, un restaurante emblemático para Osasuna. Ha sido lugar de parada y fonda para el autobús rojillo en sus viajes de ida y vuelta a Madrid desde los años setenta, en la época de tercera división, hasta hace pocos años.

De hecho, hay que recordar que Osasuna y el Numancia le hicieron un homenaje a Antonio Pedroviejo el 3 de agosto de 2016 en un amistoso de verano jugado en Almazán. El partido finalizó con derrota de los rojillos (2-1) con goles de Álvarez, Mateu y Nino con Enrique Martín Monreal en el banquillo navarro.

Antonio también era fundador de la SD Almazán, tal y como recuerda el club de su pueblo: "Hoy es el día más triste de la historia del club, acaba de fallecer nuestro fundador Don Antonio Pedroviejo. En 1967 fundó la SDAlmazán y siempre ha estado ligado a nosotros. Persona entrañable y gran trabajador. Intentaremos seguir tu legado con esfuerzo y honor. DEP Don Antonio".

Antonio Fue hijo y nieto de posaderos y un destacado hostelero. En 1941 inauguró con su esposa, Isidra Jiménez, el Hotel Comercio, único por su características en aquella época en Almazán. En 1954 abrió enfrente de este establecimiento el Bar Restaurante Casa Antonio.

En 1967 la familia trasladó su negocio al actual Hotel Restaurante Antonio, situado en la Avenida de Soria y que ya va por la quinta generación de hosteleros. El funeral se celebrará este domingo 3 de febrero en Almazán a las 13,15 horas.

Hay que recordar que la especialidad de la casa es el delicioso "somarro", un plato de carne con sal asado a las brasas muy habitual en Castilla, y el tocino de cielo de postre, servido por unos camareros que conocían al detalle los gustos gastronómicos de los jugadores rojillos, y de los periodistas deportivos que también se detenían a comer en sus viajes a Madrid.

Un lugar emblemático, de parada obligada, donde se recibía a los rojillos y a otros equipos navarros como el Anaitasuna con todo el cariño del mundo aunque fuera a deshoras, pero donde siempre había un hueco para que los jugadores se sentaran y comieran.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fallece Antonio Pedroviejo, dueño de "Casa Antonio" en Almazán, cuartel general de Osasuna desde 1970