• miércoles, 21 de abril de 2021
  • Actualizado 09:19

 

 
 

SUCESOS

Un telesilla pierde el control y comienza a catapultar esquiadores dejando hasta ocho heridos

Una víctima de la avería ha tenido que ser ingresada en un hospital con una fractura abierta y una herida en la cabeza.

Fotogramas del vídeo en el que un telesilla lanza a la gente por los aires
Fotogramas del vídeo en el que un telesilla lanza a la gente por los aires

Una avería en un telesilla de la estación de esquí de Gudauri en Georgia ha desatado el pánico entre los esquiadores que iban a pasar el día en la nieve.

El fallo mecánico ha  provocado que el ritmo del aparato se acelerase hasta tal punto que, en la curva en la que las sillas hacen el cambio de sentido para pasar de la bajada a la subida, ha comenzado a catapultar por los aires a los esquiadores.

Uno de los testigos de los hechos ha grabado un vídeo en el que se ve cómo los que van a bordo de las sillas colgantes optan por dejarse caer sobre la nieve antes de tomar la curva. Los que no saltan, en cambio, son arrojados con fuerza a puntos aleatorios de la pista. Incluso hay un momento en el que un esquiador se engancha a la silla y termina estampándose contra otras otros que se han ido apilando tras la curva.

Según ha relatado La Vanguardia, el suceso se ha saldado con ocho heridos, dos de ellos de gravedad. Así, tras el incidente, el ministro de Sanidad, David Sergeenko, se ha pronunciado para confirmar que, por un lado, una víctima de la avería ha tenido que ser ingresada en un hospital con una fractura abierta y una herida en la cabeza y que por otro, una mujer sueca embarazada sufre un fuerte dolor en la cintura.

Por su parte, se ha abierto una investigación sobre lo sucedido, ya que el telesilla había superado sin problemas la última inspección, realizada en diciembre de 2017.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un telesilla pierde el control y comienza a catapultar esquiadores dejando hasta ocho heridos