PREMIUM  SUCESO

Nuevos datos: Julen murió al caer al pozo y no por las heridas sufridas en el rescate

Se indica que "la ausencia de material extraño en vías respiratorias hace imposible mantener la hipótesis de una supervivencia" bajo un tapón de tierra.

Los equipos de rescate, mineros de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, Bomberos y Guardia Civil, encuentran sin vida el cuerpo de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo el pasado domingo 13 de enero en la localidad de Totalá, Málaga (España). El cuerpo del pequeño Julen estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad perforado para realizar sondeos de agua. EFE/Daniel Pérez
Los equipos de rescate, mineros de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, Bomberos y Guardia Civil, encuentran sin vida el cuerpo de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo el pasado domingo 13 de enero en la localidad de Totalá, Málaga (España). El cuerpo del pequeño Julen estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad perforado para realizar sondeos de agua. EFE/Daniel Pérez  

Un informe pedido por la defensa del dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde estaba el pozo donde murió el pequeño Julen, el niño de dos años que cayó a un hueco de gran profundidad y cuyo cuerpo fue rescatado 13 días después, señala que el pequeño falleció a los pocos segundos después de sufrir la caída. 

Han añadido además que durante el rescate se produjeron lesiones en el cadáver, "pero no fueron la causa de la muerte".

Así se desprende del citado estudio preliminar, al que ha tenido acceso Europa Press, en el cual el doctor y médico especialista en medicina legal y forense también se muestra "básicamente de acuerdo" con el elaborado por los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga.

En este informe se señalaba que el niño murió por la caída en el pozo, a los pocos minutos tras la precipitación, apuntando a que la causa del fallecimiento fue por traumatismo craneoencefálico y raquimedular, presentando fracturas.

En concreto, el informe precisa que la ausencia de material extraño en las vías aéreas "orienta a una muerte casi inmediata". Además, añade que la luxación occito-atloidea se produjo "durante la caída por los mecanismos de tracción, flexión y extensión" y que "ésta fue la causa de la muerte casi inmediata del niño".

Añade, de igual modo, que, posteriormente, en los intentos de rescate "se le pudieron producir lesiones al cadáver, pero todas ellas postmortem". 

"No existe ningún dato de supervivencia más allá de unos pocos segundos y que algún familiar pudiera llegar a oír incluso un lloro del niño durante la caída o nada más llegar al fondo", ha añadido.

Además, no cree que la luxación cervical se produjera al llegar al fondo, "sino durante la caída por traumatismos fronto-occipitgales, fuerzas de flexo-extensión y tracción", incidiendo, de igual modo, en que "es compatible haber podido oír llorar al niño durante unos segundos".

Por otro lado, se indica que "la ausencia de material extraño en vías respiratorias hace imposible mantener la hipótesis de una supervivencia" bajo un tapón de tierra.

Cabe recordar que la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga que instruye el caso de la muerte del pequeño Julen considera que el dueño de la finca de Totalán (Málaga) cometió presuntamente un delito de homicidio por imprudencia grave..


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nuevos datos: Julen murió al caer al pozo y no por las heridas sufridas en el rescate