SUCESOS

Sangrienta Nochevieja en Estambul: un terrorista ataviado de Papa Noel mata a 39 personas en una fiesta

El gobernador de Estambul ha confirmado que se trata de un ataque terrorista y la policía sigue buscando al asesino.

La policía acordona la zona exterior de la discoteca Reina de Estambul. EFE
La policía acordona la zona exterior de la discoteca Reina de Estambul. EFE

Tan sólo ha hecho falta que transcurriera algo más de una hora del 2017 en Turquía para que llegase el primer atentado terrorista del nuevo año. Al menos 39 personas han perdido la vida y otras 69 han resultado heridas en el ataque a un club en la ciudad de Estambul, en la ribera europea del Bósforo, durante la madrugada de Nochevieja.

El gobernador de la ciudad, Vasip Sahin, ha confirmado que se trata de un ataque terrorista. El ataque se ha producido en el club Reina, situado en el área de Ortakoy, en torno a las 01.30 hora local (00.30 hora española) justo cuando se estaba celebrando la llegada del año nuevo.

La policía sigue buscando al sospechoso, que abandonó en el local la pistola utilizada para el crimen en y permanece huido. Según el primer ministro turco, Binali Yildirim, las autoridades podrían tener algunos indicios sobre la identidad del atacante.

"La policía tiene algunas opciones sobre la identidad del atacante", ha dicho el gobernante en rueda de prensa, sin entrar en más precisiones. "Algunos detalles han comenzado a emerger pero las autoridades están trabajando para lograr un resultado concreto", dijo sobre quién podría estar detrás del ataque, del que hasta ahora no se ha responsabilizado ningún grupo.

800 ASISTENTES EN UNA EXCLUSIVA FIESTA

El sanguinario Papa Noel ha asesinado en primer lugar a un policía de guardia y una vez en la puerta del local ha abierto fuego con un arma automática contra las cerca de 800 personas que se encontraban en plena celebración.

El pánico ha hecho que se vivieran escenas de gran dramatismo en una lluviosa Nochevieja turca. Muchos de los presentes en la fiesta han tratado de huir y en su carrera incluso han saltado al río Bósforo para librarse del tiroteo.

Estambul se encontraba en estado de máxima alerta durante las celebraciones del año nuevo, con alrededor de 17.000 efectivos policiales en las calles para evitar posibles atentados terroristas.

Las sospechas giran en torno al Estado Islámico, protagonista de diferentes ataques en los últimos meses en Turquía y que habría reivindicado el asesinato del embajador ruso Andrei Karlov en Ankara hace unos pocos días a manos de un policía turco mientras realizaba un discurso. Otras hipótesis apuntan a los rebeldes kurdos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sangrienta Nochevieja en Estambul: un terrorista ataviado de Papa Noel mata a 39 personas en una fiesta