PREMIUM  NACIONAL

Una hermandad castigará a una nazarena que besó a otra chica en una procesión de Viernes Santo

Según la Hermandad, la nazarena fue expulsada de la procesión "por mantener y persistir en una actitud irrespetuosa y maleducada".

 

Penitentes de la Hermandad de la Buena Muerte, en Córdoba, durante la procesión de Viernes Santo
Penitentes de la Hermandad de la Buena Muerte, en Córdoba, durante la procesión de Viernes Santo  

La Hermandad del Descendimiento de Córdoba tomará medidas disciplinarias contra una nazarena que fue expulsada del cortejo durante la Estación de Penitencia del pasado Viernes Santo tras ser fotografiada mientras se besaba con otra chica.

En un comunicado, la hermandad cordobesa ha confirmado que la nazarena fue expulsada del cortejo procesional "por mantener y persistir en una actitud irrespetuosa y maleducada con actos tales como realizarse selfies, hablar con el teléfono móvil e incluso besarse vistiendo el hábito".

"Una actitud que va totalmente en contra de las reglas de la Hermandad, de su régimen interno y con el espíritu de seriedad y compostura que requiere la realización de la Estación de Penitencia", añade la hermandad en el comunicado.

Por ello, según indican, independientemente de su expulsión de la Estación de Penitencia el pasado Viernes Santo, la Hermandad "tomará medidas disciplinarias contra esta hermana nazarena", y pide "disculpas a quien se haya podido ofender", ya que el participar en esta marcha procesional "supone aceptar una serie de normas de saber estar de obligado cumplimiento".

"Este suceso lamentable, no viene a empañar la buena compostura y seriedad del resto de hermanos que integraron el cortejo y que realizaron su Estación de Penitencia con la seriedad y compostura que ello requiere", concluye la nota de la hermandad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una hermandad castigará a una nazarena que besó a otra chica en una procesión de Viernes Santo