SUCESOS

"Rata contagiosa": pintan el coche de una médica en un nuevo ataque de vecinos a sanitarios

La Policía Nacional ha advertido que este tipo de mensajes y acoso pueden incurrir en un delito de odio.

El coche de una médica en Barcelona, en el garaje comunitario, pintado son insultos. TWITTER EFESALUD
El coche de una médica en Barcelona, en el garaje comunitario, pintado son insultos. TWITTER EFESALUD  

Del aplauso general y el reconocimiento como héroes a los ataques y presiones de sus vecinos. Esta es la situación que sanitarios de España se están encontrando en los últimos días.

Después de que si hiciese viral la carta a un médico en Ciudad Real, en la cual sus vecinos le reclamaban que se fuese de su vivienda mientras lucha contra el virus, este pasado lunes se ha vuelto a conocer nuevos ataque a sanitarios. 

En esta ocasión, ha ocurrido en Barcelona donde, tal y como ha informado EfeSalud, una médica ginecóloga se ha encontrado el mensaje 'rata contagiosa' pintado en su coche cuando ha bajado al garaje comunitario de su urbanización para ir a trabajar a su hospital. 

POSIBLE DELITO DE ODIO

Precisamente, este pasado martes, la subdirectora general de Recursos Humanos y Formación de la Policía Nacional, la comisaria principal Pilar Allúe, ha avisado de que puede incurrir en un delito de odio quien envíe anónimos en los buzones en las casas del personal sanitario o les acose fuera del lugar del trabajo, como por ejemplo en el supermercado, por miedo a que contagien el coronavirus.

En la rueda de prensa diaria de los técnicos al frente del comité de crisis del coronavirus, Allúe ha valorado estas conductas como "denunciables, perseguibles y altamente reprobables por cualquier persona de bien".

En concreto, le han preguntado a la responsable policial por algunas denuncias que reportan episodios de acoso a sanitarios a través del envío de anónimos en los buzones de sus casas para instarles a que no vuelvan a sus domicilios por el miedo de algunos vecinos a ser contagiados. Estos episodios también habrían ocurrido al detectar a este personal haciendo la compra en el supermercado.

En la pregunta de la prensa se pedía que concretara si esto es una práctica habitual. La comisaria no ha dado detalles y se ha limitado a recordar que la Policía "sigue trabajando" y que "las comisarías no están cerradas y se sigue persiguiendo a los criminales", incluyendo a los que pueden encuadrarse en delitos de odio "como pueden ser las conductas mencionadas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Rata contagiosa": pintan el coche de una médica en un nuevo ataque de vecinos a sanitarios