• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:47

 

 
 

VATICANO

El Papa Francisco advierte: "La verdad no cambia según las modas"

Francisco pide en el Ángelus no ser "sociedad fortaleza" ante los refugiados sino "sociedad familia".

El Papa Francisco saluda a la audiencia.
El Papa Francisco saluda a la audiencia.

El Papa Francisco ha advertido este domingo durante la misa de apertura del Sínodo de la Familia de que la verdad no cambia según "modas pasajeras" pero también ha llamado a la Iglesia a no cerrar sus puertas a quien se equivoca.

"Una Iglesia con las puertas cerradas se traiciona a sí misma y a su misión, en vez de puente se convierte en barrera", ha avisado el Pontífice en su homilía ante los participantes del Sínodo. De esta forma, ha insistido en las palabras de San Juan Pablo II quien dijo que la Iglesia debe combatir el mal o el error pero acoger y amar al hombre que se equivoca.

El Papa ha subrayado que en un contexto social y matrimonial "bastante difícil", la Iglesia está llamada a desarrollar su misión "en la verdad, la fidelidad y la caridad".

En este sentido, ha recordado a los cardenales, obispos, sacerdotes, religiosos y laicos presentes que "la verdad no cambia según modas pasajeras u opiniones dominantes" y les ha advertido del "riesgo fatal" que para el amor tiene una cultura sin verdad, donde el amor se convierte en egoísmo, en algo temporal, en mero sentimentalismo o en "un envoltorio vacío que se rellena".

Si bien, también les ha avisado de que tampoco están para "señalar con el dedo para juzgar" sino para estar cercanos a las parejas heridas y mostrarles misericordia, para ser "hospital de campaña" y defender los valores fundamentales, para educar en el amor auténtico sin olvidar ser "buenos samaritanos con la humanidad herida".

"BURLA" AL AMOR DURADERO

Francisco ha lamentado que "cada vez haya menor seriedad en llevar adelante una relación sólida y fecunda" y que el amor "duradero, fiel y fértil es cada vez más objeto de burla y considerado como algo anticuado".

"Parece que las sociedades más avanzadas son las que tienen la tasa más baja de natalidad, y el mayor promedio de abortos, divorcios, suicidios y de contaminación ambiental y social", ha alertado.

Asimismo, ha defendido que el matrimonio "no es una utopía de adolescentes" sino "un sueño de Dios" y se ha mostrado convencido de que incluso el hombre de hoy que "ridiculiza" esta idea y "corre tras los placeres de la carne", se siente "atraído y fascinado por el amor fecundo y fiel" y "desea la entrega total".

También se ha referido al drama de la soledad y ha señalado que este afecta hoy a muchos hombres: Los ancianos abandonados por sus propios hijos, los viudos y viudas, quienes han sido abandonados por su marido o su mujer, los inmigrantes y refugiados que huyen de la guerra o los jóvenes víctimas de la cultura del consumismo y el descarte.

"Hoy se vive la paradoja de un mundo globalizado en el que vemos tantas casas de lujo y de gran altura pero menos calor de hogar", ha puntualizado.

ÁNGELUS

El Papa Francisco ha pedido a los países que no se conviertan en "sociedades fortaleza" sino en "sociedades familia" ante los miles de personas, muchos de ellos niños, que huyen de la pobreza y de la guerra en sus países buscando refugio.

Durante el mensaje previo al rezo del ángelus dominical, el Pontífice ha tenido un recuerdo para "tanto niños hambrientos, abandonados, expulsados, sometidos a la guerra, refugiados". "Es doloroso ver la imagen de niños infelices, con la mirada confundida, que escapan de la pobreza y los conflictos y que llaman a nuestras puertas y a nuestro corazón buscando ayuda", ha lamentado.

Por ello, ha pedido a las sociedades a cuyas puertas llaman los refugiados que "acojan con reglas adecuadas" a quienes piden asilo pero que "acojan siempre y acojan con amor".

El rezo del ángelus ha tenido lugar tras la celebración de la misa con la que Francisco ha inaugurado la reunión de la Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que durante las próximas tres semanas reflexionará sobre la vocación de la familia dentro de la Iglesia y en la sociedad.

Según ha explicado el Papa, la misión de la actualización y profundización de la doctrina de la Iglesia sobre la familia es conseguir que "el diseño original del creador sobre el hombre y la mujer pueda actuar y operar en toda su belleza y su fuerza en el mundo de hoy".

"Tendremos la mirada fija en Jesús para averiguar, sobre la base de su enseñanza de verdad y de misericordia, los caminos más oportunos para desempeño adecuado de la Iglesia con las familias y para las familias", ha asegurado.

El Pontífice, quien presidirá las reuniones de los prelados, laicos y religiosos que participarán en las reuniones del Sínodo de las Familias, ha delineado los rasgos del amor conyugal como un amor que "despierta el deseo de suscitar a los hijos, amarles, acogerles, elevarlos, educarlos".

"El hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer y los dos se convierten en una sola carne --ha indicado el Papa, parafraseando las palabras del libro del Génesis--. Esto es una sola vida, una sola existencia, y , en tal unidad los cónyuges transmiten la vida a nuevos seres humanos, se transforman en padres, participan de la potencia creadora del mismo Dios".

Aún así, ha subrayado que "se participa en su obra (de Dios) cuando se ama con él y como él" y ha hecho hincapié en el sacramento del matrimonio como aquel en el que el Espíritu Santo da el amor que "se alimenta mediante la alegría y el dolor, los momentos serenos y difíciles".

Tras el rezo del Ángelus, el Papa ha tenido un recuerdo para los 18 españoles mártires cistercienses durante la Guerra Civil Española beatificados este sábado en Santander: "Pidamos por su intercesión para liberar al mundo del flagelo de la guerra", ha solicitado a los fieles.

Asimismo, ha pedido oraciones por las víctimas del derrumbe que ha dejado varias decenas de muertos en Guatemala, así como a quienes han sufrido las consecuencias de las inundaciones en Francia. Para todos ellos ha pedido "cercanía" y "solidaridad concreta".
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Papa Francisco advierte: "La verdad no cambia según las modas"