• jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 09:29
 
 

NACIONAL

El rey emérito sorprende yendo a Pontevedra para ver jugar balonmano a su nieto

El emérito se ha trasladado al pabellón pontevedrés para seguir el partido.

Rey emerito
El rey emérito sorprende yendo a Pontevedra para ver jugar balonmano a su nieto - CEDIDA

Tras suspenderse las regatas en Sanxenxo (Pontevedra) este sábado debido a que no se daban las condiciones meteorológicas para la navegación, el rey emérito, que llegó el jueves a Galicia en vuelo privado desde Abu Dhabi, se ha trasladado al pabellón pontevedrés para seguir el partido, ya que en el club catalán juega su nieto Pablo Urdangarín.

El pabellón estaba ya esperando la llegada del rey emérito, al que se le ha reservado un lugar debajo del palco de autoridades, un lugar accesible para don Juan Carlos I.

En el recinto se ha disputado el partido entre el Cisne y el Barça B, en el que el conjunto pontevedrés se ha jugado el ascenso a la Liga Asobal, máxima categoría de balonmano.

El emérito ha sido uno más entre el público animando al equipo aunque no ha pasado desapercibido y ha sido habitual ver a la gente realizarle fotografías y comentar su presencia. 

Primeras palabras del Rey en España

En su segundo día de regatas en Sanxenxo, el rey emérito ha asegurado que la experiencia de su regreso a España, tras cerca de dos años residiendo en Abu Dabi, está "siendo muy buena".

"Muy buena. Ya lo veis, ya lo veis", ha declarado brevemente Juan Carlos I a los periodistas tras ser preguntado en el puerto de Sanxenxo.

No ha faltado la anécdota del día cuando el rey ha bromeado con uno de los reporteros que allí estaban y no ha dudado en coger su micrófono y decir  "que se lo quedada".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El rey emérito sorprende yendo a Pontevedra para ver jugar balonmano a su nieto