• martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:20

 

 
 

SUCESOS

Muere una presa tras ser atrapada por la puerta de su celda: el cierre automático le pilló con medio cuerpo fuera

El sistema de las puertas automáticas falló y la mujer estuvo diez minutos atrapada hasta que le pudieron liberar con la apertura manual.

La celda de una cárcel. IMAGEN DE ARCHIVO
La celda de una cárcel ARCHIVO

Una interna de 48 años del Centro Penitenciario Murcia II de Campos del Río ha fallecido este lunes atrapada por la puerta de su celda, según han informado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias.

El suceso ha ocurrido sobre las 20 horas cuando, como cada noche, se ha dado aviso del cierre de celdas. Cuando los funcionarios han comprobado que las reclusas estaban dentro de sus celdas han accionado el cierre automático.

En el momento en el que las puertas se estaban cerrando, una de las internas ha sacado medio cuerpo para darle un mechero a la reclusa de la celda contigua, quedando atrapada.

Según han explicado fuentes penitenciarias, las puertas automáticas de los centros tipo tienen un mecanismo -presostato- que libera la puerta cuando está cerrándose si se encuentra con un obstáculo, pero en esta ocasión, por causas que se desconocen, el sistema no ha funcionado.

Uno de los funcionarios, al escuchar gritos, ha visto en las cámaras lo que ocurría y ha procedido inmediatamente a la apertura de todas las puertas, pero esa no se ha abierto.

Han tenido que acudir con la llave para la apertura manual y, tras diez minutos, han conseguido desbloquearla y trasladar a la interna a la enfermería, aunque no han podido hacer nada por salvarla.

Se ha dado aviso al juzgado de guardia y a la familia; así como una delegación de la Inspección Penitenciaria se desplazará a primera hora del martes al centro para investigar lo ocurrido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Muere una presa tras ser atrapada por la puerta de su celda: el cierre automático le pilló con medio cuerpo fuera