• lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 23:30

 

 
 

TERRORISMO

Marlaska se escuda en que cumple la ley para justificar el acercamiento de etarras

En todos los casos, según ha dicho, han respondido a las peticiones individualizadas de las juntas de tratamiento de las prisiones y a la situación de cada recluso.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, visita la Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en su visita la Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlkaska, ha insistido en que los traslados de los presos de ETA a cárceles cercanas a sus domicilios "obedecen únicamente a la aplicación de la ley general penitenciaria".

Marlaska ha respondido de este modo a preguntas de los periodistas sobre estos traslados, y ha precisado que "no son acercamientos" ni responden a un "proceso diseñado o definido".

En todos los casos, según ha dicho, han respondido a las peticiones individualizadas de las juntas de tratamiento de las prisiones y a la situación de cada recluso.

"La dispersión era una política antiterrorista que dio resultados importantes y decisivos, pero después de más de diez años de que ETA haya sido derrotada las políticas ya son de otra índole. En un Estado de Derecho hablamos de aplicación de la ley penitenciaria", ha subrayado.

Ha rechazado confrontar y entrar en debates con las organizaciones de víctimas, algunas de las cuales han criticado estos movimientos, al subrayar que "merecen el máximo de respeto", aunque sí ha rechazado la postura que mantienen "los partidos de la derecha", a los que ha acusado de utilizar esta cuestión como "herramienta política de una manera improcedente e impertinente".

Prisiones ha vaciado de presos de ETA las cárceles más alejadas de País Vasco, como la de Puerto III, a unos 1.000 kilómetros, y de la que en próximas fechas saldrán los últimos cuatro reclusos de la banda con destino a las prisiones de Topas (Salamanca), Zuera (Zaragoza), León y Logroño.

Otros tres presos que serán trasladados lo harán a cárceles vascas, de forma que son ya 51 los reclusos de la organización terrorista que cumplen pena en los centros de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya, cuya gestión ha sido transferida al Gobierno Vasco y se hará efectiva el 1 de octubre.

Los presos etarras más alejados del País Vasco están en la actualidad en prisiones de la Comunidad de Madrid, según aseguran a Efe fuentes penitenciarias.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marlaska se escuda en que cumple la ley para justificar el acercamiento de etarras