PREMIUM  SUCESOS

La pintada en la Catedral de Santiago que indigna a España y su homóloga en la de Pamplona, ¿las has visto?

El autor se expone a una sanción en torno a 6.000 y 150.000 euros, ya que se contempla como "una infracción grave" en la ley de patrimonio cultural.

A la izquerda  la pintada en la Catedral de Pamplona y a la derecha la que ha aparecido en la de Santiago de Compostela
A la izquerda la pintada en la Catedral de Pamplona y a la derecha la que ha aparecido en la de Santiago de Compostela  

Una escultura del siglo XII de la fachada románica de Praterías de la Catedral de Santiago de Compostela ha sufrido este lunes un acto vandálico con una pintada con la palabra Kiss escrita en azul y unos bigotes a emulación de uno de los miembros de este grupo de rock.

El autor se expone a una sanción en torno a 6.000 y 150.000 euros, ya que se contempla como "una infracción grave" en la ley de patrimonio cultural, según ha explicado el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez.

Así, el conselleiro ha calificado este lunes el acto como un "auténtico atentado cultural", de forma que al autor se le aplicará "con la mayor contundencia posible" la ley.

Asimismo, el director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, ha informado frente a la pintada de que los técnicos restaurarán la pieza esta tarde.

Por su parte, el alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha resaltado que "frente a este tipo de actuaciones" la administración es "intolerante", porque afectan al patrimonio, "la razón de ser de la ciudad". También, ha mandado un mensaje a la ciudadanía para pedir "civismo" y "respeto" al patrimonio.

RESTAURACIÓN

Su repercusión sobre la pieza no será "tan grave", ya que se espera que se pueda limpiar sin daños para la escultura, y el coste de su restauración "no será elevado", debido a que usarán máquinas de rayos láser que tienen a su disposición gracias a la restauración que se ha hecho del Pórtico de la Gloria, según ha apuntado Lorenzo.

Aunque este acto es "absolutamente reversible", el consellerio ha insistido que "es importante" que "el conjunto de sociedad asuma la conciencia de la preservación del patrimonio cultural", "no solo como una fuente de identidad y cultura, sino también como una fuente importantísima de recursos económicos".

Esta figura de más de 800 años data de la época en la que el arzobispo Xelmírez estaba al frente de la diócesis en Santiago. Está situada en una columna de mármol y Daniel Lorenzo la define como "muy relevante".

Al formar parte de un conjunto patrimonial histórico, Lorenzo señala que es "imposible de valorar", con todo aguarda que se restaure "sin demasiados problemas".

INVESTIGACIÓN

Ahora las fuerzas y cuerpos de seguridad, tanto Policía Nacional como Policía Local, trabajan en la investigación y están estudiando las imágenes de las cámaras municipales y de la Catedral de la zona afectada, según ha explicado el conselleiro.

Y es que a lo largo del mes de julio y agosto está activado un dispositivo especial de colaboración entre la Policía Nacional y la Local. Además, ha habido un aumento de la presencia de patrullas en el caso histórico, aunque "es imposible asegurar un control absoluto", según ha señalado Noriega.

Todo ello, mientras la Catedral de Santiago acumula años de diversas obras de restauración. Recientemente se han retirado los andamios de la fachada de la Praza do Obradoiro y se han abierto al público de nuevo las visitas al Pórtico de la Gloria.

LA CATEDRAL DE PAMPLONA TAMBIÉN TIENE LA SUYA

Por otro lado, si uno ha visitado en los últimos días la Catedral de Pamplona, probablemente se haya dado cuenta de un detalle que rompe por completo la estética de su parte gótica.

Se trata de la pintada de color azul celeste que apareció hace varias semanas junto a la Puerta de San José y cuyo destino todavía no se conoce. 

El grafiti consiste en un texto en el que se lee "pillo sitio" y que está acompañado por un rostro de estilo simplista. Esta figura, afea por completo la única fachada gótica de la Catedral de Pamplona, que fue construida en el siglo XV.

En este caso, según la empresa de restauración de fachadas Proliser, que cuenta con casi 30 años de experiencia limpiando grafitis, suprimir esta pintada tendría unos costes aproximados de 260 euros, en el caso de utilizarse un sistema de limpieza en húmedo, o de 350 euros, si se emplease un método en seco.

A esto, habría que sumarle el coste de una máquina elevadora, por lo que el precio final se encarecería unos 200 euros más.

La limpieza en húmedo consiste en la aplicación de un decapante biodegradable contra grafitis con un posterior aclarado con maquinaria de agua caliente a baja presión, eliminado la capa exterior de la pintada. Después se aplica un pulverizador para eliminar la sombra y, a continuación, se aclara la zona con maquinaria de agua caliente a baja presión, eliminando totalmente la pintada y la sombra.

En cuanto al sistema en seco, este consiste en la aplicación de una micro proyección aspirada (que no genera residuos) a baja presión y de un árido de micro esferas de vidrio (pequeñas partículas redondas de vidrio, para evitar mucha abrasión por cristales con aristas).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La pintada en la Catedral de Santiago que indigna a España y su homóloga en la de Pamplona, ¿las has visto?