TRIBUNALES

Un tuitero, acusado de enaltecimiento del terrorismo: "ETA en sus comienzos era necesaria"

También se ha celebrado otro juicio contra otra tuitero que pedía la vuelta de la organización terrorista MPAIAC.

Un móvil muestra en pantalla la aplicación en Twitter. ARCHIVO.
Un móvil muestra en pantalla la aplicación en Twitter. ARCHIVO.  

Un tuitero de 21 años acusado de enaltecimiento del terrorismo por comentarios que publicó en las redes sociales ha alegado este miércoles ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le ha juzgado que no estaba en sus "cabales" ni en su "sano juicio" cuando los escribió.

La Fiscalía le acusa de poner en valor la actividad terrorista de ETA y los GRAPO, realizar comentarios "crueles" de víctimas como Irene Villa o Miguel Ángel Blanco y justificar el uso de la violencia contra autoridades públicas y ciudadanos disidentes de su ideología. Según el escrito de acusación, publicó tuits como: "Mi coño es más pequeño que el maletero de Miguel Ángel Blanco", y publicó un vídeo en el que decía que "ETA en sus comienzos era necesaria, hizo cosas que estaban muy bien".

El acusado ha explicado que en el periodo en que publicó los tuits estaba pasando por una "situación de abuso, maltrato y ataque de personas de ultraderecha", por lo que "el brote psicótico era un hecho" y que así se lo diagnosticaron. "Estuve casi un año sin poder salir de casa del miedo que tenía", ha dicho ante el tribunal en su turno de última palabra.

"Como comprenderán, en ningún momento una persona en su sano juicio diría semejantes atrocidades. No estaba en mis cabales. Soy consciente de que jamás diría eso estando bien", ha subrayado.

PROTEGER LA INTIMIDAD

El escrito de acusación de la Fiscalía se dirigía contra Mari Flor Martínez, si bien su abogada ha explicado a la Sala que en proceso de cambio de sexo y, por tanto, se considera hombre y se hace llamar Luis. Y por ello, ha solicitado al tribunal al inicio del juicio que la vista fuese cerrada para proteger la intimidad de su cliente.

Finalmente, el tribunal presidido por el magistrado Julio de Diego ha decidido no aceptar esta solicitud, pero sí ha pedido que las cámaras que graban en la sala de vistas no mostraran el rostro del acusado.

A pesar de lo alegado por el acusado, la fiscal ha recordado en sus conclusiones finales que el ejercicio de la libertad de expresión no es ilimitado y que tiene restricciones, por lo que, además de confirmar su petición de dos años de prisión, ha añadido el delito de humillación a las víctimas. De forma alternativa, ha solicitado una pena de un año y cuatro meses de cárcel por un delito de odio.

PEDÍA LA VUELTA DEL MPAIAC

La Audiencia Nacional ha celebrado después otro juicio contra otro tuitero, Luis Solorzano, acusado de publicar entre 2012 y 2014 comentarios en la misma red social con la intención de "poner en valor la actividad armada y violenta de algunas organizaciones terroristas y justificando el uso de la fuerza contra los disidentes y las fuerzas de seguridad del Estado".

Según consta en el escrito de acusación, el sospechoso deseó en Twitter la muerte de policías y retuiteó un mensaje de otro usuario que pedía la vuelta del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC), organización terrorista que entre 1976 y 1978 puso unas 60 bombas en España que causaron una víctima mortal y varios heridos.

"El terrorismo hoy por hoy parece ser la única opción que puedan entender que Canarias no se vende, lucha por defender"; "El 11-S no fue un drama, fue justicia"; "Hacen falta más comandos, más atracos y por mí que fusilen a Rodrigo Rato y Emilio Botín"; "Soy del GRAPO puta España"; y "Policía bueno, policía muerto" son algunos de los tuits que publicó el acusado.

HACER UNA CRÍTICA AL ESTADO

Durante el juicio, Luis Solorzano ha reconocido que escribió todos los tuits que figuran en el escrito de acusación, pero ha remarcado que "no tenía intención de alterar el orden público", sino hacer "una crítica a la sociedad y al Estado". También ha dicho que no defiende en absoluto los postulados del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario.

Al finalizar la vista oral, la fiscal ha confirmado su petición de dos años de prisión para el acusado, resaltando, como en el anterior caso, que "jalear la violencia y los métodos terroristas" son actos que quedan "fuera de la libertad de expresión". "Nada tiene que ver la libertad de expresión con la apología de los verdugos", ha apuntado.

Por su parte, el abogado defensor ha pedido la libre absolución para su cliente, ya que ve "excesiva" y "desproporcionada" la petición del Ministerio Público, ya que considera que los tuits no generaron "alarma social".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un tuitero, acusado de enaltecimiento del terrorismo: "ETA en sus comienzos era necesaria"