• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:40

 

 
 

SUCESOS

Tres muertos y más de una decena de heridos por la explosión de un edificio en el centro de Madrid

El edificio donde se ha producido la fuerte explosión pertenece a la parroquia de La Virgen de la Paloma y se trata de la residencia sacerdotal.

Efectivos de la Policía Nacional y Bomberos trabajan en la calle Toledo de Madrid. Al menos tres personas han muerto tras la explosión que ha provocado el derrumbe de parte de un edificio de seis plantas en la calle Toledo, en el centro de Madrid, en torno a las tres de la tarde de este miércoles. La explosión ha afectado completamente a la fachada de la finca situada en la calle de Toledo (c), en el distrito de La Latina, muy cerca de la Puerta de Toledo y junto a la iglesia de la Paloma.-EFE/ Ana María Márquez
Efectivos de la Policía Nacional y Bomberos trabajan en la calle Toledo de Madrid. Al menos tres personas han muerto tras la explosión que ha provocado el derrumbe de parte de un edificio de seis plantas en la calle Toledo, en el centro de Madrid. EFE/ Ana María Márquez

Al menos tres personas han fallecido y más de una decena han resultado heridas de diferente consideración, una de ellos de gravedad, en la fuerte explosión registrada minutos antes de las tres de la tarde en una residencia sacerdotal situada en el número 98 de la calle Toledo de Madrid.

La deflagración, que ha destrozado cuatro plantas del inmueble propiedad del Arzobispado de Madrid, se ha producido cuando un operario revisaba la caldera del edificio. El técnico está desaparecido.

Partes de los escombros y cascotes han ido a parar al patio del colegio La Salle La Paloma, sin que ninguno de los alumnos resultara ileso debido a que no habían salido al recreo por la nieve. Tampoco ha habido víctimas ni heridos de una residencia de ancianos colindante a otra de las partes del edificio.

Dos sacerdotes se encuentran en buen estado y otro ha sido trasladado al hospital como consecuencia de la explosión, que ha causado el pánico entre los transeúntes de esta calle, una de las más concurridas del centro de la ciudad.

La explosión se ha producido en el número 98 de la calle Toledo. Se trata de un edificio perteneciente a la Parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, donde se encontraban los salones y la vivienda de los sacerdotes.

Entre las víctimas, figura una mujer de 85 años que transitaba por la calle en el momento de la deflagración y hombre que también pasaba por la calle. El otro muerto se encontraba dentro del inmueble y se trata del técnico de la caldera de gas que se estaba reparado en ese inmueble, posible origen de la deflagración.

Así lo ha indicado en una entrevista en la 'Cadena Ser' recogida por Europa Press el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco. Por tanto, ya no se buscaría a ningún desaparecido, como se barajaba hasta ahora. De todas formas, una vez que los Bomberos lo permitan, entrarán los perros de la Policía Nacional entrarán para comprobarlo.

Franco ha explicado que minutos antes de la estallido, los vecinos del inmueble empezaron a notar un fuerte olor a gas. Una hipótesis, la del escape de gas, en la que ya está trabajando la Policía Científica. "Hemos tenido suerte porque en el patio del colegio no había niños porque estaba con hielo. Pudo haber sido peor", ha añadido.

La persona fallecida aludida David S.M., de 35 años de edad, un electricista con tenía cuatro hijos y que pertenecía al Camino Neocatecumental, una asociación perteneciente a la Iglesia Católica y que colaboraba con la parroquia afectada por los hechos. Era la persona que revisaba la caldera junto a un sacerdote, que está herido grave, según fuentes policiales.

También ha señalado que los Bomberos han entrado en las plantas bajas del inmueble afectado, pero no a las plantas altas. Y que están los técnicos de edificación revisando los inmuebles anexos. El Samur Social desalojado la residencia de mayores ya en su totalidad, con uno de los usuarios con Covid-19, ha indicado la edil.

