EDUCACIÓN

El Gobierno ya ha decidido cómo y cuándo acabará el curso para los más de ocho millones de estudiantes confinados

Los colegios podrán abrir en verano para ofrecer a los alumnos actividades de refuerzo voluntarias.

Niños en un patio de un colegio antes del inicio de las clases. ARCHIVO
Niños en un patio de un colegio antes del inicio de las clases. ARCHIVO  

El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado este miércoles que los colegios puedan abrir en verano para ofrecer clases de refuerzo voluntarias a los estudiantes con problemas para seguir la educación a distancia durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha pactado esta medida con los consejeros autonómicos en la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Educación celebrada este miércoles, donde también se ha discutido cómo cerrar el curso y examinar a los más de ocho millones de estudiantes no universitarios confinados en sus hogares desde hace un mes.

Según ha informado el ministerio, Celaá y los consejeros de Educación han decidido no prolongar el curso más allá de junio, como estaba previsto, aunque se permitirá que las comunidades autónomas organicen o apoyen la realización de actividades de refuerzo en el período estival "en formas diversas y combinadas con actividades lúdicas".

Estas actividades pueden estar promovidas incluso por ONG o asociaciones, "contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes".

La propuesta de abrir los colegios en verano para ofrecer clases de apoyo es una petición de organizaciones como Save the Children y la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (CEAPA) para que los estudiantes "en situación desfavorecida o con desfase educativo" puedan recuperar materia, pero también para ayudar a la conciliación de las familias "en momentos económicos que se prevén muy duros" cuando finalice el estado de alarma.

La mayoría de los sindicatos docentes se habían opuesto en las últimas semanas a la posibilidad de que el curso se prolongase durante el verano, para dar descanso tanto a profesores como estudiantes y familias.

SIN INTERRUPCIÓN DE CURSO

Los sindicatos defienden que la suspensión de las clases presenciales no ha supuesto la interrupción del curso y que los docentes han seguido teletrabajando desde que cerraron los centros escolares.

En cuanto al final de curso, según ha publicado el diario El Español, todos los alumnos pasarán de curso, aunque no con la misma nota. Serán los profesores los que decidan qué calificación tendrán los estudiantes en función de su rendimiento académico en los dos primeros trimestres. 

El tercer trimestre solo se tendrá en cuenta para bien. Es decir, que los profesores elaborarán un informe en el que incluirán lo hecho por el alumno en este tercer trimestre, pero sin que tenga efectos a nivel académico. Los planes de refuerzo se llevarán a cabo tanto este verano como el próximo curso, donde se tendrán que reducir los contenidos.

Si el centro estimara oportuno que algún alumno tuviera que repetir, esto tendría que aprobarlo la Administración de la comunidad autónoma para que fuera efectivo, pues se entiende que, tras la suspensión de las clases, la brecha digital ha acrecentado las diferencias entre los alumnos.

VUELTA A LAS CLASES

En un comunicado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha explicado que la Conferencia Sectorial de Educación ha descartado otorgar el aprobado general al alumnado, pero ha decidido que, "a través de la evaluación continua, eso sí, se establezcan las máximas garantías para que la repetición sea una medida extraordinaria", lo que viene a significar que habrá aprobado general entre los estudiantes.

Por otro lado, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha mostrado su deseo de que se puedan producir las condiciones sanitarias para proceder a la reapertura de los centros educativos al menos 15 días antes de que finalice el presente curso 2019-2020.

"Nos parecería que esta medida sería muy bien valorada por las familias y sería muy buena para los alumnos y docentes, que podrían conectar con los alumnos y con sus verdaderos conocimientos, pero todos estamos sometidos a la evolución de la pandemia", ha comentado la ministra en una rueda de prensa telemática.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno ya ha decidido cómo y cuándo acabará el curso para los más de ocho millones de estudiantes confinados