• sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 18:43

 

 
 

OSASUNA

El drama de Osasuna en El Sadar: cuatro derrotas como local y una imagen que deja muchísimo que desear

El equipo de Jagoba Arrasate se desangra en su nuevo estadio y acumula ya siete jornadas seguidas sin ganar.

Partido entre Osasuna y Villarreal correspondiente a la jornada número 14 jugado en el estadio de El Sadar de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Partido entre Osasuna y Villarreal correspondiente a la jornada número 14 jugado en el estadio de El Sadar de Pamplona. MIGUEL OSÉS

Lo de Osasuna esta temporada se está convirtiendo en una agonía. El equipo se hunde más a cada jornada que pasa con un nivel futbolístico penoso, 'ayudado' por unas decisiones arbitrales que le están machacando desde hace tiempo.

Los 'rojillos' no son colistas por los árbitros, evidentemente. La imagen que ofrece Osasuna deja mucho que desear para seguir en Primera división. El equipo está cogido con alfileres, y si no es la defensa la que falla, es el ataque el que no marca gol y si no una expulsión o un error grave el que decide los partidos.

No hay solidez como equipo y entra el agua por todas partes. ¿A qué se debe el cambio tan grande de la temporada pasada a la actual?. ¿Todo lo explican las ausencias de Estupiñán y Chimy Ávila, o los sustitutos dejan mucho que desear?. Son preguntas para el director deportivo Braulio Vázquez.

En ello está Jagoba Arrasate, al que nadie quiere cesar por todo lo que le ha dado a Osasuna en las dos últimas temporadas, pero si esto no cambia pronto a mejor... ¿Algún entrenador que no sea Jagoba puede cambiar esta situación y evitar el descenso a Segunda?. Hay dos oportunidades antes de que acabe el año. Este martes 22 de diciembre ante el Elche en el estadio Martínez Valero y el día 31 ante el Alavés en El Sadar.

Los resultados en Pamplona son un drama. Cuatro derrotas y un empate en siete encuentros jugados. Solo dos triunfos ante el Celta (2-0) y Athletic (1-0). Desde el pasado 24 de octubre no se gana. Siete jornadas seguidas sumando un solo y triste punto ante el Huesca (1-1). Derrotas ante el Levante (1-3), Atlético de Madrid (1-3), Betis (0-2) y Villarreal (1-3).

A todo esto se unen las lamentables decisones arbitrales que sufre el equipo desde hace tiempo, aunque Jagoba levantó la voz solo este sábado. Al menos ya no pone la otra mejilla. Todas las jugadas dudosas se pitan en contra y a favor ninguna. Penaltis claros solo en contra y expulsiones rigurosas también en contra. Es muy fácil pitarle a Osasuna.

Hay penalti claro sobre Calleri con 0-1 ante el Villarreal que no se pita ni entra el VAR. No debe ser importante ni clara. La falta de Aridane es clara para evitar el gol tras su grave error, pero está lejos de la portería y llega otro defensa a su altura. 

El acta del colegiado Figueroa Vázquez, que daba la impresión de estar pasado de báscula, dice lo siguiente: "En el minuto 19 el jugador (23) Hernandez Umpierrez, Aridane fue expulsado por el siguiente motivo: Sujetar a un rival que se escapaba hacia la meta contraria, derribándolo, abortando con su acción una manifiesta y clara ocasión de gol".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El drama de Osasuna en El Sadar: cuatro derrotas como local y una imagen que deja muchísimo que desear