ONCE HERIDOS ATENDIDOS, UNO DE GRAVEDAD

Los efectivos del Samur-Protección Civil que se han desplazado a la zona han atendido a once heridos, uno de ellos grave que ha sido trasladado al Hospital de La Paz. Se trata de hombre de unos 55 años con traumatismo torácico y fractura de pierna, quien sido trasladado a La Paz. También han sido evacuados en una ambulancia al hospital Ramón y Cajal una mujer con crisis de ansiedad y un hombre con traumatismo craneoencefálico leve.

Según ha informado la Consejería de Sanidad, han evacuado además al Clínico a un hombre de 29 años con fractura de peroné, que se encuentra en pronóstico reservado. Una ambulancia del Summa-112 ha trasladado por su parte a un varón de 27 años, con herida en el tobillo, a la Fundación Jiménez Díaz, para exploración completa. Su pronóstico es reservado.

Hasta el lugar de los hechos se ha trasladado en primer lugar el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Tras ello, se han acercado el delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Franco; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y el consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Gobierno de Madrid, Enrique López, entre otras autoridades y responsables de Emergencias y de la Policía Nacional.

Almeida ha indicado que la deflagración se ha debido a un escape de gas, que ha destrozado al menos cuatro plantas de ese inmueble. Tras la explosión, ha ardido el edificio por dentro.

SITUACIÓN CONTROLADA, USO DE DRONES

Bomberos del Ayuntamiento de Madrid tenían a media tarde "controlada" la situación del edificio, pero "llevará tiempo" poder hacer una entrada definitiva y un reconocimiento global del inmueble. Las plantas superiores del edificio siniestrado "tendrán que ser objeto de derrumbe controlado".

Tras la explosión, parte del edificio ha ardido, siendo extinguidas las llamas por mangueras de los Bomberos. Sin embargo, se han ido sucediendo conatos de incendios en el interior del edificio por el gas que no se ha quemado de las tuberías.

Los Bomberos han usando drones para ver el estado del edificio y han usado mangueras para apagar las nuevas llamas. Una vez que la zona ha estado asegurada, guías caninos han accedido a la zona afectada para la búsqueda de supervivientes. Cuando esté perfectamente segura la zona entrarán los agentes.

En la zona se han desplegado unidades de Seguridad Ciudadana, de Intervención Policial y guías caninos especializados en la búsqueda de personas, además de helicópteros de la Policía Nacional. Unidades de Policía Municipal, Samur y Bomberos se encuentran igualmente en el lugar, donde se ha organizado dos puestos sanitarios avanzados en la plaza de Puerta de Toledo.

TRASLADOS A OTRA RESIDENCIA LOS ANCIANOS

Los 55 usuarios de la residencia La Paloma, aneja al edificio que ha sufrido una explosión en la calle Toledo de Madrid, han sido trasladados primeramente al hotel Gabinet, situado en frente, y luego a la residencia Pontones, del mismo grupo Los Nogales, ha informado la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

Es el Samur Social quien se encarga de efectuar el traslado y también se está avisando a los familiares. Igualmente, se ha derivado a una familia con un menor a un recurso municipal en la calle Hermanos Álvarez Quintero.

Bares de la zona habían abierto sus puertas para acoger a los usuarios de la residencia y a heridos.

EL COLEGIO NO ABRIRÁ MIENTRAS SE EVALÚAN DAÑOS

Por su parte, los alumnos del colegio concertado La Salle La Paloma seguirán esta semana con clases online mientras los técnicos del Ayuntamiento de Madrid evalúan si se han producido daños estructurales tras la explosión.

Según han explicado fuentes de la Comunidad de Madrid, el edificio ya está siendo inspeccionado y si fuera necesario otra ubicación para acoger las clases, el colegio buscaría alternativas para los alumnos.

Los alumnos están ilesos porque la nieve que cubre todavía el patio de este centro colindante al edificio que ha explotado ha evitado que salieran durante el recreo.

Parte de los escombros del edificio afectado por la deflagración han caído al patio de este colegio, vacío debido a la nieve aún sin derretir que dejo la borrasca Filomena. Tras la explosión, los alumnos han sido evacuados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres muertos y más de una decena de heridos por la explosión de un edificio en el centro de Madrid