PREMIUM  POLÍTICA

Puigdemont pide que "no haya violencia" tras registrarse 87 heridos en las manifestaciones por su arresto

JxCat, ERC y la CUP piden un pleno urgente para "garantizar" que se pueda investir a Puigdemont, que continúa arrestado en Alemania. 

Imagen de las manifestaciones de Barcelona contra el arresto de Puigdemont en Alemania. EFE
Imagen de las manifestaciones de Barcelona contra el arresto de Puigdemont en Alemania. EFE  

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont transmitió a su esposa, Marcela Topor, después de ser detenido en Alemania que "ahora no tiene que haber violencia" en Cataluña.

Así lo ha explicado Topor a 'El Punt Avui', que ha detallado que la conversación se produjo telefónicamente antes del ingreso de Puigdemont en el centro penitenciario de Neumünster, al norte del país germánico.

Según explica, Puigdemont le pidió que trasladara esta reflexión a la ciudadanía porque sabía que se estaban organizando manifestaciones en Catalunya a raíz de su detención.

En estas manifestaciones, el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) ha atendido a 87 personas por heridas leves en Barcelona, Lleida y Tarragona.

Todas las heridas son leves y la mayoría por contusiones. De estas personas, 79 han quedado heridas en Barcelona (13 de ellas son mossos d'Esquadra) y 1 de ellas tiene diagnóstico menos graves, otras 7 personas han resultado heridas en Lleida, y 1 en Tarragona.

UN PLENO URGENTE PARA "GARANTIZAR" LA INVESTIDURA DE PUIGDEMONT

JxCat, ERC y la CUP han pedido este lunes la celebración de un pleno urgente para aprobar dos propuestas de resolución conjuntas para que el pleno del Parlament se comprometa a "adoptar todas las medidas necesarias para garantizar" que el expresidente Carles Puigdemont puede ser investido en el Parlament.

Las iniciativas, recogidas por Europa Press, también piden las mismas medidas para garantizar los derechos parlamentarios y la investidura del actual candidato a la investidura, Jordi Turull, y del excandidato y exdiputado Jordi Sànchez.

Además, las propuestas conjuntas del bloque independentista exigen la "liberación inmediata" de todos los presos soberanistas.

La portavoz de JxCat en el Parlament, Elsa Artadi, ha planteado intentar de nuevo investir en el cargo a Puigdemont: "Es evidente que siempre será nuestro candidato".

Lo ha explicado en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, argumentando que la detención en Alemania del expresidente abre un nuevo escenario que permite hacer pensar que esta investidura, pese a los obstáculos, es posible.

JxCat intentó investir a Puigdemont el 30 de enero, pero el presidente de la Cámara, Roger Torrent, aplazó el plenario ante las advertencias que llegaban del Tribunal Constitucional; un mes más tarde, Puigdemont renunció finalmente a su investidura en beneficio de Jordi Sànchez.

El principal escollo a la investidura de Puigdemont es que, tanto los letrados del Parlament como el Tribunal Constitucional (TC) han establecido que el candidato a la Presidencia tiene que estar físicamente en la Cámara, y esta condición Puigdemont difícilmente la puede cumplir.

LA FISCALÍA DEL ESTADO DE SCHLESWIG TENDRÁ LA ÚLTIMA PALABRA SOBRE LA EXTRADICIÓN

La Fiscalía general del Estado de Schleswig (Alemania) tendrá la última palabra sobre la extradición a España de Puigdemont, que tras pasar la noche en la cárcel de Neumünster, ha pasado este lunes a disposición del Tribunal de Instrucción de la localidad.

En esta primera instancia, el juez debe confirmar su identidad, analizar las razones de su detención y dictaminar si mantiene a Puigdemont bajo custodia policial hasta que se resuelva su entrega en virtud de la euroorden emitida desde España, un trámite que podría demorarse entre diez y 60 días durante los que permanecería en el centro penitenciario.

Teóricamente, existe también la posibilidad de que el tribunal decida poner en libertad con o sin medidas cautelares al expresidente catalán. Sin embargo, esto no es lo normal, según informó una portavoz de la Fiscalía General en Schleswig.

Tras su paso ante el Tribunal de primera instancia le tocará el turno al Tribunal Superior de Schleswig-Holstein, en Schleswig, que deberá analizar la documentación de España sobre el caso para ver si la extradición está justificada y si la entrega a las autoridades españolas es admisible legalmente.

A continuación, en el caso de que no haya ningún impedimento legal para una extradición, la Fiscalía general del Estado de Schleswig será la que tenga la última palabra sobre la entrega del político catalán a España.

El expresidente catalán está procesado por un delito de rebelión agravada, castigado con hasta 30 años de cárcel, vinculado al proceso independentista. Un total de 25 de los 28 investigados por el plan soberanista fueron procesados el viernes por diversos cargos y quedaron así a un paso de ser juzgados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Puigdemont pide que "no haya violencia" tras registrarse 87 heridos en las manifestaciones por su arresto