SUCESOS

El 'recado' más difícil: así lleva las medicinas la Guardia Civil a un pueblo sellado por la nieve

Han realizado una expedición de más de 4 horas por terrenos llenos de nieve y barrancos hasta llegar al pueblo.

Un momento de la travesía que los Guardias Civiles han realizado para llevar medicinas a una anciana GC
Un momento de la travesía que los Guardias Civiles han realizado para llevar medicinas a una anciana GC  

Ni la nieve ni el sendero montañoso casi vertical pueden con los Agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil.

Siempre hay una forma de adaptarse al terreno. Así lo han demostrado dos agentes este viernes que han montado una expedición de más de cuatro horas para llevar medicinas a una anciana de Viboli, un pueblo Asturiano de tan solo 600 habitantes situado a 750 metros de altitud que se hallaba sellado por las intensas nevadas que desde hace días persisten en la zona.

El cuerpo de la Benemérita pudo saber que la anciana en cuestión se había quedado sin medicinas gracias al aviso que lanzó la alcaldesa de Ponga.

Así, bien abrigados y con los esquís en las botas, han dado inicio a una travesía por senderos propios de una película de aventuras. Suelo inestable, enormes barrancos y, sobre todo, mucha nieve, es lo que se han encontrado estos dos hombres durante todo el trayecto. Sin embargo, nada les ha frenado y han conseguido llegar al objetivo.

Ya en el pueblo, cubierto por completo de gruesas capas blancas que apenas dejaban ver las piedras de las casas, los dos héroes han terminado de cumplir su cometido y han entregado la bolsa de medicinas a la anciana, que les ha explicado que "necesita muchas pastillas para el corazón".

Los agentes han bromeado añadiendo que: “No nos dimos cuenta de traerles un poco de pan del día".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'recado' más difícil: así lleva las medicinas la Guardia Civil a un pueblo sellado por la nieve