PREMIUM  TERRORISMO

Otegi no se "considera un terrorista", pero califica de "absurdo" condenar la violencia de ETA

"Cuando se humilla y se frustra a la gente las consecuencias suelen ser graves, bastante graves. No tratemos de hurgar en determinadas heridas porque eso no va a traer nada bueno a este país".

Imagen de Arnaldo Otegi durante la entrevista en Salvados, con Jordi Evolé. La Sexta
Imagen de Arnaldo Otegi durante la entrevista en Salvados, con Jordi Evolé. La Sexta  

"Yo no me considero un terrorista. Para nada". con estas palabras ha arrancado en la noche del domingo Arnaldo Otegi la entrevista que ofrecía el programa Salvados, de la Sexta, y que presenta Jordi Evolé. Con declaraciones que distan de esta afirmación, el líder de la izquierda abertzale y previsible candidato a lehendakari por Bildu, Arnaldo Otegi, se negaba una vez más a condenar el terrorismo en un gesto que le pareció "absurdo".

"¿Cómo me puedes pedir a mi ahora que yo condene una cosa del pasado cuando yo no la condenaba cuando se producía y además he pagado claramente por no hacerlo porque yo he sido ilegalizado, he sido detenido, he sido encarcelado..?", expresaba en una de sus grandes declaraciones. 

Explicando que sobre la definición de terrorismo habría "un gran debate que hacer puesto que existen grandes dificultades para definir qué es terrorismo y qué no", insistió en que a parte del Estado español "le convenía ETA". "No tengo ninguna duda, me consta. A parte del Estado español le convendría que ETA volviera. Estoy convencido de que hay sectores que están deseando que se produzca un atentado"

Preguntado acerca de si "ha valido la pena tanto dolor", se ha limitado a responder que "ha ocurrido, tampoco tiene vuelta". Se le ha recordado que ETA no ha conseguido ninguno de sus objetivos a lo que Otegi ha denunciado ese argumento como "un dardo envenenado" y ha advertido pidiendo "cuidado" contra la "arrogancia de espetar al otro que sólo ha conseguido tal o que sólo ha conseguido sufrimiento porque eso lo único que hace es tratar de humillar a determinada gente".

"Voy a tratar de ser prudente en esto, pero cuando se humilla y frustra a la gente, las consecuencias suelen ser bastante, bastante graves. No tratemos de hurgar en determinadas heridas porque eso no va a traer nada bueno a este país", ha dicho en tono de advertencia el líder abertzale quien, sin embargo, ha aclarado que la violencia de ETA no va a volver pese a que ha citado las voces que en la izquierda abertzale consideran que la apuesta por las vías políticas y democráticas fue un error.

En esa entrevista, recogida por Europa Press, Otegi ha presenciado las imágenes en las que se le ve negándose a condenar como parlamentario el asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997. "Es la palabra tabú, la condena famosa, siempre dándole vueltas a lo mismo", ha respondido. "¿Por qué tenemos ese empeño en hablar de algo que ya no existe?", se ha preguntado.

Según ha dicho, el asesinato de Miguel Ángel Blanco le sorprendió "en la playa como un día normal". Se ha excusado diciendo que no sabía cuándo iba a ser asesinado el concejal del PP pese a que la banda había dado un ultimátum público al Gobierno. Con un semblante de indiferencia ha declarado además que él, en cambio, tenía la esperanza de que ese plazo se prolongase.

ETA PODRÍA HABER SEGUIDO

Ha negado, por "equivocado", el argumento de la derrota policial de ETA ya que, a su juicio, la banda tenía capacidad para seguir haciendo atentados y captar nuevos militantes cuando decidió el cese definitivo de la violencia.

En este sentido, ha defendido que el fin de la violencia de ETA fue una respuesta a la apuesta por las vías políticas emprendido por la izquierda abertzale. Ha acusado a sectores del Estado de estar interesados en que siguiese la violencia terrorista: "le hubiese convenido que ETA hubiese seguido matando y a una parte del Estado le conviene que volviera. Me consta que es así". Sobre el cambio de estrategia de la izquierda abertzale ha dicho que "hubo ingredientes éticos" en la decisión si bien respondió a la petición de su militancia de "articular una estrategia alternativa".

La entrevista ha sido realizada en el caserío Txillarre en el que Otegi inició sus conversaciones con el entonces líder de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, y que desembocaron en la negociación entre ETA y el Gobierno de Zapatero. Según ha dicho, el actual presidente del Congreso de los Diputados y ex lehendakari vasco Patxi López, también asistió a alguno de esos encuentros en el tramo final.

Dice no contemplar "otro horizonte" que el desarme de ETA, pero ha vuelto a acusar al Gobierno de no tener ningún interés en que se produzca y se ha referido a los dispositivos policiales con órdenes de detener a los terroristas cuando se aproximan a los zulos a sellar sus arsenales. Dice que aspira a plantear un proceso independentista como el de Cataluña y ve a los vascos independientes de España en menos de 20 años.

Ha replicado al presidente del Gobierno --quien le exigió una petición de perdón a sus víctimas-- diciendo que ya lo hizo cuando pidió pidió perdón a todas las víctimas de ETA por el dolor que les pudo ocasionar en su función de portavoz de Batasuna durante años. También ha recordado que la izquierda abertzale ya ha hecho un reconocimiento del daño causado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Otegi no se "considera un terrorista", pero califica de "absurdo" condenar la violencia de ETA