SOCIEDAD

Pep Torres: "Un inventor es el que se levanta el lunes para hacer lo que soñó el domingo"

Pep Torres, fundador del Museo de las Ideas y los Inventos de Barcelona (MIBA), analiza la visión de un inventor.

Pep Torres.
Pep Torres.

Ser inventor en el 2015 es "ser valiente para levantarte el lunes por la mañana y decir: 'Voy a hacer lo que soñé ayer'", asegura Pep Torres, fundador del Museo de las Ideas y los Inventos de Barcelona (MIBA), que el próximo lunes inaugura la exposición "Right to the Future", el mismo Día del Inventor.

Una tostadora que avisa si no es utilizada, unos guantes de boxeo que miden la intensidad del golpe que propinan, una máscara anticontaminación que lee las expresiones faciales, bolígrafos que escriben en tres dimensiones, lo último en drones o un sistema de vídeo integrado en la ropa son algunos de los inventos que podrán verse en la exposición.

Torres (Barcelona, 1965) cree que ese futuro que proyecta la exposición, en la que se muestran artilugios futuristas vinculados al "internet de las cosas" "es inmediato, casi el presente", y entiende que, hasta cierto punto, "está en nuestras manos moldearlo".

Entre los inventos expuestos, destaca una tostadora inteligente, creada por el italiano Simone Reubadengo, que está conectada en red con otras tostadoras para comparar resultados de uso; si considera que es poco utilizada, manda un aviso a una empresa de paquetería, que viene a recogerla y la retira de tu casa.

Torres argumenta que una tostadora "tiene que tostar pan para ser feliz" y, siguiendo esta lógica, espera que inventos como la Addicted Toaster hagan reflexionar a las personas sobre el consumismo: "¿Para qué tenemos que comprar y poseer cosas, si luego no las utilizamos?".

Sin embargo, podría ser cuestionable si inventos así son realmente necesarios para mejorar la vida de las personas, a lo que Pep Torres responde que probablemente no, pero que "tampoco es necesario que el jamón venga cortado en lonchas o el queso en cuñas", pero, al fin y al cabo, "es cómodo, y todos nos acostumbramos rápido a lo cómodo".

La palabra "necesario", dice, "tiene perversión, porque al final nada lo es".

Los coches son, para él, una asignatura pendiente: "Sueño con el día en que los coches sean autónomos, y no tengamos que aprender a conducir". Y no cree que por eso las personas vayamos a volvernos más tontas, sino más inteligentes, porque "dejaremos de hacer trabajos mecánicos y usaremos nuestra cabeza para cosas que realmente tienen sentido".

Ahora bien, "como el idealismo no mueve el mundo", el inventor duda de que llegue el día en que los humanos no trabajemos, porque "posiblemente habrá intereses que forzarán que ese futuro tarde en llegar, o no llegue jamás".

El director del museo afirma de sí mismo que tiene algo de "hombre del Renacimiento", puesto que sus intereses son muchos y variados: por encima de todo, es inventor, pero también es diseñador, consultor de innovación, músico, escritor y colaborador de radio y televisión.

Para Torres, el objetivo principal del MIBA es que el visitante "salga motivado y convencido de que él también puede crear algo brillante", porque "todos tenemos ideas", lo que pasa es que éstas "viven en otro lugar, y a veces necesitamos a alguien que nos convenza para llevarlas a cabo".

Admite que hace falta "actitud" para "ingeniar algo que no sabes si tendrá resultados", pero insiste en que hay que hacerlo, "hay que tirarse al vacío y arriesgarse".

Por eso, el museo alienta constantemente a imaginar, a crear, con iniciativas como Mini miba, una oportunidad para los más pequeños de participar en un concurso de inventos con la posibilidad de ganar un prototipo de su diseño y una patente para un año. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pep Torres: "Un inventor es el que se levanta el lunes para hacer lo que soñó el domingo"